inicio
Paco March - 06/04/2016

Sus graciosas señorías son muy dados a utilizar expresiones taurinas en sus intervenciones parlamentarias, no en  vano aquellas forman parte del lenguaje cotidiano, enriqueciéndolo. De entre ellas, el brindis al sol, es la más recurrente y les sirve lo mismo para un barrido que para un fregado, consecuencia directa del desconocimiento de su auténtico significado, fruto de su reconocido desapego con la Tauromaquia.

Dividida la plaza en sombra y sol, pudientes y no tanto, a la solanera acudían históricamente- ahora, la crisis económica generalizada ya no hace distingos- las clases populares, pañuelo blanco atado en cuatro puntas sobre la cabeza, bota vino y dispuestos a agradecer que el torero les tuviera en cuenta, ya fuera en el brindis como al torear- por conveniencia en la lidia o en busca del aplauso generoso- en terrenos próximos a sus tendidos. Ya digo que los tiempos han cambiado y ese distingo se ha diluido pero no por ello pierde sentido. Resumiendo, brindar al sol equivale a demagogia. O casi.

Pero, decíamos, como sus señorías ni saben ni les importa, son dados a utilizar el brindis al sol como sinónimo de aquello que se queda en agua de borrajas, postureo (palabra tan de moda, tan fea) sin más.

Ocurre que ahora, con el Gobierno en funciones y el Congreso en el limbo legislativo, el grupo de ERC ha llevado al mismo una Proposición de Ley  para derogar la consideración aprobada en su día de la Tauromaquia como Patrimonio Cultural, que se suma a otras que otros grupos y sobre otros ámbitos (LOMCE, Ley Mordaza…) han registrado en estos últimos días, a sabiendas que ni el propio Reglamento de la Cámara ni los tiempos legislativos permitirán otra cosa que la toma en consideración o discusión en Comisiones o en Pleno, e incluso votación (acaba de ocurrir con la Ley Wert), pero sin que se pueda aplicar el resultado.

Según todo ello ¿es la propuesta de Esquerra un brindis al sol o puede tener consecuencias más o menos inmediatas?. Sí…y sí, me temo.

El primer sí se explica en lo anteriormente explicado. El segundo llega desde la reflexión personal.

El propio texto de la Proposición de Ley (cuyo documento , publicado en el Boletín Oficial de las Cortes Generales de 1 de abril se adjunta) deja clara tanto la intención como la trascendencia.

La Mesa de la Cámara da el primer paso, admitiéndolo a trámite, cosa que si  el escenario fuera el de una legislatura normal supondría su inclusión en el orden del día de un Pleno próximo y posterior votación, algo que , dada la actual composición del arco parlamentario, llevaría a su aprobación aunque difícilmente pasaría el trámite del Senado, con otras mayorías.

Pero, no nos engañemos, la lectura del texto legislativo, que parte de una de una exposición de motivos que no es más que un sonrojante corta y pega  de la habitual retahíla de mentiras, cinismo y demagogia de los grupos que la inspiran – ADDA, ANDA, AnimaNaturalis. EQUO…- , deja meridianamente claro que su cruzada la van a llevar hasta el final y cuentan con apoyo político, mediático y económico poderoso para ello.

Pese a que, como decía, la exposición de motivos es un dejàvu, no deja de sorprender/indignar el argumentario(sic), en el que se detalla minuciosamente el proceso de "tortura" al toro,  con delectación "tarantiniana" y en la que se califica al torero como matarife , para deducir (cito textualmente): " la cínica ironía de  en época de recortes en  todos los ámbitos de la cultura, destinar dinero a este supuesto e impuesto arte, en detrimento de todos los demás".

Los ocho artículos (el 1º de ellos –Concepto-  ya marca la pauta al calificar las corridas de toros como "espectáculos violentos donde se lleva a cabo la tortura de animales con instrumentos de acero cortantes hasta su sangrante muerte, con la única finalidad de servir de diversión a los espectadores")concluyen en la Disposición derogatoria de la Ley 18/2013  que regula la Tauromaquia como Patrimonio Cultural.

Esos son los parámetros.

Sí, tal vez, parece, lo de ahora se va a quedar en eso, en un brindis al sol. Pero, no nos engañemos ni sigamos instalados en la inacción. Si no es ahora, será en lo inmediato. Con pactos o sin pactos y nuevas elecciones.

Cabe aducir  que la Tauromaquia ha llegado hasta aquí salvando vicisitudes similares y que ahora no va a ser menos.

Sería engañarse.

 

PROPOSICIÓN DE LEY DEROGACIÓN DE LA TAURIMOAQUIA COMO PATRIMONIO CULTURAL

 

 

  Votar:  
Resultado: 4,3 puntos4,3 puntos4,3 puntos4,3 puntos4,3 puntos   11 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.