inicio
04/03/2017

El matador, cuyo nombre encabezó el primer cartel de la primera feria, y el ganadero han sido nombres habituales en la feria oliventina, contribuyendo con sus aportaciones al engrandecimiento de la misma

Olivenza, 4 de marzo de 2017. El matador Emilio Muñoz y el ganadero Fernando Domecq fueron ayer homenajeados en el marco de la XXVII Feria del Toro de Olivenza por su contribución al crecimiento de este evento ya desde sus comienzos, formando parte el torero del primer cartel de la primera edición y de posteriores y siendo habitual la presencia de las reses del segundo.

En un acto presentado por el periodista taurino Carlos Ruiz Villasuso, el alcalde de Olivenza, Manuel J. González Andrade, hizo entrega de dos piezas taurinas con las que la ciudad mostró su agradecimiento a estos dos grandes nombres de la tauromaquia que Ruiz definió como «dos de esos toreros y ganaderos con duende».

Emilio Muñoz, matador y actualmente comentarista en un canal taurino, fue el primer torero en salir al ruedo en la primera edición de la hoy reconocida internacionalmente Feria del Toro de Olivenza, así como posteriormente en numerosas ocasiones. El torero compartió aquel cartel de 1991 para toros de Mari Carmen Camacho con El Litri y Jesulín de Ubrique.

Durante el acto celebrado ayer, Muñoz recordó agradecido aquella tarde «también nublada y con algo de lluvia» que asegura atesorar con mucho cariño y en la que «no hubo la entrada que hoy hay en Olivenza pero que fue importante para lo que después ha venido».

Muñoz mostró su agradecimiento por un reconocimiento que es especial por tratarse de esta ciudad y reconoció la labor de los empresarios José Cutiño y Joaquín Domínguez, siempre con el respaldo del Ayuntamiento de Olivenza y la Junta de Extremadura, para lograr «que hoy Olivenza sea lo que es».

Fernando Domecq, quien inició su andadura como ganadero de reses de lidia de la mano de su padre, Juan Pedro Domecq, mostró su gran satisfacción por un reconocimiento otorgado en una ciudad «cuya plaza es casi mía de tanto como he venido».

El ganadero, que entre 1975 y 1981 se hizo cargo del hierro de su padre, tomó las riendas de la ganadería de Jandilla en 1982, llevándola a cotas de triunfos por su bravura muy importantes, siendo requerido por otros ganaderos para nuevas ganaderías o para refrescar otras.

En 1988 compra el hierro de Zalduendo formando así una nueva ganadería, cuyo hierro y nombre vendería en el año 2014. Numerosos ganaderos iniciaron su andadura adquiriendo animales del Fernando Domecq y hoy, Zalduendo, es base de muchas ganaderías de encaste Domecq.

Domecq incidió durante el acto en el hecho de que la evolución de la feria oliventina ha conseguido que desde hace años, y aunque existan festejos previos, «las fiestas de los toros comienzan en Olivenza y desde aquí hay un devenir hacia el futuro».

Ambos homenajeados manifestaron en sus intervenciones una admiración mutua, admiración que también demostró un aficionado francés, Claudio San Nicolás, que solicitó intervenir al término del acto para dejar constancia de la enorme admiración en Francia por el torero homenajeado.

Prensa: Ayuntamiento de Olivenza

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   1 Voto

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.