inicio
Redacción - 25/01/2016

Ante la decisión tomada y aceptada por nuestro Ayuntamiento de prohibir espectáculos con intervención de animales, y aunque sabiamente, no concierne la prohibición a los espectáculos taurios, y decimos “sabiamente”, porque saben que incurrirían en un delito de prevaricación; puesto que en nuestra Constitución obliga a las administraciones, no solamente a velar por las manifestaciones culturales y  tradicionales del pueblo, si no, protegerlas y fomentarlas. Y como bien saben Vds., la Tauromaquia está reconocida por el Parlamento y apoyado por la UNESCO, patrimonio cultural.

Sospechamos que todo obedece a la falta de lealtad en  lo prometido a sus votantes que  como recurso tiende a  establecer cortinas de humo que oculten lo evidentemente necesario y prioritario.

Tengan en cuenta estos movimientos “Animalistas”, al parecer portadores de un esnobismo extranjerizante, que gracias a la cultura Española, se le ha dado una razón de ser y vivir a uno de los animales más  singulares y bellos de la naturaleza, el toro bravo. Y no solamente se ha creado en su entorno un arriesgado, emocionante y bello arte, si no lo más importante, y consecuente con seductoras promesas electoralistas, la creación de millares de puestos de trabajo y modo de vida para multitud de familias españolas, además de los beneficios ecológicos que aporta.

Por esto rogamos, dejen en paz al toro bravo, no vayamos a llevarlo a situación del lince, que por el contrario, cuesta cifras millonarias a las arcas públicas, para evitar la desaparición de la raza.    

 

Firmado: Antonio Sanz      

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   2 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.