MÉXICO

Pizarro expresa su sentimiento en San Mateo

En víspera de su despedida de La México donde hará el paseíllo el próximo domingo
miércoles, 09 de enero de 2019 20:20
miércoles, 09 de enero de 2019 20:20

En la localidad de Valle de Guadalupe, Jalisco, en el rancho El Cuadrado, se ubica la legendaria ganadería de San Mateo, propiedad de Don Ignacio García Villaseñor, quien junto a su hijo Marcos, abrieron las puertas de su casa ganadera al matadores de toros Federico Pizarro y Joselito Adame para realizar labores de campo bravo.

Un día emotivo y especial para Pizarro en la antesala camino a su despedida en La Monumental Plaza de toros México, este domingo 13 de enero de 2019, compartiendo el cartel con Fermín Rivera y Gerardo Adame ante ejemplares, precisamente de San Mateo.

Se tentaron 7 vacas con diferentes matices en donde la bravura fue el común denominador, algunas exigentes y otras con calidad que permitieron a Pizarro y Adame, realizar su profesión con sello propio y con su forma especial de realizar el toreo, los matadores estuvieron acompañados por los novilleros Mirafuentes de Anda y Alejandro Adame.

Durante la jornada de campo bravo, pudimos conversar con el ganadero Don Ignacio García Villaseñor, quien nos hablo sobre los orígenes de este importante hierro como lo es San Mateo, madre de muchas ganaderías mexicanas y que a lo largo de tiempo sigue conservando su esencia, también nos hablo sobre su punto de vista de la fiesta brava actual, el toro de hoy en día y las preferencias de los toreros y figuras y a la postre sobre la corrida muy bien presentada para este domingo en la Monumental Plaza México, en la que espera pueda darle los ingredientes necesarios para que puedan triunfar los toreros y sobre todo Federico Pizarro en este día tan especial.

También conversamos con Federico Pizarro quien con emoción y al mismo tiempo con nostalgia nos hablo sobre sus orígenes como torero, su trayectoria como novillero en la que vivió y fue parte de una importante etapa sobre todo en la Plaza México, así como algunas tardes que ya son parte de la historia como aquel día que le corto un rabo a un toro de Xajay en el coso de Insurgentes, un 25 de marzo de 1995, en una corrida memorable en la que el maestro Miguel Espinosa “Armillita” ya había cortado un rabo también. Al final Pizarro aprovecho nuestro espacio para agradecer a toda esa gente que ha estado y lo ha apoyado durante todo este tiempo y de la misma manera nos compartió sus sensaciones sobre el honor que significa torear un encierro de San Mateo en el día en el que se cortará la coleta. (Emilio Méndez/Ramón Ávila “Yiyo”)

 


Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios