PERÚ

Plaza de toros de Huamachuco: 50 años de monumental historia taurina

La ciudad de Huamachuco se alista para vivir en grande la celebración por los 50 años de su plaza de toros Monumental . Motivo suficiente para revivirla de la pluma del taurino y acucioso investigador Martín Palacios que nos llevará mucho más atrás en el tiempo de su génesis taurina.
jueves, 08 de agosto de 2019 20:43
jueves, 08 de agosto de 2019 20:43

Hace 50 años, exactamente el 17 de agosto de 1,968 y como parte de la Feria Patronal en a la SANTISIMA VIRGEN DE LA ALTA GRACIA se inauguró con gran cartel nacional el “COSO TAURINO DE HUAMACHUCO” o también denominado “LA MONUMENTAL PLAZA DE TOROS DE HUAMACHUCO”, se vistieron de luces en esa especial ocasión los matadores de toros profesionales PACO CÉSPEDES, JUAN URQUIZO y MANOLO RODRIQUEZ, todos peruanos y yá con un amplio recorrido en diversos ruedos del país y el extranjero.

Ante una afición ávida de ver el Coso taurino en todo su esplendor  y con un lleno de bandera se dio por inaugurado  y se bendijo la “MONUMENTAL PLAZA” con la presencia de autoridades civiles, religiosas y público en general, ahí asentado en las faldas del histórico cerro Sazón continuaba la historia de un Huamachuco taurino desde hacía siglos.

Siendo las 3.30 p.m. tocan trompetas, el coso luce vestido de gala, con banderines alegóricos en cada poste y con la banda de músicos interpretando magníficos pasodobles, sale el primero de los tres que conformaban la corrida de ese día, debo recordar aquí que hasta hace aproximadamente unos 20 años las corridas se hacían solo con tres toros de muerte, es desde épocas no muy lejana que se acostumbran a torear según la costumbre ibérica y mexicana seis toros. 

El ganado lidiado esa tarde y ya con el permiso del señor juez de plaza e inspector de espectáculos procedía de “LA HUACA” de Don LUIS GONZALEZ de ORBEGOZO ALVARADO, y “YANASARA” del Extmo. Sr. Don FRANCISCO PIILLOS MONTOYA.

De una fotografía de archivo se desprende que el gran triunfador en la feria fue Paco Céspedes quien cortó dos orejas, dio vuelta al ruedo y salió en hombros por la puerta grande, siendo esa tarde inaugural la primera vez que se habría para gloria del triunfador.

UN POCO DE HISTORIA:
LA PLAZA: Con una capacidad inicial de albergar a 2,000 aficionados cómodamente sentados en tendidos de sol y sombra en ese entonces y  que luego en sucesivas ampliaciones a través del tiempo el aforo fue creciendo a 3,000 y ahora 3,500 aficionados, se yergue majestuosa la Plaza en las faldas del cerro Sazón, construido de material mixto, tapial de adobe  revestido de material noble cemento y calicanto, cuenta con callejón y chiqueros o toriles apropiados para desarrollar ferias en las mejores condiciones posibles.

ANTECEDENTES TAURINOS: Aunque estos se pierden en la historia, hemos podido recopilar datos de publicaciones antiguas en las que se cuenta que  en épocas de la colonia, en 1551  Baltazar Melgarejo (de 19 años)  lleva ganado  vacuno  hacia las zonas de influencia de Huamachuco, Cajamarca, y con  ayuda de Doña Florencia de Mora inician la primeras vacadas en las haciendas de esta noble dama huamachuquina. Recordemos que el ganado vacuno había llegado procedente de España  en 1535 por iniciativa de Juan de San Pedro y Antonio Lozano y ya se estaba poblando de vacadas diferentes ciudades en México, Colombia Ecuador y Perú.

Habiendo yá ganado vacuno, de tipo cunero o de media casta no tardaron en iniciar las prácticas taurinas al estilo antiguo con garrocha y lanza  y en las fechas de fiesta se improvisaba un ruedo o unas  barreras de troncos y madera  en la Plaza principal del pueblo o en “La Pampa”. 

Posteriormente y ya en el siglo XIX  se seguían brindando corridas en las fechas jubilares o en fiestas patronales, es así que a mediados del siglo pasado aparecen una familia de “toreros” procedente de Angasmarca y Cachicadán, apellidados  “VILCHEZ” y que recorrían pueblo por pueblo del norte peruano, incluyendo por supuesto Huamachuco, desde ese entonces y por un tiempo cuando llegaban los toreros fuere quien fuere se decía: - ¡Han llegado los “Vílchez!”-, eso persistió hasta los años 70s.
Se toreaba en esas décadas ganado procedente de ganaderías de media casta de Chunchuquilca, Hualylillas, La Sucha, Yanasara, La Succha, Sayan, Pampa “La Viña”, Chuquizongo, Salamanca, etc. entre las más recordadas.

LOS GESTORES: Indudablemente los sacerdotes franciscanos afincados en Huamachuco  y sus Diócesis y Prelaturas en toda la zona influyeron con su afición taurina en autoridades y mandatarios para hacer crecer y perdurar en el tiempo, así siendo alcalde el Ing. LUIS BLONDET PINILLOS, sobrino del ganadero y hacendado Francisco Pinillos Montoya y con asesoramiento de los aficionados Guillermo Rebaza Tamayo y Víctor Galarreta Armas comienzan a construir en 1963  la Monumental Plaza de Toros de Huamachuco, pasando por diversos periodos y alcaldes  se inaugura el 17 de agosto de 1,968 con gran algarabía y para beneplácito de la distinguida afición humachuquina.

Por Martin Palacios

Galería de fotos

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Otras Noticias