inicio
El limeño indultó anoche un pupilo de Santa Rosa de Lima y fue casi empitonado
Magaly Zapata - 11/09/2015

Estoy contento pero no satisfecho. Así empieza sus declaraciones el diestro Alfonso de Lima al ser contactado para que nos cuente primero de su saluda, porque anoche llevó un tremendo volteretón en Canta cuando toreaba al 7º de Santa Rosa de Lima que fue indultado.

 

“Estoy cama, tuve que venir a la clínica porque me dolía todo, sobretodo la espalda”. Al saberlo, le pregunto si fue herido: “No, no, fue un varetazo fuerte, tengo una pelota en la pierna, como una cornadita seca pero que según la ecografía solo es sangre acumulada, no se ven fibras musculares rotas. Y en la espalda, por girar en el pitón y yo intentar acomodarme para caer parado tengo una contractura que va desde la zona lumbar hasta casi el cuello. Nada que me impida estar entrenando otra vez la próxima semana”. 

La tarde-noche de Canta  y el indulto

Un triunfo con indulto no es fácil conseguir, razón suficiente para que nos cuente cómo se encuentra, más allá de los dolores, por lo ocurrido anoche en Canta: “Estoy contento pero no del todo satisfecho, hay cosas por mejorar y otras por descubrir, pero creo que en otras condiciones hubiera podido torear mejor al toro por el pitón izquierdo, la falta de luz fue un condicionante para ello. Había que templarlo mucho y sin luz es muy difícil. Creo que fue un buen toro con sus teclas, lo más complicado fue que era mirón y hubo que aguantarlo mucho y tragar para que rompiera. Por el pitón derecho hubo momentos muy bonitos y contundentes. De la tarde me quedo con esos oles y la salida a hombros hasta la calle con la gente alrededor....casi como lo vemos en el plus!!! Jajajaja”. 

Una tarde que terminó en triunfo grande pero que tuvo momentos que tuvieron torería, como en el primero, le digo: “Creo que con el primero se vio algo más de lo que estoy buscando en mi toreo y si se echa con el espadazo creo que podría haber sido una oreja más”. Cierto es que hubo petición de la segunda y el palco fue en extremo riguroso. 

Siete toros con la noche en el ruedo y sin luz, ni un solo reflector que alumbrara la arena, no son condiciones para aceptar, sin embargo, ahí estuviste con tremenda entrega: “Yo era el que menos opciones había tenido por el juego de mis toros y según lo acordado, la comisión canteña me ofreció torear el último toro. Si bien en un inicio dije que no porque la noche iba a caer mientras se lidiaba el toro, había que tirar la moneda y ver como caía, había que tirar palante para salir triunfador....cambie mi decisión y toreé el ultimo de noche. La voltereta vino por querer seguir toreando y haciendo disfrutar a la gente. Ya la noche era muy oscura y debí cambiar la espada antes de eso. Pero bueno, había que apostar y pasó lo que pasó. Gracias a Dios no fue nada, porque la cogida fue muy fuerte, he tenido suerte de que no me parta la pierna en dos; de ahí mi obsesión de estar delgado y fuerte, preparado. Ayer tuve que ir a la clínica porque me dolía mucho la espalda. Hoy mismo empiezo terapia para seguir entrenando la próxima semana que todavía hay que dar mucha guerra en lo que queda de la temporada”. 

Guerra no declarada

Hablando de guerra, no sé si es idea mía, pero en el ruedo no se hablaban Cubas y Alfonso de Lima.  Luego me dijeron que no, que son amigos y en el callejón sí que conversaban. 

Sin embargo, parece que es una guerra no declarada, según lo que me dice Alfonso: “toreo 4 tardes con Cubas este final de temporada: ayer, dos en Cajabamba y una en Huari, va 1-0 (rie) y pienso arrear muchísimo para ganarlo por goleada. No es fácil alternar con él porque Juan es un torerazo y juega sus cartas....pero cuando las cosas se hacen con verdad como ayer, las cosas salen a favor siempre”.

El padre y el hijo

Le comento si sabía que había indultado al padre y al hijo, de la misma ganadería… “Justo he hablado con Joaquín (hijo del ganadero Alfredo Galdós) nada más levantarme y me ha contado que he indultado al padre también. Fue un novillo (en ese entonces) zardo, de Santa Rosa de Lima, el 5 de octubre de 2008 en Huaros, donde previo a mi alternativa me encerré con 4 de esa casa y corte 3 orejas y un rabo. Qué bonito, ¿no? Ser parte de una ganadería sin tener nada que ver con ella, solo la amistad que tengo con Joaquín, su padre y sus hermanos, es un privilegio que solo te da el ser torero. Ser colaborador de que esta especie tan bonita y pura persista con tu ayuda, es un privilegio total, y más bonito aun ahora que sé que he indultado al padre y al hijo ¡ni soñado!".

Próximos compromisos

La temporada aún no termina y le esperan aún varias tardes que cumplir: “El 30 de setiembre y el 1 de octubre estaré en San Miguel, el 7 y 8 en Cajabamba, el 12 en Huari, el 23 y 24 en Viraco, estamos pendientes de Ticapampa que he hablado con mi apoderado Dennis Castillo y le he dicho que QUIERO ir a esa feria; tengo buenos recuerdos, me he llevado dos trofeos en las dos únicas tardes que he toreado y la verdad me encantaría volver este año. Si todo sale bien estaría cerrando la temporada el 24 de octubre en Viraco con 22 corridas”.

 

 

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.