inicio
Germán D Jesús Cerrada - 09/02/2015
Redacción
Redacción

La Asociación Taurina de Mérida, responde al Defensor del Pueblo, Abogado Tarek William Saab, ante sus pretensiones de prohibir en Venezuela las corridas de toros, mediante proyecto de ley, a continuación el documento enviado por los taurinos merideños al Defensor del Pueblo.
 
Señala en su carta, entre otros hechos y conceptos, que “las corridas de toros se celebran ininterrumpidamente en la ciudad de Mérida desde el año 1797, y oficialmente forman parte de su Patrimonio Histórico y Cultural, habiéndose declarado como un bien inmaterial patrimonio de la humanidad”. 
 
Al tiempo que le recuerdan que “las corridas de toros es una actividad licita reconocida y alentada por el estado venezolano, tal y como lo indicó la Procuraduría General de La Republica en opinión emitida el 08 de septiembre de 2011 y consta en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela No 39130 del 03 de marzo de 2009, mediante la cual el Ministerio del Poder Popular para el Turismo declaró a las corridas de toros en general, y a la Feria del Sol de la ciudad de Mérida, en particular, como una actividad de interés turístico”.
Concluyen pidiendo al Defensor del Pueblo que “disponga las medidas conducentes para el cese definitivo de todas las actuaciones contrarias a Derecho que emanaron de la Defensoría del Pueblo contra las corridas de toros , y se nos garantice efectivamente a los ciudadanos que queremos asistir y participar de ellas, el derecho que nos asiste”.
 
Texto completo
"Carta de la Asociación Taurina de Mérida al Defensor del Pueblo"
Ciudadano
Abogado Tarek William Saab. Defensor del Pueblo de la República Bolivariana de Venezuela
Su Despacho.-
La Asociación Taurina de Mérida -por nuestro intermedio- en nombre propio y en defensa de los intereses difusos y colectivos de las organizaciones turísticas y taurinas merideñas, y del pueblo de Mérida en general, el cual concurre masivamente a las corridas de toros y tienen en ellas, también, en forma directa o indirecta, una forma, honesta y laboriosa, de ingresos económicas para su sustento y al de su familia, acude ante Usted muy respetuosamente para expresar:
 
I.- LOS HECHOS
PRIMERO: Las corridas de toros se celebran ininterrumpidamente en la ciudad de Mérida desde el año 1797, y oficialmente forman parte de su Patrimonio Histórico y Cultural, habiéndose declarado como un bien inmaterial patrimonio de la humanidad.
SEGUNDO: La Feria Taurina de Mérida constituye, sin duda, el evento turístico de mayor importancia de la ciudad, y a ella concurren sinnúmero de visitantes provenientes del extranjero y de todas partes del país, quienes generan importantes recursos económicos hasta el punto que, serios estudios científicos realizados concluyen, que la ciudad prácticamente vive 04 meses de las ganancias que producen, en todos los niveles de la población.
TERCERO: Las corridas de toros es una actividad licita reconocida y alentada por el estado venezolano, tal y como lo indicó la Procuraduría General de La Republica en opinión emitida el 08 de septiembre de 2011 y consta en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela No 39130 del 03 de marzo de 2009, mediante la cual el Ministerio del Poder Popular para el Turismo declaró a las corridas de toros en general, y a la Feria del Sol de la ciudad de Mérida, en particular, como una actividad de interés turístico. En este sentido creemos oportuno permitirnos recordarle, con el debido respeto y acatamiento a su autoridad, que, conforme a lo dispuesto en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el Turismo es uno de los fines fundamentales del estado venezolano, y las actividades turísticas, son de interés nacional, prioritarias para el país (Artículo 310 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela).
CUARTO: Con base, a lo expuesto en el ordinal anterior, el pasado año, el Consejo Legislativo del estado Carabobo, a propuesta del Sr. Gobernador de ese estado FRANCISCO AMELIACH, aprobó la Ley de Turismo del estado Carabobo, en cuyo texto se reconocen a las corridas de toros, los toros coleados y las peleas de gallos como parte del Patrimonio Histórico y cultural del estado Carabobo y como actividades de interés turístico que el estado Carabobo debe proteger y desarrollar. Esta Ley fue publicada en la Gaceta Oficial del estado Carabobo No 4616 del 16 de agosto de 2013. Actualmente, en el estado Mérida se ha presentado una propuesta similar.
QUINTO: La regulación de las corridas de toros es competencia, como todo espectáculo público, del Poder Público Municipal.- Se materializa mediante Ordenanzas que cada Concejo Municipal, dicte al efecto, respetando los canones y aspectos técnicos del toreo, y en atención de las particularidades y costumbres de cada lugar.- En la ciudad de Mérida del 19 de enero de 2015.
SEXTO: La Defensoría del Pueblo de Mérida , a instancias de la Ciudadana Ex Defensora del Pueblo de la República Bolivariana de Venezuela, quien, presuntamente obró por recomendación de una ciudadana argentina residenciada en el estado Nueva Esparta, pretendió, en forma inexplicable y abiertamente inconstitucional e ilegal, tratar de interferir en la labor legislativa en materia de corridas de toros de los Concejos Municipales del país, haciendo propuestas fuera del contexto de las costumbres locales, desconociendo el carácter participativo que tiene el pueblo a la formación de los Actos Legislativos sin referirse ni intervenir en ninguna parte del país, a la práctica de los toros coleados ni las peleas de gallos, en razón de que su asesora extranjera -quien es una agente pagada por los transnacionales fabricantes de vinos, y de alimentos para mascotas-, solo dirige sus ataque contra las corridas de toros, para tratar de hacer desaparecer el toro de lidia, y ocupar sus financistas, para inconfesables fines comerciales, las grandes extensiones de terrenos donde, libremente y a sus anchas , se cría, y las cuales tienen un altísimo valor económico.- De esta forma, se aupó y promovió un incalificable crimen, al atentar contra el equilibrio ecológico y la seguridad ambiental del país -que son fines de la República Bolivariana de Venezuela, conforme a lo dispuesto en el Preámbulo y en el Artículo 127 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela-, puesto que en el 85% de las fincas venezolanas donde pasta con todos los cuidados y esmero, el toro de lidia han sido declaradas oficialmente zonas de protección ambiental.- Del mismo modo, con las insostenibles y alegres afirmaciones, en aquel momento, de la Defensoría del Pueblo, se desconocieron la seriedad y profundidad de estudios científicos como el realizado por la Universidad Complutense de Madrid que concluyó que el toro de lidia, como animal salvaje que es, genera, ante el estrés, como mecanismo de defensa, BETAENDORFINAS, que lo hace insensible al dolor, por la Defensoría del Menor de la Comunidad Autónoma de Madrid, España titulado “Posibles repercusiones de daños sicológicos en niños y adolescentes que asisten a la corrida de toros”, cuyos resultados son concordantes con los obtenidos por uno similar realizado por la Escuela de Criminología de la Universidad de Los Andes, y los cuales son radicalmente opuestas a las alegres propuestas de la Defensoría del Pueblo, en aquella oportunidad, las cuales también fueron violatorias del contenido de la sentencia definitivamente firme emitida el 28 de enero de 2010 por el Tribunal de Protección del Niño y del Adolescente de Mérida, Sala de Juicio Nº 1, en claro desconocimiento de nuestro estado de Derecho.
II.- PARTE PETITORIA:
Vistos los hechos indicados supra, nos permitimos solicitarle, muy respetuosamente, disponga las medidas conducentes para el cese definitivo, por parte de la Defensoría del Pueblo a su eficiente cargo, de todas las actuaciones contrarias a Derecho que, en el pasado, emanaron de la Defensoría del Pueblo - sin éxito alguno, por cierto.- contra las corridas de toros , y se nos garantice efectivamente a los ciudadanos que queremos asistir y participar de ellas, el derecho que nos asiste, conforme a lo dispuesto en el artículo 20 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, producto del libre albedrío y ser la libertad individual un fin inherente a la propia existencia de la República Bolivariana de Venezuela, tal y como lo precisa el Preámbulo de su Constitución Política, ya aludida.
Sin otro particular al cual hacer referencia, quedan de Usted muy atentamente,
POR LA ASOCIACION TAURINA DE MERIDA (ASOTAUME)
José Eladio Quintero M.
Presidente
Alvaro Sandia B.
Sec. General
 Frank Castillo S.
 Vice-Presidente
Relac. Inter Institucionales

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   1 Voto

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.