inicio
Redacción - 17/10/2016

Las inclemencias meteorológicas hicieron que el festejo de la Hispanidad del pasado miércoles en Las Ventas debiera trasladarse a la tarde de este domingo, en la que se mantenía el mismo cartel y la misma ganadería. A las cinco y media en punto hicieron el paseíllo Fernando Robleño, Arturo Macías y Alberto Aguilar en el primer escenario taurómaco del mundo.

Como materia prima ganadera, un serio encierro Palha, procedencia Baltasar Ibán. Arturo Macías regreso a Madrid después de seis años y lo ha hecho dejando buenas sensaciones, después de una tarde llena de entrega, firmeza y madurez y sobre todo por los templados muletazos por la mano izquierda que calaron por momentos a la afición. También cuajó Alberto Aguilar a buen cierra plaza de Palha, una faena templada y de mucho mérito que termino en una vuelta al ruedo y por su parte Fernando Robleño a base de oficio y actitud después de una peligrosa portagayola de la que salió herido, termino de forma decorosa la tarde dando una vuelta de mérito.

504 kilos pesaba el segundo de la tarde, con presencia pero sin estridencias, nacido en noviembre de 2011, al que el torero de Aguascalientes Arturo Macías recibió por verónicas, pero le buscaba la taleguilla por el pitón derecho. Se frenaba de salida, ponía en aprietos al torero y mostraba un tranco complicado inicial. Citándolo de frente Alberto Aguilar quitó con pulcritud. Cuando se arrancaba el toro lo hacía por abajo, si bien es cierto que sin clase y sin entrega, pero tomando la revolera por abajo. Brindó Macías al empresario Juan Pablo Corona, que se encontraba en un burladero del callejón. No le propinó violencia Macías en su faena para evitar que se tornara en brusca su condición iniciando doblándose inteligentemente con su oponente. Asentó las zapatillas por el derecho, a pesar de que tenía el defecto de venirse por dentro, pasándoselo muy cerca el mexicano. Transmitió con la gran calidad del de Palha Macías, que le dio espacios entre muletazos y muletazos toreando largo y despacio por naturales para conectar con el respetable. En ese terreno corto, firme siempre el torero, le buscó por abajo el desliz del toro a diestras. Por manoletinas finiquitó la labor, matando de estocada. Silencio para el torero y ovación para el toro en el arrastre.

"Forjador", con 502 kilos de peso, llevaba por nombre el quinto de la tarde, al que Arturo Macías le dejó una extraordinaria media verónica tras el saludo inicial. Por chicuelinas quitó el aquicalidense para colocar al toro en la jurisdicción del picador antes del segundo puyazo, metiendo las varas Juan José Esquivel. En cuanto sentía el hierro se mostraba huidizo el de Palha, por eso entró tres veces al peto. Alfredo Cervantes sólo dejó un palo, debiendo tomar el olivo y clavando un buen par en tercer lugar con un Santiago Acevedo pasándolas mal por aguantar en la lidia las pasadas en falso del toro. Brindó su labor al matador de toros Paco Ureña. Arturo inició su labor muleteril doblándose con oficio ante un ejemplar que por el derecho tuvo motor pero le hizo algunos extraños. Suavidad tuvieron dos cambios de manos por el pitón izquierdo, que no le repetía igual el toro por ese lado pero ahí quedaron algunos naturales lentos en donde pudo disfrutar el de Aguascalientes. Dejó un pinchazo hondo y tendido a la primera, matando a la siguiente. Silencio

"Saltillo II", un toro de 535 kilos nacido en diciembre de 2011, abría la tarde. Sin dudarlo ni un momento se fue Fernando Robleño a portagayola a recibir al primero de Palha, un toro que lo prendió en el mismo centro del anillo por la zona de la hombrera, reponiéndose tras el percance el torero ya sin chaquetilla. Se le dio fuerte en el caballo de Francisco Javier González ante un animal en el que se multiplicaban los problemas de un animal siempre con la cara a media altura, sin terminar de humillar. Quitó Arturo Saldívar echándose el capote a la espalda, firme el hidrocálido. Bien anduvo en la lidia Raúl Ruiz ante un animal que no lo hacía bien por el pitón izquierdo. Pudiéndole inició su faena Fernando. Fue la segunda serie la clave para imponerse de Robleño, sin perderle nunca un paso, con el toro metido en la muleta constantemente y sin achicarse el veterano. El dominio fue la clave de su trasteo, sin perder nunca la cara. Recto se colocó a la hora de entrar a matar para meter la espada un punto desprendido. Vuelta al ruedo tras petición.

Burraco, casi ensabanado, era el cuarto de la tarde, un toro que ponía la cara arriba en el capote de Fernando Robleño. Se dio un paseíto antes de entrar al caballo, sin hacer caso a los toques de los capotes ni a las llamadas de los varilargueros. Dormidito iba el toro, especialmente en los primeros muletazos de cada serie, para pegárselo con cierto desmayo en ese remate de tanda. Pero a pesar de intentar buscar la inercia en las pasadas, se negó en rotundo a embestir el de Palha. Cuando el toro vio que no era capaz de dominar al torero, se aburrió y se paró en seco, caminando de lado y estando a la caza del matador. Silencio.

Se le metió por dentro por el pitón izquierdo el tercero de la tarde a Alberto Aguilar al saludarlo con el capote. Tenía una bella estampa el animal a pesar de sus 466 kilos de peso, siendo aplaudido de salida. Al acercarlo al caballo, le puso también la amplia cornamenta en el pecho, sin querer pelear. Le esperó a Lucas Benítez en el tercer par de banderillas, lidiándolo perfectamente César del Puerto. Se arrancaba por el pitón derecho con cierto brío, pero por el izquierdo buscaba el pecho y cortaba a los de plata. Con la cara muy suelta pasaba, no terminando los viajes. Hizo un esfuerzo importante ante un animal que le quitaba la muleta de la mano, esa que iba buscando siempre el toro con los pitones. No se le movió ni siquiera a la hora de enterrar el estoque, que fue de efecto fulminante. Silencio.

"Quitasustos", con 541 kilos de peso, nacido en julio de 2011, era el último toro de la corrida y el último toro de la etapa Taurodelta en Las Ventas. Un excelente capotazo dejó Iván García, sin dejarle tocar nunca os hilos del percal, lidiándolo excelentemente. Parecía tener algún problema en la vista el animal, pero todo se solventó con la brillantez capotera de Iván García, fuertemente aplaudido por la plaza. Al cielo fue el brindis del torero madrileño, para encajarse soberanamente al natural en la primera tanda, cantada rápidamente por el tendido. Con nobleza respondió el toro en la segunda tanda también por el pitón izquierdo, toreándolo perfecto y encajándose Alberto muy despacio con el toro. Le comenzó a costar terminar el viaje al de Palha, por lo que lo intentó ahora a diestras Aguilar, descarándose con él y atornillándose en la arena capitalina. Cerca se lo pasó por ese lado, rebozándose el animal y gustándose en un torerísimo pase de pecho y un desdén que propició una tremenda ovación del tendido. Más deslucido en los últimos momentos del trasteo, mató de tremenda estocada nada fácil con un toro distraído pero tardona hasta que rodó el animal, marrando además con el descabello. Vuelta al ruedo.

FICHA. Madrid, domingo 16 de octubre de 2016. Cierre de temporada. Toros de Palha. 1° y 2°, bravos y ovacionados en el arrastre. 3º, descastado. 4º, manso y soso, pitado en el arrastre. 5º, soso. 6º, noble. Fernando Robleño, vuelta al ruedo tras petición y silencio; Arturo Macías, silencio y silencio tras aviso; y Alberto Aguilar, ovación con saludos y vuelta al ruedo tras aviso. Entrada: Un tercio.  Parte Médico.- "Herida de 10 cm. en región posterolateral tórax derecho no penetrante en cavidad. Pronóstico leve que no le impide continuar la lidia".

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.