inicio
Corta oreja a corazón caliente y cuerpo inmune
Luis Hernández.- Vídeo: Julián Herrera (www.toroestoro.com) - 23/11/2015


Ha sido la única de la sexta corrida de temporada, pero vaya manera de obtenerla. El mérito aumenta al tamaño del encierro de Jaral de Peñas y más si lo cobra ante un bravo. Alejandro Talavante se ha ganado el respeto del silencio, que comunica, en su lote, y Arturo Saldivar se transformó en el segundo saludando desde el tercio.

Oficiar es el verbo del torero. Y Diego ha entrado en ese ritual pasando de la solemnidad al ofrecimiento, esta vez, de la piel. El motor que descubrió desde el primer capotazo lo mantuvo a lo largo de la faena recreándose ante la bravura y casi dejando, a propósito, crudo, al burraco, importe de sangre española, "Mazapán."

Varias fueron las suertes reflejadas con el capote: Verónicas, Chicuelinas y Reboleras al recibo; Caleserinas en quite, tras el piquetito, nada más para hacerle sangre, del varilarguero Ricardo Morales. Y al irse a los medios para iniciar la faena con pases Por alto penetró en la catarsis del público al estrujar con un Natural.

Ese pitón izquierdo fue el camino a desbordarse llevando largo el recorrido de la bravura, pues al cambiar de lado fue empalado aparatosamente hasta caer en la arena donde el toro le tomara ferozmente presa haciendo por él. Rescatado por la cuadrilla, temiéndose lo peor, al apuntar el cuerno al pecho, ha entrado en estado de locura.

Pero por ese mismo lado derecho cobró la afrenta al sumar siete en redondo y, como quedara a merced, se ha sacado de la manga una Capetillina para eludir el gañafonazo. La pelea toro y torero, entonces, fue intensa sacudiendo angustias del sorprendido aficionado viendo a Silveti jugarse la piel.

Y pese a que el tiempo de faena se había agotado, paró el reloj y su cuerpo para "perderse" en línea al torear en alternados Cambios de Mano, cinco veces sin enmendar terreno, cuando de pronto, el toro le cobró factura echándolo por los aires, por fortuna sin consecuencias.

Las manecillas avanzaban sin detener la erupción al plantarse por estatuarias Joselillinas cambiándoles el viaje. Prendido de su arrebato señaló un pinchazo arriba, donde la efectiva entera en buen sitio le entregara en reconocimiento la oreja y, para el bravo, arrastre lento, tras quince sacudidos minutos.

Otro toro fue el cierraplaza, apludido por su seriedad, que ni el buen puyazo de Luis Miguel González lograra la humillación de embestida. Diego estuvo machacón intercalando los lados en faena sin lograr que rompiera a bueno. Pinchazo y entera fueron agradecidos con las palmas.

Esta vez el español Talavante no ha tenido tela de dónde cortar. Su serenidad y maneras finas para el pulsar capote y muleta no han tenido eco con el primero tardo y el soso deslucido. Un sólo Derechazo al abreplaza rompió el respetable silencio ofrecido por el espectador para volver a ese clima al culminar de media tendida el segundo viaje.

A ese habrá que agregarle los ocho minutos de espera al perder, ante el cuarto de la tarde, la reunión su coterráneo picador sufriendo un desmonte por la arremetida del toro al quedar inerte el caballo en la arena. El esfuerzo de sobar no ha fructificado y menos al escuchar un aviso por el uso de las espadas.

Parecía no ofrecer grandes cosas Saldivar al dársele suelta al segundo, pero al tomar los medios agregando al recibo estatuarias Chicuelinas fincó la cuesta. Y más, al quebrantar de largo Juan Carlos Paz en lucido puyazo; ahora por Gaoneras y Guadalupanas mantuvo el tenor al quitar.

Y como Diego Martínez eludiera la embestida galleando y, al Relance colocara el par en lo alto la cuesta para el matador se puso arriba; lógicamente el reconocimiento del público puesto de pie se lo brindó al banderillero al saludar desde el tercio. El toro, tras todo ese movimiento acusó las tablas.

El esfuerzo tuvo algunos tintes de emoción al torear sobre mano derecha al trazar círculos, sin embargo, aunque la estocada fue en lo alto, el haberlo realizado a paso de banderilla le ha restado limpieza, pues fue un recurso; no la suerte de buena ejecución, de ahí la negativa del juez a la petición de premio.

"Inédito" que tumbó al picador Juan Pablo González se fue así al salir en el lugar de honor. De no ser por el inicio de faena sentado en el estribo, los intentos por meterlo en redondo fueron infructuosos. Los dos viajes con el acero no pasaron de las palmas.

Habrá que imaginarse si la faena de Diego a "Mazapán" hubiera sido en la culminación de la tarde. El oficio resultaría aún más intenso.

FICHA.-Plaza México, sexta corrida de temporada. Entrada superior a los siete mil quinientos espectadores.  Clima fresco y agradable.  Ganadería.-Jaral de Peñas de encaste español e impecable presencia. Aplaudidos por su seriedad, primero y sexto y, por su juego el tercero, de arrastre lento.   Alejandro Talavante, palmas y palmas tras un aviso.  Arturo Saldivar, al tercio tras petición y palmas.  Diego Silveti,  oreja y palmas.   Incidentes: Subalternos destacados.-Juan Carlos Paz y Luis Miguel González en la pica. Y Diego Martínez en su quehacer a cuerpo limpio con las banderillas. Al inicio del festejo la Porra Libre entregó a Saldivar el premio Manolo Martínez al considerarlo triunfador de la temporada anterior.

 

FOTOGALERÍA

 

 

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.