inicio
Emilio Méndez - 26/04/2015
Emilo Méndez
Emilo Méndez

El ambiente era de fiesta grande, se trataba de la encerrona de Joselito Adame dentro de la Feria Nacional de San Marcos y en su coso Monumental que registró un lleno a reventar en tarde de agradable clima. Sin embargo, los toros no tienen palabra de honor pero ahí estaba la amplia tauromaquia de la actual primera figura del toreo nacional y así respondió a las expectativas. Fueron dos orejas las que logró cortar cuando pudieron haber sido cuatro, pero ello no refleja lo que de verdad pasó en el ruedo.

Seis faenas de distinto corte y mérito, con estructura y planteamiento, llenas de talento, oficio y técnica, incluyendo un valor sereno para resolver los “crucigramas” que le plantearon todos los astados y, para ello, Joselito iba aviado con cinco capotes de brega, una docena de muletas, dos ayudados, dos estoques y dos espadas de descabellar. Se lidiaron entonces seis astados de diversas ganaderías, que en términos generales presentaron variadas problemáticas que el torero pudo resolver con un común denominador, su enorme capacidad para buscar siempre el triunfo a base de un sitio envidiable en la cara de los toros.

Salieron por orden el de Montecristo, noble pero rajado; el de Xajay, soso y rajado; el de El Junco, otro soso; el de Begoña, bueno, con arrastre lento; el de Barralva, devuelto a los corrales por falta de trapío, saliendo en su lugar otro de El Junco, igualmente soso y el de Fernando de la Mora, falto de clase. Cabe señalar que antes de la corrida el gobierno del municipio develó una placa en honor a Joselito Adame en el patio de cuadrillas y una vez hecho el paseíllo la asociación de Cronistas e Informadores Taurinos de Aguascalientes le entregó a Joselito el trofeo como máximo triunfador de la Feria de Aguascalientes en 2014.

Así pues, el matador de toros aguascalentense JOSELITO ADAME, como único espada, en el toro que abrió plaza, de Montecristo, bregó con atingencia y cerró con media para luego quitar vistosamente por chicuelinas, una tafallera y un torero recorte. Con la muleta empezó sentado en el estribo con tres pases por alto y de pie dar un trincherazo, el desdén y el de pecho. Vinieron luego, a un toro acobardado pero con nobleza, tandas soberbias por el lado derecho y a base de sobarlo lo desengañó para terminar de cuajarle una brillante faena en la zona de tablas haciendo gala de su toreo magisterial, cerebral y poderoso por los dos pitones. Intercaló luminosos adornos como pases de trincherilla, el desdén y el cambio de mano por delante, además de un torero molinete. Mató de estocada caída recibiendo para salir al tercio.

En segundo término salió el de Xajay, soso, rajado y que se revolvía en un palmo de terreno. Lo lanceó con voluntad y le realizó un valiente quite por gaoneras en los medios. Ante las condiciones del lajeño y tras brindarle a don Alfredo Morales Shaadi, Adame le sacó meritorios derechazos pero lo cierto es que el astado no se prestó para el lucimiento, estando el torero muy por encima. Finiquitó de dos pinchazos y media estocada para tener silencio.

Como tercer astado de la encerrona salió el de El Junco, al que le endilgó dos largas cambiadas de hinojos cerrado en tablas para luego de pie bregar y tras el aparatoso tumbo al picador apodado “El Ruso”, previa romaneada para que saliera despedido de latiguillo el varilarguero, Joselito quitó de manera estupenda por chicuelinas. Con la sarga, después de brindarle a su entrañable amigo Manolo Rivera, le ejecutó a un burel que se refugió en tablas una más que meritoria faena a base de estar encima de él, sobresaliendo lo que hizo por el lado derecho. Acabó de estocada honda contraria y trasera para escuchar palmas de aliento.

El cuarto burel del festejo, procedente de Begoña, de nombre “Amor Eterno”, le sirvió a Adame para lancear con estética a pies juntos y rematar mejor y después quitar de manera sensacional por zapopinas. Cubrió el segundo tercio entre ovaciones y su quehacer muleteril lo inició en los medios con dos cambiados por la espalda, dos pases de pecho y un molinete. Vino luego el engarzado por series de derechazos largos y templados. Sonó en las alturas “Pelea de Gallos” y entonces dio una valiente tanda de naturales continuando poderosamente por derechazos en un palmo de terreno para rematar de manera comprometida con un quiquiriquí y el de pecho. Ceñidas manoletinas para cerrar el trasteo, se perfiló para entrar a matar y dejó un pinchazo y una estocada tendida, desprendida y algo trasera para hacerse de una merecida oreja y a los restos del noble astado dársele arrastre lento.

En el lugar de honor saltó al ruedo el de Barralva, mismo que fue airadamente protestado por falta de presencia y en consecuencia fue devuelto a los corrales para que en su lugar saliera el tercer reserva, de El Junco, llamado “Constancia”, al que lanceó bien Joselito con el capote y estar mejor en un acompasado quite de oro. Con la franela comenzó con una trepidante serie de derechazos de rodillas y en los medios para después largar tela sin mucho acoplamiento por ambos lados pero sin con una manifiesta voluntad, lo que al final de cuentas lo sacó flote logrando importantes momentos por el perfil derecho. En tanto por el izquierdo no tuvo tanta suerte por la falta de trasmisión del toro. Siguió valiente y torero por el lado diestro pisándole los terrenos de manera temeraria y con un desparpajo inverosímil ligó pases de ornamento sin enmendar el espacio de arena donde se prodigó Joselito. Mató de pinchazo y estocada para obtener otro apéndice entre gritos de ¡torero!

Y al que cerró el festejo, de Fernando de la Mora, lo recibió de rodillas en la zona del tercio frente a la puerta de toriles para ser arrollado y ya de pie lancear vistosa y artísticamente a pies juntos, además de quitar por valiente por navarras. Con la muleta, a un ejemplar sin clase que no ofrecía mucha garantía, Adame supo darle la lidia adecuada y de mucho mérito, estando en plan machacón hasta logras pasajes de suma importancia torera por ambos pitones. Acabó aliñando torera y oficiosamente para luego dejar una estocada trasera, siendo despedido con gran ovación y salir de la plaza en hombros por la Puerta Grande Sanmarqueña.

FICHA: AGUASCALIENTES, Aguascalientes. Cuarta corrida y quinto festejo del abono de la CLXXXVII Feria Nacional de San Marcos. Coso Monumental. Entrada: Lleno a reventar y tarde de agradable clima. Toros de diversas dehesas, de Montecristo, noble pero rajado; de Xajay, soso y rajado; de El Junco, otro soso; de Begoña, bueno, con arrastre lento; de Barralva, devuelto a los corrales por falta de trapío, saliendo en su lugar otro de El Junco, igualmente soso; y el de Fernando de la Mora, falto de clase. Joselito Adame, como único espada: Al tercio, silencio, palmas, una oreja, una oreja y gran ovación, con salida en hombros.

 

  Votar:  
Resultado: 3 puntos3 puntos3 puntos3 puntos3 puntos   2 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.