inicio
Fandiño dos orejas. Talavante una. Los demás pinchauvas. Dispar juego de los carolinos.
Jorge Arturo Díaz Reyes - 31/01/2015
Jorge Arturo Díaz Reyes
Jorge Arturo Díaz Reyes

El festival fue de élite, pero no tanto porqué hubiese reunido a figuras como El Juli, Fandiño, Talavante y Pablo Hermoso, ni porque la ganadería fuese de una familia presidencial, ni porque su causa fuese muy noble. Lo fue porque la entrada más barata costaba $124.000.00 (45 €), de ahí pa'arriba, y eso seleccionó mucho el personal, apenas unos cinco mil que casi llenan la mitad inferior del graderío habilitado. Puro VIP.

Las reses de Don Santiago Uribe, Murube-Santacoloma, entre los 385 y los 422 kilos (el cuarto) dieron juego distinto desde el mansurrón primero a los encastados tercero (vuelta) y segundo, cuarto y sexto aplaudidos, pasando por la sosería de los otros.

Pepe Manrique, divagó entre las jaleada verónicas de saludo, el desarme, la rajada del huído y el bajonazo final

El Juli, topó con uno muy colomeño, más que por cárdeno por geniudo, que le forzó a una faena peleadora y rauda en la que se difuminaron los iniciales apuntes artísticos. Medio fierrazo pasado y diez golpes de verduguillo no fueron óbice para el saludo.

Iván Fandiño, justificó las bondades del tercero. Delantales, recortes, chicuelinas, revolera, tandas de limpia caligrafía a diestra (más y siniestra), bernadinas hasta seis con achuchón incluido, para la estocada de la noche, sin puntilla y en los medios. 2 orejas a dúo, público y palco.

Alejandro Talavante, cinco verónicas y media, buenas. Cinco chicuelinas y media, buenas. Cuatro tandas cortas de pregón quitétista, buenas. Pero el animal carialto se fue a menos y a menos. Seis manoletinas decorosas recobraron audiencia, que volvió a callar tras el espadazo trasero ineficaz, el aviso y el descabello.

Sebastián Ritter, quiso. Ni el desarme inicial ni la sosería inmarcesible del quinto lo amilanaron. Quiso tanto que se alargó inmisericordemente halando los viajes amodorrados y distraídos. Tampoco ayudaban la música incongruente y el afecto paisano. Por ellos se llevó la voltereta. terminó con media estocada y saludo.

Luís Miguel Castrillón, echó cal y arena en su obra. Un quite jaleado, par tandas de plausible aseo, seguida de otras no tanto, un desarme y un aviso por pinchón.

Pablo Hermoso, sacó a Napoleón, Disparate, Dalí, Pirata. Un "Dream Team" contra el codicioso sexto. Pero él no estaba en vena. De haberlo estado forma la de San Quintín, y apenas logró mantener despierto al auditorio caballista, que aplaudió los dos pinchazos y el bajonazo contrario.

Largo esto. Con sermón, procesión, presentes entregados por notables a los toreros en el ruedo, siete bregas, intermedios publicitarios tras cada una, y la salida como emboscado, un aguacero.

FICHA DEL FESTEJO
Viernes 30 de enero de 2015. Casi lleno en la parte habilitada. Noche fresca bajo techo. Siete reses de La Carolina (Santa Coloma-Murube), de juego distinto vuelta para el 3o y aplausos para 2o, 4o y 6o aplaudidos,

Pepe Manrique, silencio.

El Juli, saludo tras aviso.

Iván Fandiño, dos orejas.

Alejandro Talavante, oreja tras aviso.

Sebastián Ritter, saludo.

Luís Miguel Castrillón, silencio

Pablo Hermoso, silencio.

 

FOTOGALERÍA
 

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.