inicio
Pasearon el anillo el ganadero Lugo y el novillero que cortó la única oreja de la tarde
Redacción (Toro es Toro) - 03/08/2015

De lujo abrió festejo Huichapan y lo ha cerrado triunfalmente en Cinco Villas. Un abreplaza de canela. Y al bravo y emotivo también se le premió con arrastre lento; la vuelta triunfal la dio el ganadero Adolfo Lugo Verduzco acompañando al novillero hispano Pablo Atienza, único en cortar oreja. 

Por el estilo de trasmisión lo fueron segundo, tercero y aun quedado el cuarto, no así el corrido en el lugar de honor.  A pleno sol, radiante, deslumbró "Potosino" por su berrenda pinta y nobleza al embestir como primero de la tarde. Xavier Gallardo lo probó con el capote y al hacerle sangre el picador David Leos se lo dejó de dulce.
 
La dedicatoria al empresario Luis Marco la estructuró a placer en el toreo en redondo, más sobre lado izquierdo eslabonando tandas que calaron de pronto en el ánimo de un público que pobló los tendidos.
 
El momento culminante surgió al engarzar cuatro naturales, el afarolado y cambio de mano, lamentablemente se engolosinó y sufrió un descontrol al entrar a matar, cobrando un bajonazo al tercer viaje a mano herida; el lento arrastre no se hizo esperar.
 
A José Zavala no le importó que quedara crudo el segundo; mentalizado entró en el desafío propuesto por la casa. Tampocó el sufrir un seco derrote estrellado en la frente. Emanaba sangre, pero la valentía le mantuvo al aprovechar el lado natural.
 
La cita fue en un palmo de terreno y sin arredrarse le ha cuajado cinco muletazos de izquerda y sin enmendar tres de Pecho, además con sentido de imaginación se sacó de la manga una capetillina estando por encima del señor toro.  Le sonaron las palmas y pese al aviso al emplear en repetidas ocasiones el acero.
 
Una tanda de locura instrumentó en los medios el español Jaime Martínez sobre lado derecho bosquejando grandes esperanzas que paulatinamente se fueron diluyendo. La faena decayó en toreo e intensidad.  Por ahí se salvó un trincherazo, vino la protesta del burel hasta silenciar el trasteo por la pesadez de la espada.
 

Del embarullo al aguante pasó Javier Castro con el que hizo cuarto, tras brindarlo a Mamá Marco. Sus primeros cuatro muletezos fueron largos y no obstante el escaso motor, la faena entró en el culmen de la emoción.  Sí, aguante a toro parado, pulsando vibradamente cada media embestida, lo mismo en Vitolina que capetillina sin encimarse. Dando aire a cada envite hasta quedar montado sobre la encornadura al no cejar en su intento.   Pinchazo, hondo y descabello decretaron la vuelta al ruedo a falta de triunfo.

En su afán de recibir de pie a Porta gayola, Gerardo Solís atacó al del honor cortándole el viaje y aire, lo que más tarde se reflejó en dejarlo quedado.  De valiente pasó a valentón en una faena de capa, banderillas y muleta caracterizada por los desplantes. El excesivo histrionismo sucumbió con los aceros hasta escuchar un aviso.  Un paréntesis oportuno fue el refrescar el terreno como para borrar el panorama.  Pues al salir "Tapatío" se recocobró el brío: primero al bregar toreramente el subalterno Fernando Guerrero para poner en suerte al cierraplaza que se adueñaba del redondel con su capa cárdena e impresionante enarboladura.

El segoviano Pablo Atienza, tras abrirlo en el recibó se recreó al rematar con una Media el quite.  Y tras brindarlo a Lucero y Grisel el largo recorrido dejaba en claro la calidad. Dos fueron las series aprovechadas entre varias en las que hubo desarmes y enganchones, pero suficientes para calar con fuerza; el trapío lo apuntaba.  Una por lado empleándose el toro, sí, toro, sobre ese grandioso círculo dorado. Pinchazo, como todos sus alternantes, y la entera en buen sitio le dieron la oreja a Atienza, pero esta cobró forma hasta que apareció la figura del ganadero que observaba el arrastre lento.  El público se desató en elogios y alfombrar de prendas al paso de Lugo Verduzco, caballero al fin que jamás quiso opacar el triunfo del novillero.

Huichapan y la sexteta fueron anunciados para repetir cartel en septiembre allá en Reynosa; ojalá siga el contagio empresarial.

 FICHA.-Novillada. Plaza de toros Cinco Villas. Lleno a reventar al soleada tarde, a ratos fresca.  Ganadería.-Huichapan. Extraordinario encierro. Tres toros y tres novillos-toros. Dos de arrastre lento.  Xavier Gallardo.-Al tercio. (por motu propio se dio la vuelta al ruedo).  Pepe Zavala.-Palmas tras un aviso.  Jaime Martínez.-Silencio.  Javier Castro.-Vuelta al ruedo con mucha fuerza.  Gerardo Solís.-Aviso. Pablo Atienza.-Oreja.

Un banquete en banderillas se dieron Angelillo González, Diego Martínez, Héctor y Fernando García. La brega de la tarde la recreó Fernando Guerrero así como el puyazo de David Leos al inicio.

 

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.