inicio
Torear y Clavar dan a Pablo Hermoso de Mendoza rabo, mientras Enrique Ponce embruja La México
Luis Hernández.- Vídeo: Julián Herrera - 22/02/2016
Ángel Bernal
Ángel Bernal

Ha sido el cuarto en esta plaza para el rejoneador navarro. Enrique Ponce corta una oreja, Fermín Rivera hace lo propio y disminuido Octavio García solamente lidia un toro. En el renglón ganadero: Dan arrastre lento al de rejones de Los Encinos y también a uno de los Herederos de Teófilo Gómez en el cerrojazo de temporada; gran entradón.

Era una auténtica tarde de toros, soleada, calurosa, a tono con el cartel para celebrar los 70 años del monumental coso y no ha fallado ni en el orden de salida de la combinación de matadores españoles y locales; la expectación creada ha obedecido al clima de expectación.

Ese toro de Los Encinos lidiado en quinto lugar ha puesto en lo alto la bravura, emotividad y trasmisión, Pablo Hermoso de Mendoza lo ha lidiado por nota: Parar, la base ante ese pronto de salida y colocarle un solo rejón de castigo para después recrearse con las banderillas al torear empleando los cuartos traseros de sus cabalgaduras. Tanto para abrir, sesgar e imponer un ritmo al Zig Zag y darse todo un lujo en sus giros de 360 grados en las llamadas Piruetas y dejar en lo alto el par A Dos Manos ante un público de pie admirando la infinita gama de suertes y como dejara el rejón de muerte en buen sitio de efecto instantáneo le entregaron las orejas y rabo. Ante el abreplaza también de Los Encinos hubo destellos como aquellas banderillas cortas rodando, es decir cabalgando en círculo y culminar con la suerte de El Teléfono. Requirió de tres viajes en la culminación entre las palmas y pitos en el arrastre.

La magia de Ponce fue tan natural como su muñeca izquierda. Resulta que se disponía a brindar el quinto de la tarde llevando la montera en la mano derecha cuando de pronto el de Teófilo Gómez arrancara y para no desperdiciar la clara embestida le ha ligado tres muletazos por bajo de explosión. Esa zurda se comprometió con Miguel Alemán Magnani en el brindis al resortear el cuerpo a compás abierto en sus Poncinas, tras haber probado por ambos lados. Eran auténticos malabares al completar el círculo en dos capítulos y rematar con el cambio de mano. El pinchazo caído desencantó el momento y aunque asestó una entera más, la emoción de las embestidas fueron reconocidas con arrastre lento. Y a los gritos de "Torero-torero" le llamaron a dar la vuelta al ruedo entre sonoras aclamaciones.

El romance Ponce-La México estaba de vuelta hasta circunstancialmente al anunciarse que "El Payo" no saldría a enfrentar al cierraplaza debido a una gastroenteritis severa. El público se mantuvo en sus asientos para ver nuevamente a Enrique que se impacientaba por torear porque el tumbo propinado a su picador dejaba echado al caballo. Las protestas lo impidieron y al quedar el escenario listo vino el concierto de la mágica mano izquierda en dos destacados argumentos: Molinete ligado al cambio de mano para llegar a la mano mandona y las Poncinas dejando una estela de temple surcado despaciosamente.

El toreo de Ponce no tiene techo: a sus 25 años de matador se yergue la figura estética, plástica y artística en un vaivén de placentero gusto ante una sensibilidad a flor de piel netamente mexicana que corea al instante lo bello hasta donde la batuta de un señorón director le lleve. La entera tardó en doblar al de Teófilo, pero jamás se perdió el diálogo con la afición, pues el recibir una oreja el triunfo se elevaba a lo máximo; ya se vería al final de la corrida.
Frente al segundo en el orden hizo labor de enfermero ante la flojedad de remos. Las constantes caídas deslucieron la faena culminada en cuatro viajes con los aceros hasta escuchar una aviso, pitándose el arrastre.

En el quite por Gaoneras al tercero, Fermín Rivera asentó los reflejos al pretender realizarlo por Fregolinas. Era el nervio, la presión y el compromiso del cartel, por eso no cejó en aprovechar la poca fuerza de "Tío Prieto", su tirón al cansino paso tuvo repercusión por derecha. Tandas de uno en uno hechas con profundidad académica alcanzaron proyección en los repletos tendidos y como culminara de una entera en buen sitio, la demanda de pañuelos blancos se impuso para concederle una oreja muy meritoria si al arrastrar al toro se escuchaban los pitos. Ese remiso séptimo en el orden descargó toda su fuerza en el tumbo propinado a Efrén Acosta al perderle la cara; a punto estuvo de que el caballo pasara sobre el cuerpo del picador sino intervienen los caballerangos. Parado a media faena el esfuerzo de Fermín se esfumó al usar las espadas.

El enrazado cuarto en el orden permitió a "El Payo" mostrarse torero sobre mano derecha en las tres primeras tandas y en dos más sobre pitón contrario y justo cuando estaba prendiendo la faena, Octavio hizo una prolongada pausa refugiándose en el burladero a causa de la gastroenteritis que trajo consigo en reciente actuación. Regresó a culminar la faena con un pinchazo hondo, escuchar palmas y retirarse a la enfermería.

Cantada estaba la salida a hombros de Hermoso de Mendoza, pero el público no se quiso quedar con sus emociones entregándose a Ponce para salir también por puerta grande pese a que solamente cortó una oreja.

 

Ficha del festejo:

Plaza México, corrida 20, última. Asistencia superior a los 40 mil espectadores. Clima.-De tarde de toros vista por cualquier ángulo. Ganaderías.-Los Encinos, dos para rejones; arrastre lento al quinto. Y seis de los Herederos de Teófilo Gómez destacando los lidiados en cuarto, sexto (arrastre lento) y octavo.
Pablo Hermoso de Mendoza.-Palmas y Orejas y rabo.
Enrique Ponce.-Aviso, Vuelta al ruedo y Oreja.
Fermín Rivera.-Oreja y Palmas.
Octavio García "El Payo".-Palmas.
Juez de plaza.-Jesús Morales, su mejor actuación, sorprendentemente acertado.

 

FOTOGALERÍA
 

  Votar:  
Resultado: 3,7 puntos3,7 puntos3,7 puntos3,7 puntos3,7 puntos   3 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.