inicio
La ganadería de Xajay se adueñó del ruedo al imponer su natural bravura en el ruedo capitalino
Luis Hernández - 07/09/2015

De principio a fin mantuvo el poder de trasmisión en seis de siete ejemplares durante la décima novillada de temporada: Dos galanes enmarcaron la corte, el abreplaza y el de regalo en gran tono de seriedad; al toro artista se le dio suelta en tercer lugar; inédito se fue el sexto y, por desgracia, el lote del festejo (segundo y quinto) cayó en manos inexpertas.
 
Ante esa veleidosa suerte, el español Gonzalo Caballero salió airoso de la contienda. Pepe Zavala ha devuelto lo alcanzado de inicio y a Ángel Espinoza "Platerito" le cayó la maldición gitana, esa que reza ¡Líbreme Dios de que me salga un toro bravo! Y esta vez le tocaron dos.
 
Esa brega al abreplaza fue una delicia: nada más para sentir al toro, Caballero ya estaba en sintonía al rematar el recibo con la Media Verónica. Y qué decir del quite, aguantando tafayeras cambiando el viaje estoicamente, tras la vara de Jorge Morales. Sereno y estatuario inició por alto la faena.
 
La firma vino al alternar Trincherillas desmayadas con los De pecho. A partir de ahí la cancina embestida se fue enredando en la muleta pulsada con la izquierda. Y tras la prueba por derecha el refugio en tablas del buen socillo se encaramó al cuerpo del torero, pero en tres capetillinas ya estaba resuelto el ajuste.
 
Sufrió un achuchón y sin temor a reincorporarse ante el peligro descargó una estocada en todo lo alto requiriendo de un golpe de descabello para agradecer la petición de oreja en el tercio, en tanto Xajay cobraba nuevamente los aplausos tal y como resonaron en la suelta de salida.
 
El que hizo cuarto de sorteo, brindado al matrimonio ganadero, no valió ni un devaluado peso, de ahí que en compensación le regalaron un séptimo.
 
Serio y bien puesto de pitones, difícil, peligroso y buscón trasmitiendo todo en cada embestida recibió seis Parones, más la pica de Omar Morales y ni así se le pudo destroncar. La quietud de Gonzalo fue arrollada al intentar la segunda gaonera en quite; sólo por derecha aceptaba envites.
 
Y asomando raza únicamente aceptó un par de series; no había para más aparentemente cuando de pronto apareció el lidiador enfrascándose toreramente en la batalla, puesta para el epílogo, una entera provocando efecto y reconocimiento. Palmas al torero y por la emoción, también para el toro.
 
Cárdeno, fiel a la casa, y cornipaso en símbolo de seriedad, apareció el tercero derramando arte. Ese par de Medias Verónicas lo apuntaron. El recreo al quitar por Lances por delante y al igual que los Doblones al iniciar la faena lo sellaron: había un extraordinario lado izquierdo de consagración.
 
Pepe Zavala por fin encontraba la punta de la madeja llama éxito. Lo saboreó en los primeros Naturales, en el asolerado desdén, pero se le cansó la mano de mando y si bien es cierto que hubo leve respuesta sobre pitón contrario, fue muy tarde el enmendar sobre el lado natural.
 
Y más al asestar pinchazos y la delantera estocada. Hubo ovación, aunque la sonoridad se escuchó en el arrastre a "Moralitos" en recuerdo al alguacil del desparecido Toreo de La Condesa.
 
Otra cara de la moneda se registró frente al sexto. Inédito se fue "Carlos", aunque no tanto al embestir al cuerpo del novillero caído al tropezarse imponiendo condiciones. Por lo que no suena extraño el ventajoso Bajonazo para deshacer el compromiso, aunado a la estocada caída entre el silencio reinante.
 
Lo vivillo para los brindis: el primero al actor Rafael Inclán que suma dos años y medio en la puesta de escena Made in México y el segundo a la señora esposa del ganadero en busca de algún toro de regalo por si fallaba el corrido en el lugar de honor, lo perdió "Platerito" ante la bravura del lote.
 
Muletazos punteados en continua reposición de terreno cuando el toro pedía ligazón. Así, yéndose del viaje en cada suerte se la pasó el chaval en medio del grito abierto del público clamando por el toro. Estocada baja más otra caída fueron aderezadas por pitos; el homenaje al juego se le dio al burel.
 
Y por el mismo tenor se la pasó al pretender con su brindis desdibujar un honor de salida ilustrada en colores verde y grana, aunado a quien desde el callejón deshizo la reunión de pelea entre "Concho" y el quebranto de César Morales. Esa bella estampa duró poco ante tan desafortunado grito.
 
Bravo y repetitivo además, pidiendo el segundo muletazo antes de terminar el primero de cada serie fueron su claridad de embestida, lamentablemente jamás entendida. Y para colmo de males, "Platerito" sufrió una luxación en la mano izquierda al saltar al callejón tras un par de banderillas.
 
La entera estocada no despertó ni al silencio, en cambio, pese al viento y lluvia atronaron los aplausos para el bravo. ¡Líbreme!
 
FICHA.-Plaza México. Décima novillada, bajo los cuatro climas: sol, viento, lluvia y frío, en ese orden. Asistencia cercana a los mil trescientos espectadores. Ganadería de Xajay.-Siete toros, él último de regalo, aplaudidos en el arrastre, salvo el cuarto. Los primeros tres y el séptimo rebazaban los cuatro años de edad. Pesos: 438, 418, 428, 371, 406, 422 y 409 de romana.
Gonzalo Caballero.-Al tercio tras petición de oreja, palmas y palmas.
Angel Espinoza "Platerito".-Pitos y silencio.
Pepe Zavala.-Ovación y silencio.
Subalternos destacados.-César Morales a caballo.
Juez de plaza.-Jorge Ramos. No brindó reconocimientos a la bravura.

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.