inicio
Germán D Jesús Cerrada - 20/08/2015

En el marco de la feria de Táriba, la alcaldía de Cárdenas, mediante decreto y develación de placa, bautizó el coliseo, con el nombre de un hijo de esa tierra, el empresario y ganadero Hugo Domingo Molina.   En el acto celebrado en esa ciudad, eLic. Pablo Duque, aficionado taurino, hizo una semblanza en todas sus facetas de la vida de su amigo Hugo Domingo Molina Colmenares, destacando sus años dedicados a la Fiesta Brava en Venezuela. 

Señaló que desde que incursionó en el año 1958 en su lar nativo, ha sido representante de figuras del toreo, empresario de las más importantes plazas de Venezuela y también en el exterior.
 
Como hombre del toro, sus cualidades de gran visionario, se pusieron nuevamente en evidencia, cuando se fijó en la necesidad de fomentar la cría de ganado de lidia, para lo cual escuchó muchos consejos de un gran conocedor en la cría de reses bravas, don Gerónimo Pimentel; sin embargo, no deja de citar en ese sentido, a otros ganaderos, como a don Alberto Ramírez Avendaño, Javier Garfias, Domingo Ortega y al doctor González Piedrahita y sin muchas dilaciones, fundó en el año 1973 la ganadería de lidia, Rancho Grande, en unos espacios que habilitó en su finca al sur de nuestro Estado; luego fundó El Prado y ambos hierros pastan en los frescos cerros del municipio Junín y en los fríos montañosos del municipio Jáuregui, que hoy día continúan siendo las más importantes del país. 

Recientemente, Hugo José –el menor de sus varones–, fundó con divisa verde esperanza y blanco, la ganadería La Consolación, en tributo a nuestra venerada Virgen, por el milagro de permitirle superar enormemente, el grave percance sufrido en ruedo ibérico, que no le permitió tomar la alternativa, cuando solo faltaban unos meses. Créanme, esa cornada la sufrió Hugo Domingo, tanto o más que el torero; pero el manto de Nuestra Señora, hizo que ambos, como el toro de lidia, se crecieran al castigo y como fiel testimonio del milagro, aquí está el “Morocho”, acompañándole. Como ganadero de bravo, ha logrado colocarse en la cresta de la ola; ha sabido ganarse también, el aprecio y el respeto de sus colegas; ha dirigido en varias oportunidades el gremio que los agrupa, la Asociación Venezolana de Criadores de Toros de Lidia, de la que acaba de ser nombrado nuevamente Presidente.

Es un amante y defensor del toro bravo y de la Fiesta; por eso, cuando Enrique Colmenares Finol le llamó para la encomienda de organizar y realizar esta corrida de toros, no vaciló en dar un paso al frente; es colaborador infatigable –sobre todo con los chicos que comienzan–, apoyando las escuelas taurinas y lo hace de manera especial, con la escuela César Faraco de San Cristóbal. 

Dijo una vez Juan Belmonte, “ Se torea como se es”, debe ser por eso, que Hugo Domingo Molina ha sido siempre un hombre de campo, asunto que le fue inculcado por su señor padre, porque el viejo José Domingo, criaba algunas reses en zonas cercanas en su Táriba de entonces, que le permitió desde su adolescencia, familiarizarse con ese mundo; por eso –comenta Hugo–, cuando comenzó a trabajar y pudo hacer unos ahorros, compró un pequeño fundo agropecuario y no descansó, hasta convertirse hace tiempo ya, en empresario del campo y así, como escuchando al emblemático, Rafael “El Gallo”, cuando dijo: “Torear es tener un misterio qué decir y decirlo”- Este tachirense ejemplar, como productor agropecuario, es también hoy día, un importantísimo criador de búfalos de Venezuela, así como importante productor de leche y carne; muestra de ello, han sido las altas distinciones recibidas de gremios del sector, como la Federación Nacional de Ganaderos y la Asociación de Ganaderos del Estado Táchira.

 

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.