inicio
El caso es que los temidos Miura ya están en Lima y sin salir al ruedo, dan que hablar.
Magaly Zapata - 29/10/2015

Veo  hoy en las redes una revolución del verbo ante la posible salida del cartel de uno de los toreros escriturados para la corrida de Miura en Lima, el domingo 8 de noviembre.  Corrida que trae su morbo, y es que en el toro, hay toros que tienen cartel,  y los de Miura lo tienen.

 

Leyenda negra fatalmente escrita con muertes en los muchos años de existencia (desde  1842), por haber quitado la vida a toreros importantes en la historia. Única exponente de la sangre fundacional Cabrera.

El caso es que los temidos Miura ya están en Lima y sin salir al ruedo,  dan que hablar.  Ureña, para unos,  que no viene, para otros, llegará.   En todo caso, el puzzle se tendrá que resolver ya, porque para el domingo 1 de noviembre, en cinco días, el sustituto tendrá  que anunciarse en el cartel que pasea el redondel de Acho.

Creo que nunca se imaginaron en Zahariche que en Lima habría alguno dispuesto a ponerse delante.  Así las cosas, y aunque intentemos banalizar el tema,  lidiar –que no digo torear- un Miura tiene sus teclas. 

Dicen de ellos que ostentan una capacidad psicológica para darse cuenta cuando son dueños de la situación,  (“que no se dé cuenta de que le tienes miedo porque ya no tienes donde meterte” dijo alguna vez Pepe Luis Vásquez); que cuando ponen el ojo, zás,  pero que no son certeros sino más bien, rebañones (por corniabiertos); que el malo, lo pregona, te avisa, y que al bueno, la muleta pronta y en la mano para exprimir los apenas 15 pases que puede traer dentro, sin probaturas, menos con dudas.  Yo he visto dos corridas de Miura en mi vida, en Sevilla y en Pamplona.  Y cierto  es que imponen, su alzada, su estructura, su estampa, y ay cuando te miran luego de posar tremenda cabeza y barbas en las tablas…  dan ganas de salir por pies. 

Volviendo al inicio, baja posible del cartel, posibilidades de entrada.    Dos opciones tiene la empresa, mirar aquí o mirar allá, en la cuna, donde residen los especialistas, que como Ruiz Miguel –el que más los ha toreado en la historia-  poquísimos.  Uno de ellos sí que está fijo en Lima y nos ha echado su mejor temporada y con corridas duras, de lejos para mí lo mejor del año (junto con Urdiales) y se llama Rafaelillo. Lo acompañará Escribano, más fresco en estas lides, fue un Miura (Datilero #31) el que lo salvó del anonimato en Sevilla,  sustituyendo a El Juli en el 2013.  Y el tercero en terna… 

Apuestas corren y los corrillos se mueven y al parecer los ojos de la empresa estarían en casa, y es que salvo Castaño o Robleño, otro ‘especialista’ ya no queda en España.  Ante este panorama, ha sido Alfonso de Lima quien ha salido a ponerse al frente y decir ¡aquí estoy yo!  Lo que ha despertado pasiones,  a favor y en contra.

No es por ponerme en uno u otro lado, sino por decir lo que pienso y es que encuentro encomiable  la actitud, más cuando se trata de miuras,  así nomás nadie es capaz de ponerse el mundo por montera y montarse al toro, y éste gallo lo hace.  Entiendo que con sus armas, su conocimiento y su experiencia, con algunos años de rodaje, especialmente en las provincias, donde los toros que echan –sin ser miuras- en condiciones de lidia podrían asemejarse. 

La actitud en el toro dice mucho y la de Alfonso nos remonta muy atrás cuando la épica del toreo primaba sobre la estética, épica que busca inmolarse por conseguir un triunfo que marque un hito en su historia, y en la nuestra,  y eso se agradece. 

En el toreo  muchas veces la capacidad  se suple con hombría, con entrega y él ha demostrado que se crece ante los retos.  Nadie daba un duro  y fácil indultó un toro en Acho.  Plantó cara en Madrid con apenas bagaje de novilladas en casa.  Antes hizo lo propio, cuando su primera novillada en Acho.   Y este año ha pechado con toros altos, descarados, abiertos de cuerna, sin clase, complicados, correosos a los que con empeño y tesón metió en muleta y desorejó. Cito: Huancavelica, Siguas, Rosaspata, San Miguel, Cajabamba y Viraco.  Esas son las medallas que orgulloso lleva, lo sé porque hablé con él indagando el talante ante su manifiesta declaración.

Si a ti te gustan los toros, no hay mejor ganadería para medir el valor de un torero que el mítico hierro de Zahariche.  Será su hora de la verdad. Sin trucos, sin ambages,  con muleta y corazón de león. Ni un paso atrás. Fírmelo.

 

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.