inicio
Carlos Alonso - 25/01/2016

El invierno va pasando y el mercurio de los termómetros parece estancado en cifras livianas, por lo que los grajos no sienten la necesidad de volar bajo.Los mas afortunados volarán en busca de las Américas y la mayoría, se contentarán con tener encerradas varias becerras en alguna plaza de tientas española.

En el campo no hay tiempo para el descanso. El pienso tiene que estar a su hora en los comederos y los hierros se ponen al rojo vivo para los herraderos. Al calor de la lumbre se sueñan las embestidas y en los gélidos despachos las corridas se firman.

El mercado ha encogido y la mayoría de las Ferias se estructura bajo el mandato de un monopolio. Rara vez atienden al que paga ya que el interés se centra en recaudar euros, en intercambiar cromos y en atender las exigencias del poder.

La Magdalena de Castellón es una Feria tempranera que examina a todos sus protagonistas junto con las Fallas de Valencia. Tierra del "bou al carrer", del toro en la calle, del toro del pueblo para el pueblo. Las peñas y comisiones se dejan sus ahorros para desencajonar en las calles morlacos de imponente lámina y de diversa procedencia.

Sin embargo, uno analiza los carteles diseñados para el ciclo de este año y la base falla. Mi joven memoria mira hacia atrás y se da cuenta de que Victorino Martín ha perdido aquí uno de sus bastiones. Miura, Celestino Cuadri, Cebada Gago, Baltasar Ibán o Palha, solían tener su lugar y seguro que a la cabeza de los aficionados vienen astados de notable recuerdo.

Tampoco divisas mas apetecibles para los de luces como la de Manolo González tienen su hueco. Las "figuras" se cierran en banda con cinco o seis ganaderías y si quieren contar con ellas, se las tienen que traer de la mano. Sus méritos han hecho pero cuando te sirven el mismo menú todos los días, terminas por evitarlo con displicencia.

Durante los meses invernales, eso si, todos defendemos la variedad de encastes en declaraciones y reportajes. Pero a la hora de la verdad, el compromiso se evapora y las palabras se borran.

Se sigue ahogando al campo bravo y a la ilusión del verdadero aficionado. Sota, caballo y Rey. Unos ricos y otros evitando tener que vender o llevar todo al matadero.

En el apartado ganadero, Castellón ha caído en la monotonía que veremos todo el año.

A los toros de Victorino, Cuadri, Cebada, Palha, Manolo González, etc, habrá que buscarlos en las calles abarrotadas de rodadores. Por lo visto, de momento, son toros desterrados de Castellón.

  Votar:  
Resultado: 4,7 puntos4,7 puntos4,7 puntos4,7 puntos4,7 puntos   9 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.