inicio
Carlos Alonso - 29/02/2016

El cielo del invierno llora a ritmo de copos. La calefacción de los despachos no se acuerda de las inclemencias metereológicas que sufren los hombres del campo y la memoria taurina olvida con facilidad el esfuerzo de algunos ganaderos.

A las fincas de las divisas preferidas los coches de empresas y veedores llegan con notable frecuencia. Este toro sí, este toro no, las libretas echan humo porque hay que buscar toros hasta debajo de las piedras. Los vaivenes de las negociaciones con los toreros dejan a los lotes reseñados en una tensa espera. Por supuesto hay excepciones a esto. Ganaderos que se resisten a perder su poder de decisión y que no ofrecen su producto a cualquier precio.

La fiesta es ese gran edificio que se sustenta sobre una base inamovible: el Toro. Un animal lujoso y delicado que da contenido al guión del espectáculo y que hay que respetar por encima de todo. Castellón, Olivenza y Valencia ya están en el horno y la variedad de castas no es su ingrediente principal. En el olvido una infinita gama de matices, fenotipos y comportamientos que darían interés a lo que acontece en el ruedo.

Las ferias no pueden caer en un círculo cerrado ya que la repetición de nombres condena a la temporada a la monotonía. El colmo es el anuncio de carteles sin presentar la divisa que lidiará sus ejemplares. No se puede relegar de esta manera al eje de la fiesta.

Un año más, Francia nos adelanta sin dar el intermitente y con una velocidad no apta para radares. Los diestros que se anuncian en sus plazas saben lo que se van a encontrar. Las comisiones reseñan antes que nadie las reses y construyen las combinaciones con el toro como referencia.

Afortunadamente, España también tiene sus excepciones. Ciclos que gozan de buena salud y que se desmarcan con categoría de sus semejantes. En la decimo séptima edición del certamen de novilladas de Villaseca de la Sagra se vuelve a apostar por la diversidad de castas y ganaderías. Utreros de Baltasar Ibán, El Ventorrillo, Cebada Gago y Flor de Jara pisarán su círculo arenoso.

Es el momento de potenciar nuestros festejos. Los de arriba tienen que enfrentarse a todo tipo de hierros. No es tan difícil. Esta decisión situaría en el candelero a los embarques y a los desmarques.

  Votar:  
Resultado: 4 puntos4 puntos4 puntos4 puntos4 puntos   3 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.