inicio
Carlos Alonso - 15/02/2016

Muchos son los que lo intentan pero pocos lo consiguen. El éxito en el toro llega de tarde en tarde y se suele ir sin avisar. Aquí dos y dos no son cuatro, poco se sabe y una vida entera no basta para hacer fortuna. De vez en cuando nace un hombre de mente inquieta y de envidiable talento. Fue el caso de D. Luis Algarra Polera.

D. Luis sabía que un proyecto próspero debía asentarse sobre una buena base genética. Las vacas y sementales adquiridos a Juan Pedro Domecq y Diez fueron la chispa que todavía da fuego a la divisa morada y blanca.

Las reses que se marcan a fuego con el pial de D. Félix Suárez se resisten a la moda del toro grande y fuera de tipo. Las hechuras, no lo olviden, son el espejo del alma.

Los pupilos de Algarra sienten las exigencias veterinarias de los cosos de primera. La báscula son solo kilos y el trapío es un conjunto que también se da en los animales bajos, cortos y armónicos. En esta casa no se traiciona a los orígenes, al Domecq primigenio. Un toro fino, de manos cortas y de largo cuello para perseguir los vuelos.

Ser ganadero consiste en intentar buscar el toro ideal cada día, atendiendo y escuchando los gustos de públicos y toreros. Premisas que utilizó el añorado D. Luis y ahora sus hijos, actuales responsables.

A su cargo, cerca de 250 vacas de vientre y 15 sementales que se conjugan con el afán de encontrar la mezcla perfecta. Muchos criadores de bravo también han acudido por sangre Algarra, sabedores de su fondo. "Azucarero"-49, "Soñador"-51, "Garbancito"-46 y sobretodo "Incansable"-93, son los pilares de una vacada que busca la regularidad.

Muchos son los ejemplares que han dado gloria y honor a la familia dejando un especial recuerdo en los últimos tiempos "Impresnado"-36. Fue un toro de vacas que debió regresar al campo aquel 19 de octubre de 2013 en Jaén. "Impresnado" servía para hacer una ganadería y no se merecía la falta de sensibilidad de la Presidencia. La opinión de los criadores se tiene que escuchar.

Los campos de "La Capitana" guardan la camada que se lidiará este año. Seis o siete corridas se cuidan con mimo envueltas en variados pelajes. Una de ellas saldrá para Illescas. Cuatro toros negros, un castaño y un colorao fuertes y parejos que deberían cumplir con las expectativas.

Desde el cielo, D. Luis Algarra tomará sus notas y el cigarrillo de su mano formará bellas nubes. En la Tierra y con los pies en el suelo, sus hijos mantienen la fidelidad por el toro de papá.

 

  Votar:  
Resultado: 3,8 puntos3,8 puntos3,8 puntos3,8 puntos3,8 puntos   5 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.