inicio
Carlos Alonso - 08/02/2016

La mente de un hombre no atiende a razones cuando el corazón todo lo impone. La vida es un conjunto de etapas que vamos pasando como se pasan las hojas de un libro. Situadas en la primera fila, Paco Medina decidió vender sus reses de El Ventorrillo. Los triunfos abundaban pero la responsabilidad ahogaba.

Pero no era su fin como ganadero. Los Montes de Toledo verían nacer su nuevo proyecto con el rescoldo de simiente que se había guardado. Una apuesta brava para la Fiesta. Vayan apuntando porque se hablará mucho de El Montecillo.

Paco tiene una experiencia evidente pero no el tiempo de un adolescente. Con las antiguas vacas "ventorrillas" y con las que llegaron de sus amigos tiene material suficiente. A día de hoy, 130 vacas de vientre y 10 sementales forman el núcleo reproductor de la vacada.

Once años de ilusión y convicciones claras. La búsqueda de un toro muy serio pero no destartalado para que la puede coger por abajo. Así embisten los que llevan dentro un legado único llamado bravura.

Un ganadero que ha sufrido en sus carnes el dolor de la cornada en Plaza grande, pero sabedor de que ese es el sitio donde sus toros deben estar. Las Ventas vuelve a ser su fortín y también su trampolín, con "Cantinero" en un altar. Madrid le exige pero le espera.

Y exigentes pero agradecidas fueron las embestidas de “Adobero” en el San Isidro pasado. Lo que sucedió con la novillada prefiero dejarlo en una pesadilla de trago amargo.

Dice Medina que "la vaca gorda y el toro bien comido". "Mis animales no pasan hambre. Antes dejo sin comer a los míos". Uno de los suyos es su nieto David. Su abuelo se encargó de que la ganadería entrase por sus venas con el rigor y la seriedad por bandera.

El laboratorio de la bravura es como siempre el tentadero. Un análisis minucioso del juego de las vacas, en el que no se perdona un defecto. Por su parte, los machos van pasando por una fina criba en la que quedarán los que no cumplen los requisitos que se piden en los ruedos de categoría.

Una corrida de toros y tres novilladas se rematan en los cercados de El Montecillo. Quién sabe si algún descendiente de "Rastreador" volverá para ser Rey y padre. Un camino difícil de labrar y un peto para examinar. Tengamos paciencia porque Paco vuelve a soñar.

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   2 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.