inicio
Carlos Alonso - 06/05/2016

Mayo reza mi calendario. Los latidos del corazón se olvidan de las sevillanas y comienzan a marcar ritmos de pasodobles y chotis.

Todo aficionado que se precie sabe que llega un punto de inflexión en la temporada. Arranca San Isidro y Madrid se transforma en la capital del toreo.

Las modas, los continuos ataques hacia la libertad y un profundo desconocimiento de nuestra cultura intentan tapar esta realidad. La historia habla por si sola pero nunca viene mal que se hable de ella sin complejos.

La plaza de toros de Las Ventas abrirá sus puertas durante treinta y una tardes consecutivas. Fiesta para unos y trabajo para otros. ¿Cuantas familias podrán llenar sus frigoríficos gracias a esto?

Una media de 23.000 personas acudirán por festejo y yo seré una de ellas. La verborrea fácil del enemigo dirá que los toros no interesan. Ya, claro. Tampoco a los que se sentarán delante de sus televisores a las siete de la tarde. Creo que no son cuatro. Pero hablemos de lo nuestro.

Veintiocho casas ganaderas han criado y cuidado a sus pupilos para que se lidien en la primera plaza del mundo. La responsabilidad y los nervios derivan en el insomnio. Un derrote o una pelea puede suponer una baja dolorosa. Un mal resultado complicará el año. Cada uno contará la Feria como le haya pintado.

Las divisas mejor situadas entre la opinión pública son las de Montealto, Pedraza de Yeltes, Saltillo, Alcurrucén y Flor de Jara. Habituales pero sin el respaldo de la regularidad regresan Valdefresno, Puerto de San Lorenzo, El Ventorrillo, El Pilar, Las Ramblas, Cuadri y Victorino Martín. Ilusionan Robert Margé y Toros de El Torero y con lupa se analizará a los lotes de Núñez del Cuvillo, Fuente Ymbro, Juan Pedro Domecq-Parladé, Jandilla y Victoriano del Rio. Como siempre Baltasar Ibán, Adolfo Martín y Miura sacarán opiniones de todo tipo.

En los festejos de rejones Cortés de Moura, Benítez Cubero, Capea y Bohórquez se anuncian por méritos propios y en las novilladas se echa de menos más variedad de encastes. El Montecillo, El Parralejo y La Ventana del Puerto son las elegidas.

Un ciclo muy largo en el que como es lógico se producirán altibajos. Normal cuando el toro es el protagonista del espectáculo. Madrid tiene que exigir que la lidia se desarrolle como es debido. El tercio de varas no puede ser un tramite y la brega tiene que tener orden y acierto.

Busquemos remate, integridad y trapío. Los kilos son datos numéricos para aprobar el reconocimiento y el volumen desorbitado una rémora para el triunfo. Piénsenlo.

Yo lo haré durante San Isidro.

 

  Votar:  
Resultado: 2 puntos2 puntos2 puntos2 puntos2 puntos   1 Voto

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.