inicio
"La alegría fue monumental. Cuando la semana pasada salió a la luz pública que todos los estamentos del toreo habían llegado a un acuerdo histórico no me lo podía creer"
Carlos Bueno - 30/01/2018

La alegría fue monumental. Cuando la semana pasada salió a la luz pública que todos los estamentos del toreo habían llegado a un acuerdo histórico no me lo podía creer. Por fin parecía aparcado el inmovilismo y los intereses encontrados que impidieron la necesaria unión del sector durante tantas décadas, siglos podría afirmarse. Representantes de todas las partes se comprometían a trabajar unidos y abordar conjuntamente los problemas que afectan a la Tauromaquia, así rezaba el titular de una noticia esperanzadora.

Luego, al leerla, se podía comprobar que en el pacto estaban las asociaciones profesionales más importantes pero no todas, un mal menor, y tampoco aparecían representantes de la afición, esa que hasta ahora ha sido el motor de la defensa de los toros, la que pasa por taquilla y además invierte su tiempo y dinero en la lucha por la continuidad de la Fiesta, la que se manifiesta en contra de algunas decisiones políticas que pretenden acabar con el toreo. No, en la alianza no aparecía la clientela, y eso, a priori, me pareció más grave.

Seguí leyendo y creí entenderlo mejor. A pesar del grandilocuente titular, la intención principal de esta unión era denunciar ciertos pliegos de condiciones para arrendamiento de plazas que suponen un riesgo para su viabilidad económica y, por tanto, para su futuro. El documento se refería concretamente a los cosos de Zaragoza y El Puerto de Santa María.

Desconozco si aparte de fusionarse para este tema concreto la colaboración pervivirá para atacar el problema de la inviabilidad de las novilladas, para luchar por la reapertura de la Escuela de El Batán, para organizar corridas en territorio catalán, para repercutir la bajada del IVA en las entradas, para pedir espacio en la televisión pública, para promocionar la tauromaquia sin tapujos, para conseguir atraer a la juventud a las plazas, para denunciar la dictadura antitaurina de algunos políticos, para permitir la incorporación de nuevos empresarios al circuito, para erradicar las injusticias económicas que sufren muchos toreros, para eliminar conflictos de intereses que suceden cuando una misma persona es apoderado, empresario y ganadero, para querellarse contra aquellos que injurian a toreros y aficionados…

Y en caso de que sea así, de que se pretenda atacar todos estos frentes, espero que se cuente de verdad con todas las asociaciones de profesionales y se tenga en cuenta a la afición. Ah, y que se explique cuál va a ser a partir de ahora la labor de la Fundación del Toro de Lidia y el destino de las aportaciones económicas que para ella se les ha pedido a los aficionados.

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   4 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.