inicio
Carlos Bueno - 06/12/2016

Es complicado remar contracorriente. Difícil desmontar una opinión popularizada cuando ésta se ha convertido en doctrina oficial aún sin ser verdad y a base de reiteraciones interesadas, teledirigidas y malintencionadas. Que la tauromaquia ha vivido y subsiste gracias a las subvenciones públicas es una de esas proclamas que acostumbran a esgrimir los antis intentando dogmatizar y crear malestar entre quienes no gustan del toreo. "No con mi dinero", es el repetido eslogan que cacarean para ganar adeptos fáciles; y muchos, demasiados, se lo creen.

Los toros se mantienen gracias a los aficionados que pagan religiosamente su entrada y al esfuerzo de muchos profesionales, sobre todo al de los ganaderos, la mayoría de ellos ecologistas auténticos que invierten su dinero, obtenido en otras actividades, en lo que es su afición: el campo y el toro, la naturaleza y los animales. ¿Por qué? Normalmente por propia satisfacción, la que les da ver su nombre anunciado en los carteles y codearse con gentes que les llenan de dicha. Se trata de un egocentrismo que no es sinónimo de avaricia sino todo lo contrario, entendido como sacrificio laboral y económico, y generosidad hacia el mundo que les apasiona.

¿Qué invierten todos esos que se llenan la boca de lemas animalistas y ecologistas? En la mayoría de ocasiones sólo invierten y vierten sus sórdidos embustes. La Fundación del Toro de Lidia acaba de hacer público un dossier que desmonta las mentiras de uno más de esos perversos informes antitaurinos, concretamente el firmado por el diputado Alfred Bosch y su partido Esquerra Republicana de Catalunya, que afirmaba que la tauromaquia percibe 571 millones de euros en concepto de ayudas oficiales.

El documento de la Fundación pormenoriza los detalles del funcionamiento económico de la Fiesta de los toros y demuestra las falsedades que contiene el panfleto propagandístico denominado "Toros & Taxes" utilizado en el Congreso de los Diputados para atacar a la Tauromaquia. ¿Y ahora qué? Está muy bien –era justo y necesario– que la verdad salga a relucir perfectamente documentada. Pero no es suficiente que se publique el estudio. Lo que se antoja prioritario es acusar, denunciar y querellarse contra los injuriosos, esa es la única manera de parar tantas ofensas y falacias.

Los toros son un gran motor económico en España que contribuyen con sus suculentos impuestos a enriquecer las arcas del Estado. Y, como parte de nuestra cultura que son, deberían percibir subvenciones públicas tal cual el resto de actividades culturales, máxime cuando nuestra Constitución contempla la obligatoriedad de que las Administraciones los defiendan y promocionen.

En ese frente deberían luchar todas las asociaciones taurinas: condenar el engaño y pedir lo que es de ley. ¿Por qué la federación de petanca, el club de baile de mi pueblo y la asociación de vecinos de mi barrio tienen ayuda económica y los toros no? ¿Por qué el cine, el teatro y la música se embolsan suculentas dotaciones y los toros no? ¿Y por qué las novilladas o un festival benéfico tienen que pagar unos tributos desorbitados como si de un acontecimiento estelar se tratase?

En el festival celebrado el pasado mes de octubre en Valencia a favor de la investigación del cáncer infantil, entre Seguridad Social e impuestos se pagaron 32.672 euros. Y mientras unos se jugaban la vida de forma desinteresada y otros donaban gratuitamente sus toros, había quien seguía defendiendo que la tauromaquia está mantenida por el Estado. Que los denuncien, que se pidan las ayudas pertinentes que falsamente se atribuyen al sector y que, además de condenar la mentira y pedir lo que es de ley, se pelee por rebajar los impuestos de algunos espectáculos. Es lo justo y necesario.

  Votar:  
Resultado: 4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos   4 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.