inicio
Carlos Bueno - 05/05/2015

Hablaban las televisiones del enésimo regreso a los ruedos de José Tomás. Claro, trascurre tanto tiempo entre corrida y corrida del hierático de Galapagar que cada vez que se viste de luces el hecho toma consideración de acontecimiento. Se hacían eco los telediarios de su decisión de volver a pisar la plaza donde hace cinco años recibió la peor cornada de su vida, la de Aguascalientes. Pormenorizaban el impacto económico que había supuesto para la ciudad mejicana y narraban su triunfo atreviéndose a juzgar su técnica y su valor, algo, por otra parte, fuera de toda duda. Tres orejas y puerta grande para el madrileño. Éxito personal y del toreo. Repercusión mediática sin tintes rosas ni amarillentos. Bueno para la Fiesta.

El mismo día, a más de 9.000 kilómetros de allí, tres toreros hacían en Madrid un paseíllo clave para ellos. Los toros de Moltealto, dos de ellos con más de 600 kilos, salieron buenos pero hirieron a dos de los coletudos. Ángel Teruel apenas pudo dar unos muletazos antes de resultar gravemente corneado. López Simón aguantó sin entrar a la enfermería casi media hora con la pierna abierta hasta acabar con su segundo antagonista. Cortó dos orejas pero no pudo salir a hombros porque le estaban operando. Qué fácil de escribir y qué heroico de protagonizar. Y Morenito de Aranda firmó una faena extraordinaria, con tanto mando como belleza. El resultado fue una tarde para el recuerdo, una corrida que ponía sobre el tapete las características fundamentales de la tauromaquia, valor y arte, épica y estética. Sin embargo, las telenoticias no le dedicaron ni un segundo.

Creo sinceramente que no es justo, ni para los toreros ni para el espectáculo, e intuyo que si José Tomás acaparó todos los flases y focos es porque, en la balanza, el interés mediático cae de su parte. Así son las líneas editoriales de nuestras cadenas de televisión y será difícil cambiarlas. Pero para que sigan saliendo fenómenos sociales como el de Galapagar es necesario que la tele se haga eco de otros triunfos y méritos. Ahora sólo cabe esperar que, como antaño, los triunfos en Las Ventas tengan el premio que merecen. Sólo faltaría que el negocio taurino se echase piedras sobre su tejado

  Votar:  
Resultado: 4,6 puntos4,6 puntos4,6 puntos4,6 puntos4,6 puntos   15 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.