inicio
"Afuera de la plaza el grupito de antis de siempre vociferando los mismos insultos de siempre. "
Carlos Bueno - 10/10/2017

Afuera de la plaza el grupito de antis de siempre vociferando los mismos insultos de siempre. Dentro los aficionados que accedían a sus localidades sin responder a las provocaciones con el mismo respeto de siempre. A poco más de 300 kilómetros los secesionistas catalanes esgrimían que se sentían oprimidos por España. En los tendidos se escuchaba el himno de Valencia con el máximo respeto mientras ondeaban banderas españolas y valencianas en perfecta sintonía.

En las calles de la capital del Turia se había celebrado una procesión cívica entre vítores a la señera y proclamas de reprobación al alcalde. En el interior del coso el sol y la sombra sentían el pellizco de una media de Fernando Beltrán. Lejos de la policía un puñado de discordantes rompía señeras mientras en los toros los de arriba y los de abajo se sobresaltaban por la cogida que acababa de sufrir Jesús Enrique Colombo. En el centro de la ciudad un grupo se manifestaba a favor de la adhesión de Valencia a los Países Catalanes y en el graderío del edificio de Monleón repeinados y desaliñados se emocionaban con la total entrega de Ángel Téllez. Y mientras fuera del recinto taurino una banda de fascistas explicaba a los catalanistas su desacuerdo a base de golpes, dentro, los de izquierdas y los de derechas aplaudían a rabiar la salida a hombros de un valiente.

Durante toda la tarde sobrevoló la plaza de toros un helicóptero de la policía. No era porque quería ver el espectáculo sin pagar sino porque tenía que controlar a los incontrolados. Durante toda la tarde se escuchó en los aledaños el griterío de los exaltados. Pero los aficionados permanecían ajenos a cuanto estaba sucediendo. Unos amigos muy machotes se deshacían las manos aplaudiendo la salida de un novillo muy bien presentado y dos preciosas lesbianas se besaban emocionadas cada vez que su torero preferido remataba una serie con brillantez. Desconozco la tendencia política de los machotes y de las lesbianas; imagino que cada cual irá por un palo. Desconozco si Beltrán es catalanista o españolistas, si Colombo es de derechas o de izquierdas, si Téllez es monárquico o republicano. Ni lo sé ni me importa. Ni lo saben los aficionados a los toros ni les importa.

La tauromaquia es del pueblo porque el pueblo se la arrebató a la nobleza; porque el pueblo tomó partido por el toreo de a pie de los vasallos y desestimó el toreo a caballo de los señores. La tauromaquia es desde siempre el símbolo más fehaciente de la democracia, donde todo el mundo vota con su pañuelo, los de sol y los de sombra, los de arriba y los de abajo, los repeinados y los desaliñados. Y en Valencia, en jornada tan señalada como el 9 de octubre, día de la Comunidad Valenciana, el pueblo aficionado a los toros volvió a dar ejemplo de convivencia en respetuosa democracia.

Lo que más mal me sabe es que Colombo, un venezolano al que ni le van ni le vienen los rollos independentistas que hay en España, se pierda su anhelada alternativa por culpa de una cornada. Se entregó en cuerpo y alma en la que iba a ser su última novillada, sólo dos días antes de su anunciado doctorado en un cartel de relumbrón. Fue noble el chaval, honrado, generoso, sincero, íntegro, y su disposición le salió cara. Ahora sólo cabe pensar que tal desgracia será para bien y desear que su camino como matador, aunque comience más tarde de lo previsto, esté repleto de éxitos que emocionen a los de sol y a los de sombra, a los de arriba y a los de abajo, a los repeinados y a los desaliñados. Porque desde el tendido nadie le va a tener en cuenta el color de la bandera que lleve en su corazón. Ya ven, la gente de los toros podemos presumir de saber convivir en armonía con independencia… de los colores. Sí, es el mejor ejemplo de democracia y de respeto.

  Votar:  
Resultado: 4,4 puntos4,4 puntos4,4 puntos4,4 puntos4,4 puntos   7 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.