inicio
“La tarta del toreo debe repartirse en tres trozos”. Lo dijo Juan Serrano ‘Finito de Córdoba’ hace sólo unos días en una charla que ofreció en Xàtiva
Carlos Bueno - 23/01/2018

“La tarta del toreo debe repartirse en tres trozos”. Lo dijo Juan Serrano ‘Finito de Córdoba’ hace sólo unos días en una charla que ofreció en Xàtiva. En una velada entrañable y sincera el Fino volvió a hablar con la claridad y autocrítica que siempre le caracterizó. Muchos de sus mensajes pudieron sonar a tópicos, pero lo cierto es que señalaban una vez más el alarmante inmovilismo del sector ante las graves dificultades que acechan. “Hay un precipicio y nos acercamos a él”, aseguró. La falta de unión de los profesionales, el creciente prohibicionismo que imponen los políticos, la situación taurina en Cataluña y otros temas controvertidos fueron desmenuzados por el toreo cordobés nacido en Sabadell señalando al propio taurinismo como parte de culpa de la falta de soluciones.

Y ante una de las cuestiones más polémicas que siempre envolvieron a la Fiesta, la de los honorarios de los profesionales, Finito apostó por aplicar una especie de Ley de Transparencia que sacara a la luz pública lo que se recauda y lo que cada cual cobra un día de toros. Esa es la clave, según él, para que el empresario siempre obtenga algún beneficio y no decaiga en su empeño de seguir organizando festejos. “La tarta hay que repartirla en tres trozos: uno para los toreros, otro para el ganadero y otro más para el empresario”, afirmó. De tan trivial parece una tontería, pero no lo es.

La Ley de Transparencia aplicada por el Gobierno de España publica información clara, gratuita, entendible, accesible y comprensible, entre otras cosas, sobre contratos y su importe. Si del mismo modo en el mundo taurino esa información fuese de dominio público, podrían evitarse determinados abusos. Me refiero a que cada cual debe percibir a tenor de lo que es capaz de producir. Es decir, que a los toreros se les pague a tenor de su poder de convocatoria, que el matador que más público atraiga a la plaza que cobre más. Y si alguno pretende imponer llevarse más de lo que se recauda, que se suba el precio de sus entradas y que así se demuestre su verdadero tirón.

Y es que no es lógico que las entradas de diferentes corridas de una misma feria tengan los mismos precios. ¿O acaso vale lo mismo un concierto de Plácido Domingo que el de La Terremoto de Alcorcón? De hecho esa es una injusticia que acaban pagando los aficionados, que con el importe de su abono hacen viable el desarrollo de muchas ferias. No parece nada descabellada la idea de implantar esa Ley de Transparencia en el toreo. Nada deberían de temer quienes de verdad llevan gente a la plaza y seguramente traería consigo un mayor grado de justicia para todos, incluso para quienes piden más de lo que parece lógico amparándose en el supuesto incremento de venta de abonos que su contratación implica.

En esto, Finito puso de ejemplo al Manuel Benítez ‘El Cordobés’, el primero de los que de verdad exigieron pero que siempre se preocupó de que todos cuantos se anunciaban junto a él se llevasen “lo suyo”. Era lo lógico, pero hacía falta que alguien con fuerza lo requiriera. Benítez obligaba a los empresarios, y el cumplía con su deber. Hoy parece que la balanza de los deberes y las obligaciones se ha descompensado. Finito ha tenido una idea para solucionarlo. ¿Hay quien le secunde?

  Votar:  
Resultado: 4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos   4 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.