inicio
“La Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes es una gran noticia para el mundo del toro”. Lo dijo orgulloso y feliz Julián López ‘El Juli’ tras recoger hace unos días la prestigiosa distinción de manos de su majestad el Rey de España."
Carlos Bueno - 13/02/2018

“La Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes es una gran noticia para el mundo del toro”. Lo dijo orgulloso y feliz Julián López ‘El Juli’ tras recoger hace unos días la prestigiosa distinción de manos de su majestad el Rey de España. La concesión de tal merecimiento la aprueba el Consejo de Ministros a propuesta del ministro de Educación, Cultura y Deporte, para reconocer a las personas y entidades que han destacado de modo eminente en el campo de la creación artística, prestando servicios señalados o fomentando notoriamente la enseñanza, el desarrollo y difusión del arte o la conservación del patrimonio artístico nacional. “El arte nos hace más libres, al tiempo que la cultura nos debe hacer más fuertes como sociedad”, declaró en su discurso el Rey Felipe VI destacando la contribución de los artistas a la formación en España de “un hábitat común de libertad y diversidad”.

Es evidente que recibir un premio de tal entidad es para estar contento y feliz, tanto a nivel personal por parte de El Juli como a nivel colectivo por parte del sector taurino. Falta le hace al toreo que se le normalice en la sociedad y que se le reconozca sin tapujos en todas las instancias. El acontecimiento merece ser aprovechado para desmarcarse de la, generalmente, chabacana corriente antitaurina, que basada en simples gustos personales intenta derribar la tauromaquia a base bombardearla con argumentos tan infundados como desmontables, incluso valiéndose de artimañas y engaños, como la última noticia -tergiversada y manipulada- que aseguraba que la ONU había pedido a España que prohibiera a los menores de 18 años participar o presenciar corridas de toros, cuando la realidad era que una organización ecologista había presentado un informe por el cual instaba a la ONU a que solicitara tal disparate.

Frente a las marrullerías ramplonas que suele esgrimir el movimiento anti, cabe destacar esos factores artísticos y culturales del toreo que, como subrayaba don Felipe de Borbón, provocan que nuestra sociedad sea más fuerte y hacen de España un hábitat común de libertad y diversidad, en definitiva de ejemplo democrático. Es más, el ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, elogió la figura de Julián López afirmando que encarna virtudes como “el esfuerzo, la superación o el talento”, todos ellos valores extrapolables a la propia tauromaquia.

Desde que El Viti recibiera en 1997 la primera Medalla de Oro concedida a un torero, la Fiesta de los toros ha estado presente prácticamente en cada gala de entrega con nombres tan sobresalientes como El Litri, Álvaro Domecq, Antoñete, Rafael de Paula, Paco Camino, Curro Romero, Manzanares, Enrique Ponce, José Tomás, Joselito, Esplá, Victorino o Pablo Hermoso, pero aún así el mundo taurino no ha conseguido sacar el rédito que tan ilustre reconocimiento podría proporcionarle.

Últimamente, el toreo está recibiendo más elogios de lo que pueda parecer. Los galardones anuales del Ministerio de Cultura son un ejemplo de ello, los premios de la Asociación Taurina Parlamentaria otro, y la rebaja del impuesto del IVA uno más. Sin embargo el sector profesional parece más preocupado en salvar su economía actual que en usar todas estas armas para cimentar un futuro férreo y saludable. Las reuniones entre empresarios y políticos se encauzan para reducir los costes de producción, aunque nadie habla de abaratar el precio de las entradas. Se suspira por un reconocimiento mayor a nivel institucional pero no se crea una marca de calidad fundamentada en una distinción tan excelsa como la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes, que tan buena noticia es.

Queda mucho por conseguir, muchísimo, entre otras cosas luchar para que las corridas de toros vuelvan a la parrilla de la televisión pública. Pero mientras se estudian las diferentes estrategias a llevar a cabo, sería oportuno que se aparcaran intereses económicos personales momentáneos y se aprovecharan las buenas inercias que ruedan a favor de la Fiesta para unirse de verdad, mirar por el auténtico interés de los aficionados y con ello velar por el futuro de esa tauromaquia de oro.

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   4 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.