inicio
Carlos Bueno - 02/02/2016

45.000 almas abarrotaron el pasado domingo la Monumental plaza de toros de Méjico. El coso más grande del mundo se quedó pequeño para ver la enésima vuelta a los ruedos de José Tomás, el diestro con más magnetismo de los últimos años y posiblemente el más taquillero de la historia. 1’2 millones de euros se embolsó el hierático de Galapagar por hacer el paseíllo. Hasta 7.760 euros se llegaron a pagar en la reventa por asistir al evento. La corrida dejó una huella económica de más de tres millones de euros en la ciudad a cambio de poco más de dos horas de toreo. Según asegura Vicente Royuela, doctor en Economía e investigador de la Universidad de Barcelona, “posiblemente sea la tarde con mayor impacto económico de la historia”; datos para que los economistas estudien el caso; cifras irrefutables dignas de las portadas de los diarios más objetivos e imparciales del mundo.

Sin embargo la mayoría de periódicos sólo contaron que no hubo Puerta Grande para el madrileño. Pojo extracto para tan jugosa noticia. El sensacionalismo gana terreno en todos los frentes. Se anteponen las noticias que presumiblemente venden más a las de mayor rigor. El caso de Rivera Ordóñez toreando un becerro con su hija en brazos la semana pasada es el mejor ejemplo. Fue poco menos que asunto nacional. ¡Qué le quiten la custodia por poner en peligro a la pequeña!, hubo quien se atrevió a pedir. Entonces que nos la quiten a todos los padres por conducir con nuestros hijos en el coche, que es donde más muertes se producen.

Impera la superficialidad, el hablar por hablar, sin argumentos, sin conocimiento de causa. ¿Qué padre pondría en peligro la vida de su hijo de forma deliberada? Afortunadamente, el caso, que llegó a la Fiscalía de Sevilla, ha quedado archivado. El Defensor del Menor de lo que debería ocuparse es de toda la bazofia que se emite por televisión y que inunda nuestras calles confundiendo y maleducando a los niños. Pero, como ocurre con demasiados medios de comunicación, funcionarios y políticos prefieren ocuparse de los escaparates más que de los almacenes, de lo que se ve más que de lo que se cuece, algo que está causando un daño a la tauromaquia posiblemente irreparable.

Lo último que nos debe alertar sobre la mala imagen que se está vertiendo sobre el toreo y que está consiguiendo contagiar de animadversión a gentes y asociaciones hasta ahora fieles, es la negativa de la Cruz Roja y de Cáritas a recibir los beneficios del festival taurino que en unas semanas tendrá lugar en Requena. Ojo.

Y mientras unos se quedan en detalles banales -cuando no malintencionados- y otros se apuntan a la moda antitaurina sin la mínima intención de profundizar en la cuestión, el toreo sigue a lo suyo, llenando las plazas cuando la función es verdaderamente un acontecimiento y, en demasiadas ocasiones, sin acabar de ponerse en guardia a pesar de que esta sociedad escaparatista navega cada vez más a la deriva pervirtiéndolo todo junto a ella. Lo dicho, ¡ojo!

  Votar:  
Resultado: 4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos   10 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.