inicio
Carlos Bueno - 31/05/2016

Seamos realistas. El debate entre el sí o el no a los toros no existe entre los ciudadanos. El Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Bilbao lo ha clavado al rechazar la posibilidad de que se efectúe un referéndum sobre el tema. La sociedad sufre cuestiones verdaderamente importantes por las que preocuparse y, en general y por mayoría, no se plantea como algo prioritario eliminar los festejos taurinos.

La polémica la han suscitado los políticos ávidos en distraer la atención de controversias realmente graves. Es una pena, pero que se hayan politizado los toros es algo de lo que el sector taurino puede acabar arrepintiéndose, seguro. Ahora va a ser muy difícil desligarlos de una tendencia que ha apoyado en gran medida pero que últimamente se ha desmarcado en momentos delicados. Los propios partidos, si fuesen honestos de verdad, harían entre ellos un pacto de no agresión taurina.

Que la Fiesta perviva no debería depender del gusto y exigencia de unos pocos sino de la voluntad popular. Mientras haya aficionados que sustenten la tauromaquia, las leyes constitucionales deberían amparar sus derechos democráticos. Y si en un futuro la clientela se desencanta y deja de acudir a los espectáculos taurómacos, pues naturalmente desaparecerán sin necesidad de imposiciones dictatoriales.

Sin embargo las sufragios sobre la materia siguen obsesionando a muchos grupos políticos que, aún representando a una minoría de ciudadanos, se atreven a decir que los toros no interesan. ¿Y sus partidos? ¿Interesan aún cuando les ha votado un sector tan minoritario de la población? ¿Por qué no planteamos si el pueblo está de acuerdo con las retribuciones que perciben nuestros gobernantes? No, eso no se atreven a proponerlo.

Y cuando no consiguen que salga el no a los toros sugieren eliminar todo tipo de subvenciones al sector. A mí, personalmente, en principio me parecía bien, pero después de recapacitar no acabo de verlo claro. ¿Entonces los toros sólo sirven para aportar dividendos? ¿Para pagar impuestos? ¿Para generar ganancias en los pueblos y ciudades donde se celebran? No, no acabo de verlo claro. Cualquier actividad que produce riqueza en un municipio recibe ayudas y, encima, en el caso de los toros esas posibles subvenciones nunca llegan a ser tan altas como el lucro que proporcionan.

Sea como fuere ese es un mal menor. Lo prioritario sería dejar que la gente de derechas y de izquierdas decidiese libremente si va o no a un festejo taurino sin directrices inventadas por los partidos políticos. La Fundación y el resto de asociaciones que defienden la tauromaquia tienen en esto una buena piedra para dedicarle tiempo y trabajo. Y en conseguir que no sigan proponiéndose referéndums en todos los pueblos de España también.

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   2 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.