inicio
Carlos Bueno - 16/09/2014

Acaba de finalizar Arganda y de inmediato tomarán el relevo Algemesí y Arnedo, las tres ferias de novilladas más importantes del orbe taurino. Septiembre es el mes de la cantera del toreo, un escalafón que últimamente brilla con luz propia y del que ya resuenan con fuerza un puñado de chavales por méritos propios.

Sin duda estamos ante una época ilusionante y esperanzadora para los novilleros. ¿Quién dijo que la Fiesta era cosa de gente mayor? Es cierto que los matadores son cada vez más longevos, seguramente porque el toro de hoy en día -que ha limado asperezas para ganar en calidad de embestidas- permite que la técnica impere sobre los reflejos y la forma física. Lamentablemente no estoy seguro de que eso sea lo más oportuno, pero esa es otra historia.

También es verdad que en los tendidos la media de edad puede situarse en torno a los cincuenta y tantos años, algo que, por otra parte, siempre fue así y que muy probablemente tenga que ver con la estabilidad laboral y el poder adquisitivo que en la mayoría de los casos sólo se alcanza con la edad. Sin embargo las vocaciones siguen emergiendo, la cantera continúa generando nuevos valores, diamantes en bruto que darán continuidad a este arte ancestral que no deja de ser inexplicable y emocionante a la vez.

La regeneración es ley de vida, y esa docena de novilleros que han levantado la pasión entre los aficionados están llamados a ser el futuro de la tauromaquia, y todo ello a pesar de una crisis económica que ha supuesto un descenso significativo de los espectáculos celebrados y de unas cargas administrativas que casi han convertido en héroes a los osados empresarios que se han atrevido a jugarse la pasta organizando novilladas. Los políticos deberían rebajar de inmediato la subida del IVA aplicada hace dos años, una medida a todas luces desmesurada tratándose de festejos dedicados a noveles. No me imagino yo que se hubiese hecho lo mismo con el deporte base ni amateur.

Afortunadamente aún quedan empresarios idealistas y ferias tradicionales que ofrecen un escaparate para que los futuros matadores se muestren entre tanta traba burocrática. Septiembre es el mes de los novilleros, un escalafón que se abre paso entre la ilusión de los aficionados.

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.