inicio
J.C.M. - 15/06/2016

Terminada la feria de San Isidro llega el momento de hacer balance de lo sucedido. Toreros, novilleros, rejoneadores, ganaderías, banderilleros, picadores y un sinfín de categorías sometidas al juicio de profesionales, aficionados y quien quiera que pase por aquí, que de política, fútbol y toros todo el mundo opina y argumenta. También se han publicado los informes estadísticos que respaldan el éxito de una feria que no es moco de pavo pues organizar treinta y un día de corridas de toros, llenar varias tardes una plaza como Las Ventas y lidiar con imponderables como los meteorológicos de inicio de mes, cambios de ganaderías o sustituciones de un día para otro, no es tarea fácil. Hay que tener cintura para todo ello y que además salga todo redondo. Hizo los deberes con nota Taurodelta en el último año de concesión de la plaza a la espera del nuevo pliego.

Probablemente la unanimidad sea la nota dominante de este año en cuanto a los triunfadores de San Isidro, los Manzanares, Luis David Adame, Leonardo Hernández, Victoriano del Río y demás. Pero más allá también hay que fijarse en los detalles, en los más pequeños por nimios que puedan parecer pero que engrandecen a este mundo. Yo me quedo con uno: el rey emérito, Don Juan Carlos. Su presencia en el palco real ha sido una constante, el día de la confirmación de la alternativa de Roca Rey, el de San Isidro, el de Ponce, el de la confirmación de la alternativa de José Garrido, el primero de López Simón, el de la corrida de Beneficencia o el de los Miura, por ejemplo. Liberado de sus ocupaciones oficiales y pese a estar limitado por su estado de salud ha dado riendo suelta a su afición taurina las más de las veces acompañado por su hija, la Infanta Elena y en alguna ocasión como en la mencionada Beneficencia por sus nietos Felipe Juan Froilán y Victoria Federica.

Un espectáculo de masas como el taurino sujeto últimamente a las agresiones desde instituciones públicas y organizaciones en poder de las fuerzas de la izquierda más o menos radical y que está muy necesitado de gestos como este, tres generaciones de la Casa Real haciendo bandera de un arte, la tauromaquia, que ha quedado muy vendido a intereses económicos y políticos pero que pese a quien pese forma parte de nuestra tradición cultural. Cultura que es la madre de todos los valores que hacen a una nación libre y defender la cultura es una obligación de todos los españoles, empezando por el que hasta hace bien poco fue el primero de ellos y al cual toda una generación de los setenta seguimos considerando nuestro rey, más que emérito, con mucho mérito. Dios le conserve mucho tiempo entre nosotros pues su larga vida será también una larga vida para la tauromaquia en España. Y que anide en su nieto la tradición familiar que tanto echamos en falta en otros miembros de la familia real.

Va por usted, Majestad...

  Votar:  
Resultado: 4,2 puntos4,2 puntos4,2 puntos4,2 puntos4,2 puntos   11 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.