inicio
J.C.M. - 10/07/2016

Amanece una gélida mañana del mes de julio resonando aún los ecos del terrible suceso acaecido ayer en la plaza de toros de Teruel. Las imágenes con perfil de incredulidad, los sonidos atronadores en forma de llanto, la cara descompuesta de Curro Díaz en el callejón, las lágrimas de dolor de Morenito de Aranda y sobre todo el silencio. No hay nada peor que un silencio, ese silencio de los locutores de las televisiones que retransmitieron el festejo, sabedores de lo que en apenas unos minutos iban a tener que anunciar en contra de su voluntad. Porque esto no lo quiere nadie. Sobrevolaba junto a ese silencio un fino hilo de esperanza porque esta gente está hecha de otra pasta, no son humanos al uso y los equipos médicos hoy en día no son los de hace veinticinco años y su capacidad de reacción es inmediata. Pero ya era tarde cuando Luis García, "El niño de Leganés" anuncia en las mismas puertas de la enfermería lo que todos temíamos: Víctor Barrio ha muerto.

Se ha ido para siempre uno de los nuestros haciendo lo que más amaba en esta vida, torear. Se lo ha llevado un toro de Los Maños prendido de un pitón, sesgando una vida joven. Nadie podrá entender el dolor de su mujer, familia y amigos que amaban antes a la persona que al torero. Vayan desde aquí las condolencias de todos los que hacemos Burladero.tv. Pero nadie tiene porqué ocultar lo sucedido ni esconderse. La frase más repetida desde ayer es que los toros matan y así es, ningún profesional o aficionado taurino ha pretendido buscar una explicación a lo ocurrido: los toros matan, lo sabemos todos, pasa pocas veces pero pasa. Los héroes de carne y hueso mueren también y ayer uno lo hizo con toda dignidad dando paso al inicio de una leyenda como otras muchas se han escrito en la historia de la tauromaquia. Y lo hizo en la plaza para mayor grandeza.

Estamos perdiendo el respeto al toro últimamente y por ende a los toreros. El mero hecho de vestirse de luces cada tarde portando como único escudo un trozo de tela rojo al que con total seguridad un noble animal de cerca de media tonelada de peso va a embestir, tiene un mérito inigualable. Se les insulta desde la grada en ocasiones, se les falta el respeto desde los despachos en otras y se les menosprecia desde ciertos sectores de la sociedad en otras muchas más. Ayer fue en una plaza de segunda categoría donde no es previsible que pasen cosas como estas pero mañana puede ser en una portátil donde las condiciones son peores. Y son la mayoría héroes que pasan dificultades como usted o yo para llegar a fin de mes pero que en cada festejo frente al toro no llevan más arma que la ilusión por ser un luchador, por ser un guerrero en una de las mayores expresiones artísticas que existen, los toros. Ilusión propia y de quienes les quieren dándolo todo en ocasiones por hacer realidad su sueño porque ¿qué niño no ha soñado alguna vez con querer ser un héroe?

Desde el cielo o donde quiera que esté seguirá siendo lo que ha sido estos veintinueve años, un gladiador. Descanse en paz.

PD: No quiero olvidarme de otro héroe, Curro Díaz que hoy torea en Pamplona tras lo vivido ayer en Teruel. El espectáculo debe continuar. 

  Votar:  
Resultado: 3,8 puntos3,8 puntos3,8 puntos3,8 puntos3,8 puntos   18 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.