inicio
J.C.M. - 08/01/2016

Terminaron las Navidades, días de poca actividad en nuestro mundo taurino, más allá de las ferias de Cali y Manizales en Colombia o la poco brillante Temporada Grande de La México. No quisiera olvidarme de felicitar al diestro peruano Andrés Roca Rey que el pasado martes indultó a "Incógnito" en la segunda de feria en Manizales. Este muchacho, que conjuga en consonante el arte y el valor, iba para figura desde que empezó y no se ha desviado ni un ápice del camino. Y figura será.

Hablando de figuras comenta el maestro Ortega Cano en la entrevista recién publicada en Burladero.tv que el tema económico se está saliendo de madre y que las figuras deberían cobrar con arreglo a la gente que llevan a los tendidos. No le falta razón al murciano que en otros terrenos se moverá con menos habilidad pero que de toros y de sus entresijos sabe y mucho. La verdad es que las figuras, salvo alguna excepción, dan la sensación desde hace unos años de vivir alejadas de la realidad que les rodea. No seré yo quien juzgue si cobran mucho o poco, seguramente insuficiente para quien se juega la vida cada tarde, pero sí es cierto que hay unos cuantos de los que habitan en el ático del escalafón que entienden su profesión como mercenarios. Recluidos, escondidos, huidizos, huraños, incluso alguno hasta vacilón con los medios de comunicación. No consiste su profesión en torear y a casa. Es mucho más: por su condición de iconos a quienes imitar por los más jóvenes que están empezando en esto; por sus actos solidarios con los menos agraciados socialmente (no basta con acudir a actos benéficos tradicionales bajo los focos de las televisiones o los flashes); por su necesaria ayuda a quienes hacen lo imposible para que la fiesta exista cada año. Ellos son el marketing de este mundo, tiene el deber de vender el toro y ello les exige saltar al ruedo de la exposición pública, donde, cómo y cuando sea. Llevar el toro a los rincones donde no llega, que son muchos.

Encerrados en su mundo, ajenos a todo lo demás, figuras que cobran y mucho para acabar no llenando las plazas las más de las veces, contribuyendo a hacer inviables muchas ferias y además poniendo muchas pegas para promocionar la fiesta fuera de los ruedos. Cualquier día cambiaremos el clásico "veni, vidi, vici" por un triste "vine, toreé, cobré".

  Votar:  
Resultado: 4,2 puntos4,2 puntos4,2 puntos4,2 puntos4,2 puntos   4 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.