inicio
Raquel Montero - 23/04/2016
Raquel Montero
Raquel Montero

Muy negro estaba el cielo. Cabía la esperanza que pasaran de largo las nubes negras que acechaban en albero. Al final el primer toro han empezado a dejar unas gotas, y el sol se ha impuesto para poder ver dos faenas de gran dimensión y pellizco. En el cuarto, han ocultado al sol para en el quinto descargar toda el agua que traían. Aun así, el arte se ha prevalecido por encima de todo, y ni el agua ha intimidado a los toreros para que derrocharan torería.

Abría plaza el rejoneador Juan Manuel Munera, que en el único toro que ha lidiado ha dejado constancia de su gran conocimiento de los terrenos que pisaba con su cuadra. Unos caballos que han llegado muy bien al de Virgen María, encelándolos para que el caballero se exhibiera tanto en el rejón de castigo con ‘Misterio’, como en banderillas largas con ‘Panamá’ y ‘Poveda’. En cortas y rejón de muerte lo ha hecho con ‘Deseo’. Magnífica actuación. Dos orejas como premio a su labor.

Quien también ha tenido una buena tarde y ha dejado un buen sabor fue el diestro jienense Curro Díaz. Toreo del caro fue el que derrochó en Tomelloso. A su primero lo recibió con unas verónicas con buen son. Bien en banderillas Óscar Castellano. Hablar de hondura, de profundidad, de temple y de pellizco es hablar de un nombre propio: Curro Díaz.  Nombre que es sinónimo de triunfo en estos momentos, puesto que es pura expresión y sentimiento en el albero. Al que le gusta el buen toreo, no puede ser inmune al de Curro, porque es coger una muleta y empezar a crear arte. Y como toda buena obra necesita rúbrica para saber a que artista pertenece. En esta ocasión mato de casi entera que acabó pronto con la vida del animal. Oreja.

En el quinto, se lío gorda, un gran diluvio cayó en el albero, pero eso no le privó a Curro de realizar su mejor toreo. Y con doble mérito, puesto que el ruedo estaba peligroso. Había que estar muy firme. Así lo entendió Curro que dejó una faena llena de torería y temple. Media estocada y dos descabellos. Dos orejas al arte y al mérito.

Morenito de Aranda salió a por todas. Verónicas acompasadas con buen ritmo. Durante la faena enganchó muy adelante a su toro para llevarlo lejos. Buenísima tanda al natural.  La base de toda la faena fue el temple. El hacer todo muy despacito y muy bien. Lástima que pinchara en el primer intento. Estocada y oreja.

En su segundo, tuvo que lidiar con la lluvia y con el burel. Con los dos pudo y con muy buena nota. Con verónicas de regusto saludó al sexto de la tarde, quinto en lidia ordinaria. Flexionado lo esperó en tablas para realizar una faena de gran dimensión. Los pocos aficionados que quedaron en el tendido disfrutaron de una faena antológica, bien cuajada y con premio de dos orejas tras la estocada casi entera.

Francisco José Espada no tuvo su tarde, se fue de vació del coso tomellosero, puso toda la voluntad posible, pero los astados no colaboraron con el joven matador. Una lástima que no pudiera acompañar a sus compañeros. La espada de privo de tocar pelo, puesto que valentía no le faltó. A su primero lo tuvo que llevar muy tapadito y estar encima para que no se le rajara, y con el que cerraba plaza, se le paraba y no embestía como a Espada le hubiera gustado.

Ficha técnica:

Se han lidia toros de la ganadería Virgen María, de buen juego en líneas generales menos tercero y sexto de lidia ordinaria. Bien presentados.

Tres cuartos de aforo

Juan Manuel Munera, dos orejas.

Curro Díaz, oreja y dos orejas.

Morenito de Aranda, oreja y dos orejas.

Francisco José Espada, silencio y silencio.  

 

FOTOGALERÍA

  Votar:  
Resultado: 4 puntos4 puntos4 puntos4 puntos4 puntos   1 Voto

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.