inicio
“Pasmoso”, de Domingo Hernández, indultado por López Simón, que salió a hombros junto a un poderoso Juli. Talavante se fue de vacío en una corrida que cerraba el ciclo fallero.
Carlos Bueno - 19/03/2017

Cuando suceden hechos así siempre hay pros y contras, favorables y detractores. Se indultó a Pasmoso y hubo quien pensaba que le faltó emplearse más en varas o coger mejor la muleta por abajo hasta el final. Puede ser verdad, como también lo es que fue un grandísimo toro con una fijeza, una prontitud y un recorrido extraordinario que provocó una emoción desbordante en los tendidos. Con bravos así, se empleen un puntito más o menos, la pervivencia de la Fiesta está asegurada.

Fue el animal que cerraba festejo y feria, y le correspondió en suerte a López Simón que firmó ante él una faena de largo metraje siempre ligada en la que hubo toreo largo y remates sorprendentes. Lo citó primero en la larguísima distancia con dos cambiados por la espalda de infarto y después más en corto, y en todos los terrenos respondió el animal y la capacidad del torero para aguantar y conducir aquel torrente de embestidas. La conmoción inundó el coso valenciano y la petición de indulto fue un clamor.

No cabe reprocharle nada a la actitud de López Simón ante el primero, que repitió sus embestidas aunque siempre protestando. El madrileño fue todo disposición pero no consiguió realizar una faena  mínimamente templada optando por un toreo accesorio muy de cara a la galería. Además se demoró con el estoque.

El otro triunfador de la tarde fue El Juli, que obligó mucho al primer toro de la corrida en un inicio de labor rodilla en tierra. Respondió humillando el de Garcigrande. Se atornilló al albero el madrileño para llevar a cabo una fase de faena muy ligada y despaciosa por el pitón derecho. Después de decaer la intensidad probando el toreo al natural, repuntó la autoridad de Julián en los últimos compases y, tras una estocada efectiva, cortó una oreja.

Un auténtico alarde de valor y de autoridad absoluta fue su faena al segundo de su lote. No acababa de tomar vuelo su labor cuando el madrileño decidió recortar distancias al límite. Se dejó llegar los pitones hasta rozarle prácticamente el cuerpo con una seguridad y un mando avasallador en terrenos ojedistas. Tal fue el impacto que causó su poderío que se le pidió insistentemente la segunda oreja a pesar de tener que descabellar.

Sorprendente resultó el comienzo de faena por naturales de Talavante al primero de su lote, sin probaturas, muy por abajo y muy largos los muletazos. Perdió pronto fuelle el de Domingo Hernández y con ello disminuyó la repercusión de la labor del extremeño hasta que decidió jugar la baza del valor en la cortísima distancia. Metido entre los pitones se fue cambiando la muleta de mano para instrumentar los últimos pases, y hubiese podido tocar pelo de no haberse demorado con los aceros.

El quinto, de embestida muy descompuesta, impidió que su quehacer resultase mínimamente limpio y, con ello, que en algún momento consiguiese tener alguna repercusión.

A veces los presidentes se convierten en protagonistas de unos festejos en los que su actuación debería valorarse mejor cuanto más desapercibidos pasasen. Volvió a suceder en la corrida que cerraba la Feria de Fallas, cuando el palco concedió la vuelta al ruedo a un toro sin más merecimiento que su nobleza. No es la primera ocasión que ha ocurrido algo así en este ciclo y que ha acabado en bronca general. Sea por desconocimiento o por error, hechos tan lamentables sólo consiguen mancillar la categoría que debería tener un coso como el de Valencia y para minusvalorar los méritos de toros y toreros.

Ficha del festejo:

19 de marzo, Valencia. 11ª y última de la feria de Fallas. Más de tres cuartos de entrada. Dos toros de Garcigrande (1º y 5º) y cuatro de Domingo Hernández (2º, 3º, 4º y 6º). Se le dio una generosa vuelta al ruedo al 4º, y fue indultado el 6º, de nombre Pasmoso, de 532 kilos y marcado con el número 111.

El Juli: oreja y dos orejas.

Alejandro Talavante: saludos y silencio tras aviso.

López Simón: silencio tras aviso y dos orejas simbólicas.

Cuadrillas: se desmonteró Vicente Osuna tras banderillear al último.

Así se lo contamos toro a toro

FOTOGALERÍA

 

 
  Votar:  
Resultado: 3,5 puntos3,5 puntos3,5 puntos3,5 puntos3,5 puntos   2 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.