inicio
El sevillano es ovacionado y feamente volteado con el duro encierro de Cebada Gago. Pepe Moral da la vuelta al ruedo en el quinto y Eugenio de Mora, con pocas opciones, es silenciado.
Lucía Fuente León - 08/07/2016
Jacobo Silvestre (@enfoquetaurino)
Jacobo Silvestre (@enfoquetaurino)

Con mucho aplomo y valentía estuvo Javier Jiménez en el cuarto festejo de la Feria del Toro de Pamplona, protagonizando los momentos más agónicos del día tras tres escalofriantes volteretas en el tercer toro del nada fácil encierro de Cebada Gago. Con una larga cambiada de rodillas a la que siguieron unos cuantos delantales y una revolera como remató, saludó el sevillano al primero de su lote. Se paró mucho el animal en banderillas, dificultando la labor de la cuadrilla, y fue volviéndose deslucido a medida que avanzaba la faena de un Jiménez entregado y firme, que consiguió arrebatar al astado varios naturales de gran calado. Fue este pitón por donde se pudo mejor lo mejor de la actuación, que terminó siendo heroico después de que el diestro fuese volteado cuando iba a comenzar una serie de rodillas en los medios. Javier, que parecía no poder mover las extremidades inferiores, fue inmediatamente trasladado a la enfermería, pero volvió a aparecer caminando sobre su propio pie cuando Eugenio de Mora ya había cogido los trastos para dar muerte al cebada. Pinchó hasta en tres ocasiones, perdiendo un posible trofeo, y fue reconocido con una meritoria ovación tras la que volvió a la enfermería. Salió para lidiar al que cerró plaza, un animal rajado y sin ningún tipo de juego con el que el de Espartinas no tuvo ninguna opción de lucimiento. A pesar de ello, Javier volvió a demostrar una gran solidez en el ruedo. Tampoco tuvo suerte con la espada en esta ocasión.

Pepe Moral, el otro sevillano que componía la terna del festejo, también pudo dar muestras de su coraje y buen hacer en el día de hoy. Dio una vuelta al ruedo tras pasaportar de una estocada al quinto, un toro deslucido que nunca terminó de entregarse en la muleta. Lo puso Pepe todo de su parte para sobreponerse a su oponente y firmar una actuación realizada a base de entrega. Se dejó más el primero de su lote, un toro de Cebada que careció de recorrido pero que permitió al sevillano dejar buenos muletazos sueltos por el pitón derecho. Imposible fue el trasteo por con la zurda. También voluntarioso y asentado Moral en su primera comparecencia, que remató con una estocada entera tras la que fue silenciado.

Eugenio de Mora se las vio con el que abrió plaza, un toro duro que puso al toledano en serios aprietos. Resultó complicada la lidia del animal que desarrolló pronto sentido, sobre todo por el pitón izquierdo por donde fue imposible. Tuvo mucho mérito la actuación del diestro, que llegó a ser enganchado por el pitón saliendo a duras penas de él. Se volvió duro y exigente este primer cebada a medida que transcurría la faena, dejando solo ver algunos notables muletazos por la derecha en el inicio del trasteo. Rodó tras una estocada entera a la segunda. Ante la imposibilidad del cuarto, De Mora ejecutó una aseada faena. No pudo aspirar a más en esta ocasión el toledano debido a la floja condición del toro, deslucido y sin casta. Mató de una estocada y varios descabellos y fue silenciado de nuevo tras escuchar un aviso.

Ficha del festejo:

Plaza de toros de Pamplona. Cuarta de la Feria del Toro. Toros de Cebada Gago para Eugenio de Mora, Pepe Moral y Javier Jiménez.

Eugenio de Mora, silencio y silencio tras aviso

Pepe Moral, silencio y vuelta al ruedo

Javier Jiménez, ovación y silencio

Así se lo contamos TORO A TORO

FOTOGALERÍA

  Votar:  
Resultado: 3,7 puntos3,7 puntos3,7 puntos3,7 puntos3,7 puntos   3 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.