inicio
Daniel Crespo dio una vuelta al ruedo en una tarde complicada para la terna
Alcolea - 28/09/2014
Taurodelta
Alcolea

Cuando un festejo taurino hace que los asiáticos peguen el trasero a la piedra y no abandonen en el tercero por algo es, hoy sin duda lo que les retuvo fue la emoción, el ver a un torero cogido veinte veces, morbo macabro rebosante en el que abrió plaza.


En tarde fresca y húmeda, con un cuarto de entrada en los tendidos se lidiaron tres novillos de José María Escobar (1º, 2º y 6º), tres de Mauricio Soler Escobar (3º, 4º y 5º) y dos sobreros de Benjamín Gómez Martín, el lidiado en 4º lugar tras correr el turno en la primera devolución y el 6º bis.


No seré yo quien lo juzgue para no asomar por la tronera de la polémica, pero cuando el cien por cien del tendido y del callejón afirma con rotundidad que un animal está "currao"... El primero fue devuelto al corral por falta manifiesta de fuerzas, se corrió turno y saltó al ruedo el que estaba enchiquerado para cuarto de orden de lidia. Se las vio y se las deseó Luis Gerpe con un animal que desde la misma salida hizo cosas nada normales, coladas criminales, machetazos por doquier, llegó incluso a alcanzar al banderillero Miguel A. de las Heras en la pierna izquierda en un arreón certero de adentro afuera. Evidencias de un animal que a todas luces parecía toreado y maleado. Acertado y hábil el novillero toledano al propinar una estocada contraria para quitarse de en medio semejante prenda. Saludó ovación desde el callejón. Su segundo fue un sobrero de Benjamín Gómez Martín al que recetó cinco buenas verónicas en terrenos del seis, destacable el corte capotero de este novillero. Brindó la faena al público. Con la franela destacaron dos tandas por el derecho a un buen animal, noble aunque exigente. Empañó todo el de verde y azabache con los aceros y todo quedó en unas cariñosas palmas.

Roberto Blanco dio en suerte con otro peligroso y descastado utrero de José María Escobar. Hasta en dos ocasiones volteó el astado al vallisoletano, afortunadamente sin consecuencias. Hizo caso omiso de los gritos del callejón cuando le incitaban a cambiar la espada para pasaportar a un morlaco que desarrollaba por momentos, momento justo de la llegada de la segunda voltereta. Desacertado con el estoque de matar, escuchó algunas palmas. El quinto fue otro astado que requería todo por abajo, de frente y sin ligazón, no lo vio claro Roberto Blanco en ningún momento en una faena rematada con una buena tanda por el izquierdo y cuatro manoletinas. De nuevo se le atragantó la espada, llegando a escuchar dos avisos.


Por su parte, Daniel Crespo se presentaba en el coso venteño en una tarde que no propiciaba tranquilidad ni mucho menos. Fue evidente su inmadurez torera frente a un novillo pronto a la muleta pero nada sencillo por su escasez de recorrido. Pinchó en dos ocasiones antes de enterrar el acero algo contrario. Se quiso quitar la espina el gaditano con un sexto bis que más parecía un toro que un novillo, con cuajo, cornipaso, enmorrillado. Bueno fue el morlaco, noble, de más a menos. Bien Crespo toreando embraguetado por el pitón zurdo, consiguiendo un toreo al natural largo y de mano baja que hizo por un momento, olvidar lo acontecido con anterioridad en el albero. Mató de estocada entera caída y tras una petición algo tibia de oreja, dio una vuelta al ruedo. Aplaudido el cárdeno en el arrastre.

 

Ficha del festejo:

Luis Gerpe, palmas y silencio tras aviso

Roberto Blanco, silencio y silencio tras dos avisos

Daniel Crespo, silencio y vuelta al ruedo

 

Así se lo contamos TORO A TORO

FOTOGALERÍA

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.