inicio
Padilla y Cayetano abrieron la puerta grande del coso leonés, Manzanares oreja en su primero
J.C.M. - 25/06/2016

Segundo festejo de la feria de San Juan y San Pedro en León. La tarde de los de Núñez del Cuvillo, con Juan José Padilla, José María Manzanares y Cayetano Rivera. Estos dos venían de salir a hombros en Alicante. Ganado bien presentado, con la fuerza justa pero con nobleza. Especial mención al 2º, muy fuerte en el caballo al que movió con casta y por supuesto el 6º que se ganó con clase la vuelta al ruedo. Algo más de media entrada que en una plaza con cerca de diez mil asientos es más de lo que parece. Disfrutaron los leoneses con el espectáculo, con el que da Padilla en todos los tercios mezclando valor y buen gusto y el que dieron Manzanares y Cayetano ambos en un estado de forma espléndido.

Padilla y Cayetano, dos diestros que por múltiples razones arrancan con facilidad el batir de palmas de los tendidos haciéndoles llegar el público su cariño como justa recompensa al esfuerzo de ambos que también se hacen querer. Es León, como decíamos ayer, de esas plazas agradecidas con quien, en el caso del jerezano, enfila el camino de vuelta a casa sin dejarse nada en el tintero: una larga cambiada, variedad con el capote, pares de banderillas de bella ejecución, algunas al violín, toreo de rodillas o desplantes, y la gente lo agradece.  No tuvo suerte con los de su lote, pero estuvo a la altura. Siempre lo está, la verdad sea dicha, es un valor seguro. Cayetano posee similar facilidad para recoger el cariño de la gente, todos sabemos las razones. Entregado con la muleta, estuvo por encima totalmente del 3º y le cayó en suerte el 6º, el de más clase, al que trenzó tandas de bellos derechazos hasta decir basta y que le pudo haber valido el trofeo grande. Impecable en ambos con el acero, enfiló la puerta grande haciendo gala de un toreo y un temple creciente que le deberían llevar ya a escenarios de mayor enjundia.

Y finalmente Manzanares, un Manzanares que firmó en el 2º un par de tandas al natural que merecieron mayor premio de no ser por el estropicio del puntillero. Con el 5º le cayó en suerte el peor toro de la tarde, un animal que acusó el paso por el caballo pero al que Manzanares cuidó con mimo hasta arrancarle un meritorio par de tandas finales por el pitón derecho. Solo alguien con mucho oficio como él podría lograrlo. Debió acompañar a la terna en la salida por la puerta grande. Una pena.

Padilla estuvo elegante con el capote y los adornos (reseñable el quite por faroles del 4º) y majestuoso en banderillas en ambos toros. En el 1º midió bien la duración de la faena de un toro noble y con continuidad que solamente dio juego en los inicios sin exigirle. En el 4º encontró un oponente muy parado con la embestida alta. Se le quedaron algo traseras las espadas. Desorejó a ambos, el primero aplaudido en el arrastre.

Manzanares lidió a un 2º que movió con fuerza al caballo haciendo presagiar una lidia posterior interesante que acabó centrada en el pitón izquierdo. Cuatro tandas, dos de ellas de muy bella factura, con un animal al que el alicantino exigió con prudencia y que humillaba. Le dejó una gran estocada entera pero el desacierto del puntillero le costó una oreja. El 5ª salió sin fuelle del tercio de varas, parado pero con la suficiente nobleza como para permitir al diestro sacarle un par de tandas finales por el pitón derecho con maestría. Fallón con la espada, recogió Manzanares una fuerte ovación desde el tercio.

Cayetano estuvo correcto con el capote en ambos toros, destacable el quite con el envés en el 3º. Un animal que no transmitía emoción alguna pese a acudir siempre en busca de la muleta. Muy por encima de su oponente, lo tramitó con valor y algún adorno final. Gran estocada y dos orejas. El 6º fue el toro de la tarde, arrancándose en largo, noble, con clase. Una, dos, tres, cuatro... tandas de derechazos a diestro y siniestro. Lo mató como merecía, recibiendo. Estocada entera, dos orejas y fuerte petición del rabo que la presidencia no atendió entre la confusión del respetable que vio el premio donde había una vuelta al ruedo del astado.

Tarde interesante de toros que cerró la feria leonesa en la que Padilla dejó alto el pabellón pirata. Y Manzanares y Cayetano, en estas horas previas de reflexión política, agitaron nuestros corazones, uno por la izquierda y el otro por la derecha.

Ficha del festejo:

Juan José Padilla, dos orejas y dos orejas

José María Manzanares, oreja y ovación

Cayetano, dos orejas y dos orejas y fuerte petición de rabo con vuelta al ruedo al toro

 

Así se lo contamos TORO A TORO

VÍDEO: MANZANARES Y CAYETANO

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.