inicio
Juan José Padilla y Miguel Abellán salieron a hombros en la alternativa de un entregado Javier López “El Javi”, que no pudo acompañarles por su fallo a espadas. Buena corrida de Torrehandilla de la que sobresalieron dos ejemplares.
Carlos Bueno - 18/08/2015
Jesús Camacho
Jesús Camacho

La anécdota del festejo no se hizo esperar, Javier López “El Javi”, que tomaba la alternativa, se iba a portagayola a recibir al primero de la tarde, el que, supuestamente, debía servir para la ceremonia del doctorado. Limpia salió la larga cambiada, y ajustadas y vistosas las verónicas posteriores. Pero ese no era su toro, no era el que le había correspondido en el sorteo. Se dieron cuenta los banderilleros de Miguel Abellán, que era a quien le había tocado en suerte. Así es que el madrileño fue quien tomó el relevo de la lidia a partir de ese momento.

A la puerta de chiqueros se volvió a marchar El Javi en el segundo de la tarde, el que, ahora sí, le serviría para convertirse en matador. El lance volvió a surgir vibrante, espectacular, y la posterior faena nunca denotó el largo periodo que el valenciano lleva sin vestir de luces. Dominó terrenos y tiempos, llenó plaza, conectó rápidamente con los tendidos, todo merced a su entrega y también buen hacer. Presentó la muleta adelante para traerse muy toreado al animal largo y por abajo. Remató varias tandas con sabrosas trincherillas y acabó echando mano de variedad para que su quehacer nunca decayera. Lástima que finalmente se demorase con el estoque, porque lo que iba para doble premio se quedó en una vuelta al ruedo.

Por tercera vez acudió a toriles a recibir al que cerraba festejo, y esta vez remató con chicuelinas y faroles. Pero el astado sacó mansedumbre e imposibilitó cualquier atisbo de lucimiento a pesar del esfuerzo de El Javi, que apenas pudo esbozar algún muletazo pegado a tablas.

Las dos faenas de Abellán tuvieron un planteamiento similar porque parecido fue el comportamiento de los animales que lidió. Ambos fueron de más a menos, aunque el madrileño supo mantener el diapasón de las faenas evitando que se perdiera la conexión con los tendidos.

Al primero de la tarde, el que había recibido El Javi, le cortó una oreja tras un quehacer suave y elegante que empezó con buenos presagios por la bondad del toro, aunque Abellán tuvo que recortar distancias para provocar las arrancadas del de Torrehandilla, que pronto se paró. También acabó en terrenos de cercanías frente al cuarto, con el que concluyó su labor desplantándose de rodillas.

Tras la confusión de toriles, Padilla mató el tercero y el quinto, una alteración del orden de lidia no reglamentaria. El “Pirata” se metió al festivo público en el bolsillo de inmediato, sobre todo en cuanto cogió los palos para banderillear con vistosidad y variedad al primero de su lote, al que le cortó dos orejas tras una labor un tanto vertiginosa que había iniciado de rodillas y que siempre fue muy jaleada por el respetable que agradeció su entrega.

Se justificó frente al quinto, un ejemplar que sacó genio al que Padilla clavó tres pares al violín antes de intentar sacar faena. Pero el toro, muy mal lidiado desde su salida, no ayudó lo más mínimo y de inmediato amagó con rajarse.


Ficha del festejo:

18 de agosto. Plaza de toros de Xàtiva. Media de entrada. Toros de Torrehandilla bien presentados. Sobresalieron 2º y 3º. Manejables pero a menos 1º y 4º. Mansearon 5º y 6º.

Juan José Padilla: dos orejas y saludos.

Miguel Abellán: oreja y oreja.

Javier López “El Javi”, que tomaba la alternativa: vuelta al ruedo y vuelta al ruedo tras petición.

 

FOTOGALERÍA

  Votar:  
Resultado: 4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos   2 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.