inicio
Fernando Beltrán, ganador de la Naranja de Oro como mejor novillero con caballos de la última Feria, reeditó triunfo y salió a hombros tras cortar tres orejas, mientras que Aitor Darío "El Gallo", Naranja de Plata entre los que participaron sin picadores el año pasado, se fue de vacío. Se lidiaron ejemplares de Guadaira
Carlos Bueno - 21/09/2014
Rafael Romero Mateo
Rafael Romero Mateo

Tres orejas. Ni mucho ni poco. Simplemente números, estadística. Un detalle casi sin importancia si lo que verdaderamente interesa es el contenido, el fondo, la sustancia. Y eso precisamente, jugo, calidad, esencia, es lo que Fernando Beltrán demostró poseer sobre el albero de Algemesí. No hubo una faena asombrosa tal cual sucediera el año pasado, pero dejó claro que su personal torería continúa intacta, que tiene sello caro y que su actitud es la que necesita un novillero hambriento de éxito.

Tuvo enjundia el recibo capotero al que abría plaza y sabor añejo la faena de muleta. Por momentos con el compás abierto para dibujar derechazos de trazo largo y por momentos recargando su tauromaquia de arabescos sorprendentes. Clarividencia e inspiración para rematar con detalles pintureros, auténticos pellizcos de arte estremecedor, pero al buen novillo le faltó un tranco para que su labor acabase de tener toda la intensidad deseable.

El segundo de su lote metió los pitones en la arena prácticamente de salida sufriendo una aparatosa voltereta que acabó condicionando su comportamiento. Aunque la intención del astado era la de seguir las telas hasta el final, la merma de fuerzas provocó que recortase su viaje quedándose a medio muletazo. A pesar de ello, Beltrán tiró de él con seguridad y autoridad, sin perder la fe y poniendo todo su sentimiento en cada pase. Así logró robarle un puñado de naturales sueltos de bella factura y meterse al público en el bolsillo. La buena estocada fue la rúbrica que necesitaba para conseguir el doble trofeo.

Era la tarde de los triunfadores de la última edición de la Feria. Aitor Darío, "El Gallo" lo era de los novilleros sin picadores, y el premio para él era estar incluido este año en el ciclo ya con los del castoreño. No corrió en esta ocasión la misma suerte. El primero de su lote se quedaba corto y reponía, y el que cerraba festejo respondía sólo cuando se acertaba con alturas y distancias. Aitor lo intentó sin demasiado lucimiento. Quiso ser fiel a su estilo, el de torero elegante, pero para triunfar en este caso había que apostar y mandar. A veces se aprende más de los errores que de los aciertos. Esperemos que sea este el caso.

De la novillada de Guadaira cabe destacar a los ejemplares lidiados en primer y último lugar, mientras que segundo y tercero, aún siendo nobles, resultaron deslucidos.

 

Ficha del festejo:

Algemesí, 2ª de Feria. Casi lleno. Novillos de Guadaira bien presentados y nobles. Buenos 1º y 4º, deslucidos 2º y 3º.

Fernando Beltrán: oreja tras aviso y dos orejas

Aitor Darío "El Gallo": silencio en ambos 

 

FOTOGALERÍA

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.