inicio
Faena para el recuerdo de Ponce, El Juli en número uno y Perera se pega un arrimón de figura en el cierre de Begoña
Rafa Navarro - 16/08/2015
Rafa Navarro
Rafa Navarro

Por dónde empieza uno a contarles cuando se derrocha tanto arte y torería en dos horas y media de festejo. Borrachera de buen toreo en el cierre de Begoña con la mejor entrada de la feria, ¾ largos. Afortunados los que se animaron a ir a El Bibio en una tarde desapacible ya que el broche no fue de oro, fue de diamantes. A estas horas el vello de los brazos ya volvió a su posición natural pero Enrique Ponce bailando con el cuarto al compás del Concierto de Aranjuez, provocaron que una emoción recorriese por todo el cuerpo en una de esas faenas con las que se renueva el carnet de taurino por un lustro. Por su parte El Juli manda en técnica y profesionalidad y de eso no hay duda. Le valen todos los toros, el bueno, el medio y el regular y eso solamente lo puede hacer un número uno. Perera que ayer puso técnica y al que se le pidió corazón, hoy salió a revientacalderas tras ver el nivel de sus compañeros de terna. A esa técnica, templanza y suavidad en la muleta, en el sexto puso emoción y un valor extremo que bien merecían dos orejas como premio. El encierro de Garcigrande y Domingo Hernández funcionó con grandes toros y toros medios que hicieron mejores los que vestían de oro.

Comenzamos a pormenorizar en esta gran tarde de toros. A uno le cuesta describir sentimientos y emociones, hay que vivirlas y disfrutarlas pero intentaré plasmarles la bella y artista faena que dejó Ponce con el cuarto. La Fiesta necesita de un torero de su clase, su elegancia y su saber estar. Serigrafista salió como el AVE, parecido al que esperan los asturianos. Los banderilleros no estuvieron muy acertados y se escucharon pitos en la plaza pero ahí salió ese torero de Chiva andando con parsimonia para brindar y poniéndosela cerca de tablas. Tras dos primeras por el derecho, se quedaba a mitad de pase y le susurró al astado que le ayudara y tirara para delante. En ese momento comenzaron a sonar los acordes del Concierto de Aranjuez del maestro Rodrigo y le llegó la inspiración al otro maestro.  Con el mando de Ponce se vino arriba el astado y alargó derechazos con mucha clase. Por el izquierdo fue más informal y le dio un par de avisos. Faena de emociones con esa templanza en acompañar las embestidas al son de la música. Esa obra merecía una firma final en forma de estoconazo en el sitio. Faena de sentimientos y pelos de punta. El primero fue menos agradecido y Ponce administró las fuerzas del animal. Le pesaban los más de 600kg y aún así le sacó muletazos destacables por ambos pitones. Falló con los aceros y saludó ovación.

Dos orejas le cortó El Juli a su primero. De los 610kg del primero pasamos a 460kg del segundo, desigual la presentación de Garcigrande –Domingo Hernández. Verónicas de recibo y quite por chicuelinas y tafalleras. Movilidad y transmisión de ese segundo que acudía con garbo al mínimo cite. Qué manera de alargar los derechazos ligando con suavidad. No daba tiempo a pestañear ya que había recursos del madrileño en todo momento. Por el izquierdo que parecía que no funcionaba, consiguió igualmente meterlo. Volvió a la diestra para torear en redondo muletazos infinitos, parte de los tendidos en pie. Faena, facilidad, variedad en su toreo y conexión de un número uno. Gran toro de Domingo Hernández que no se cansó de tomar la muleta con bondad y al que se le pidió hasta la vuelta al ruedo. Si hubiera estado rematado de hechuras aún, aún pero fue un gran toro, no de vuelta. Pinchazo hondo y dos orejas. El quinto salió suelto de salida y haciendo caso omiso a los capotes. Paró El Juli esa incierta embestida con largos derechazos. Arrastró la muleta para dar los naturales. Le exigió el de Velilla en continuos cambios de mano sin despegar los pies del albero. El toro bajó un escalón en larga faena y Julián acortó distancias para no dejarle un pase sin dar. Pinchazo, entera y oreja tras aviso.

Parecía que Perera se iba a marchar en su segunda tarde en Gijón por la puerta de cuadrillas pero ni mucho menos. El extremeño es figura del toreo por algo y hoy lo demostró. Parecía, haciendo balance de sus tres primeras faenas en El Bibio, una perfección sin remate ni transmisión. Un toreo pulcro, suave y técnicamente de notable alto pero quizás un punto lineal y plano. Faltaba algo y ese algo lo puso a base de un arrimón de quitarse el sombrero.  Directo de rodillas y delantales de recibo con el cierraplaza. De nuevo rodilla en tierra en el centro del ruedo y aguantó con esmero el arrimón del animal en el comienzo de faena de muleta. Dos por el derecho con el noble sexto saliendo con recorrido de la muleta. Se quedó más corto en la siguiente por el mismo pitón y por el izquierdo perdió la fuerza, desinflándose por momentos. Elaboró resto de faena metido entre pitones. Innumerables cambios de mano con el pitón rozando muslo y los pies clavados en el albero. Arrimón de figura grande, estocada entera y gritos de torero, torero. Dos orejas de ley, garra y valor, mucho valor. No le dudó ni un segundo y le exigió a un toro que no podía con su alma.  Interesante quite al tercero por tafalleras y gaoneras. Brindis al empresario Carlos Zúñiga. Explosivo arranque de faena en los medios con el toro viniéndose de lejos y pasándoselo por la espalda. Otro toro con movilidad y transmisión que no cesó de embestir. Perera salió a por todas tras las dos orejas de Julián y se notó esa furia y lucha interna por ser el mejor. Dio largos muletazos, tomó cercanías y ese riesgo dio emoción a la faena que culminó con media estocada y una oreja. Ese Perera peleón que volvió a sonreír por fin en Gijón tras la faena al sexto es al que queremos ver.

Acabó una gran Feria de Begoña en Gijón. Como exalta cada tarde el aficionado de la andanada del ocho, ¡viva la Feria de Begoña!. Todos los días han pasado cosas interesantes, Puertas Grandes diarias, oportunidad de ver a los jóvenes valores, de disfrutar con unas figuras entregadas, variedad de encastes y una afición entendida, de diez. El éxito no viene por casualidad y fuera de las polémicas que han salpicado estos últimos días al empresario, hay que ver donde estaba Gijón y el lugar del que goza ahora, taurinamente hablando. Este año se acaba la prórroga de los Zúñiga que llevan más de una década en la ciudad y que han hecho de la Feria de Begoña una de las más destacadas del circuito de segunda y un fuerte bastión de toros en Asturias. Las desafortunadas palabras se las lleva el viento pero los hechos y el trabajo ahí queda patente. 

Ficha del festejo:

Plaza de toros de El Bibio. Más de 3/4 de entrada. Toros de Garcigrande y Domingo Hernández, desigual de presentación, manejables a destacar el 2º y 3º.

Enrique Ponce, saluda ovación tras aviso y dos orejas
"El Juli" , dos orejas y oreja tras aviso
Miguel Ángel Perera: oreja y dos orejas

 

Así se lo contamos, TORO A TORO

FOTOGALERÍA

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   3 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.