inicio
Perera salió a hombros con polémica tras una faena muy dispuesta en la que mostró su gran seguridad y compromiso. Román fue todo entrega y verdad y arrancó una oreja de mérito, mientras que Castella se mostró un tanto abúlico y no llegó a los tendidos. El encierro de Victoriano del Río tuvo tanta nobleza como falta de casta
Carlos Bueno - 16/03/2017

No tuvo ninguna culpa Perera de que le silbasen mientras salía a hombros. Su disposición, entrega y autoridad sobre el albero quedaron fuera de toda duda tras su paso por Valencia. Lo que ocurre es que una faena de dos orejas en una plaza que pretende ser de primera categoría debe ser más maciza, más rotunda, más contundente, y ello no sólo depende del torero sino también del toro. La generosidad que el palco tuvo con el extremeño en este caso perjudicó al coletudo y al coso, donde parece no existir el mínimo criterio de exigencia que debe imperar en una feria de primera.

El protestado doble trofeo le fue concedido en el que salió en quinto lugar, un toro que después de un par de tandas muy ligadas y mandonas decidió dejar de emplearse. Aún así Perera pisó la corta distancia con gran seguridad y autoridad obligando al de Victoriano a seguir su muleta en un final de faena muy poderoso. Tras una estocada de excelente ejecución llegó la polémica.

Cambiados en el centro del platillo para iniciar su primera faena y profundidad en los derechazos siguientes. Así había comenzado el extremeño un quehacer esperanzador con un toro que respondía con recorrido y por abajo. Hubo después un circular invertido largo como un tren y en ese preciso momento se rajó el de Victoriano de forma radical y ahí se acabó todo.

El quite por tafalleras y gaoneras que Román realizó al primer toro de Perera, decidido y ajustado, fue su tarjeta de presentación y la mejor muestra de sus intenciones. Y con esa actitud siguió cuando empezó su primea faena de rodillas resultando volteado de muy fea manera. Se levantó sin mirarse el valenciano para seguir con su propósito de poderle al astado, pero éste pronto se desentendió y tuvo que ser el torero quien pusiera todo de su parte, algo que no pareció costarle esfuerzo, y así, Román llevó a cabo una labor entrega y sincera que tuvo gran conexión con los tendidos por la exposición y verdad que desprendía.

Lo poco que embistió el que cerraba la tarde lo hizo al paso y sin humillar lo más mínimo. Expuso Román aún sabiendo que la posibilidad de lucimiento era una quimera.

No paró de embestir el que abrió festejo, pero lo hizo a su aire y siempre gazapeando. Se hartó Castella de pegarle pases pero sin antes haber probado a poderle por abajo para intentar pararle los pies, y así su labor no tuvo la menor transmisión. Más cantidad de pases recetó al cuarto, un toro repetidor de embestida descompuesta al que el francés faenó entre la indiferencia general hasta que parte del público comenzó a silbar.

Ficha del festejo:

16 de marzo, Valencia. 7ª de la feria de Fallas. Tres cuartos de entrada. Toros de Victoriano del Río bien presentados pero descastados en general. El 5º resultó el mejor.

Sebastián Castella: silencio tras aviso en ambos.

Miguel Ángel Perera: palmas tras aviso y dos orejas protestadas tras aviso.

Román: oreja y silencio.

Cuadrillas: saludaron Ambel Posada tras banderillear al segundo, Curro Javier en el quinto y Raúl Martí y El Sirio en el sexto. Buena brega de César Fernández.

Así se lo contamos TORO A TORO

FOTOGALERÍA

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   1 Voto

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.