inicio
Destacada actuación de un Padilla comprometido con Madrid. Fandiño saluda ovación con el buen quinto.
Rafa Navarro - 26/05/2016
Muriel Feiner
Muriel Feiner

La vigésimo primera de Feria nos deja una seria actuación de Padilla al primero de la tarde, un buen pitón derecho del quinto de la tarde que se apagó más pronto de lo que hubiésemos querido y un Garrido sin toro que habrá que ver, el joven dejó su entrega y se la jugó. La corrida de Parladé vino a Madrid demasiado cargada de kilos, tanto que a la mayoría de los astados les pesó. Los que tuvieron algo, cuarto, quinto y sexto, nos dejaron con la miel en los labios de reactivar una tarde en ocasiones aburrida, le faltó fondo a Parladé que demostró clase en los inicios de muleta en esa segunda parte de la misma.

Con estos mimbres, la cesta más compacta la fabricó Juan José Padilla. El jerezano se ganó el respeto de Madrid en una de sus actuaciones más serias en esta plaza sin toro de lucimiento. Fue faena de querer y estar bien puesto. Faena de entrega y compromiso con el escenario y con una afición que le aplaudió cuando se fue a portagayola a recibir al primero. Solventó la larga cambiada de rodillas y lanceó por limpias verónicas con el de Parladé metiendo bien la cara. Gran susto de Padilla en banderillas cuando al poner el primer par, frenó en seco el toraco de 641kg y le volteó feamente, tremenda paliza que. Garra de ciclón y colocó los otros dos pares arriesgados, tercero al quiebro. Comienzo por estatuarios y bello remate por bajo. Toro complicado que exigía tener todos los sentidos puestos. Le costaba tomarla, uno a uno al natural fue creando ambiente. A falta de toro y ligazón, farol y otra tanda bien compuesta. Se fue al pitón derecho y se quedaba corto pero lo que importaba es la colocación, la manera de ponérsela y la actitud intachable de Padilla. Casi entera desprendida pero esa ovación era de respeto a un torero que dejó una de sus actuaciones más comprometidas. En el cuarto fue otra cosa. Lo paró con pierna genuflexa y ramillete de verónicas. Vistoso tercio de banderillas y parte del público en pie. Comenzó faena pegado a tablas de rodillas y arriesgando el pirata. Se movía a media altura y se mostró bondadoso en los primeros compases pero le faltó mayor mando y se aburrió. Tras la entera hubo leve petición que quedó en otra ovación a un Padilla que trajo a Madrid un toreo más maduro y serio (en su primera actuación).

La otra ovación de la tarde se la llevó Iván Fandiño con el buen quinto de Parladé. Ya metió bien la cara en el capote, apretó en el caballo y prometía de salida. Interesante comienzo de faena esperándole en el centro del redondel y el de Parladé arrancándose de lejos. Ligó Fandiño por el derecho y el toro a más, con gusto, humillando, por abajo, con transmisión y recorrido por ese pitón. Atropelló al vasco en varios muletazos desluciendo los mismos y una vez cogió la zurda, toro y todo a menos. Mató de entera algo desprendida y el vasco se fue con una medio sonrisa por las dos tandas y media cuajadas. Es cierto que el toro se apagó y le faltó motor, pero tuvo condiciones para que en ese espacio de tiempo que duró y que metió el hocico por el suelo, Fandiño hubiera conseguido alargar y ligar con total pulcritud y levantar al público de sus asientos. Su primero fue un brusco que levantaba la cabeza a mitad de pase y que no tuvo ni un pase. Imposible ese segundo de Parladé y digamos que Fandiño no se mostró claro de ideas para intentar rascar con otros recursos. Dos pinchazos, media muy caída y cuatro descabellos antes de que doblara de aburrimiento.

Completaba la terna José Garrido que como en su primera tarde dejó patente sus ganas de triunfar y demostrar su toreo pero le faltó rival para mayor lucimiento. A su primero lo recibió rodilla en tierra y verónicas en limpio recibo. Le echó pronto la mirada al torero pero tragó con el valor que esa sabia nueva normaliza. Cuando no doblaba, no salía de la muleta así que el extremeño puso orden para robarle lo poco que tenía. Acortó distancias pero otro toraco de 615kg no era agradecido ni para eso. Alargo demasiado y no estuvo fino con los aceros durante toda la tarde. Tres pinchazos y certero descabello. El sexto sí que tuvo movilidad en los primeros compases de faena y ya de salida se movió en la capa. Sin probaturas, galopaba de lejos y Garrido por el derecho. Se lo pasó muy de cerca y noble el de Parladé hasta que al probarlo por el izquierdo, puso modo off tras tres naturales. Después llegó una embestida defensiva y se acabó, misma película. Cierre por berandinas antes de pinchar en tres ocasiones. Torero joven del que ya hemos visto su buen hacer pero que en Madrid no ha tenido la suerte del principiante. Lo poco que le han dejado hacer, lo ha hecho con valor y verdad.

Mañana llegan los toros de El Pilar para El Fandi, David Mora y López Simón.

Ficha del festejo:

Plaza de toros de Las Ventas. 21º festejo de San Isidro. Casi lleno. Toros de Parladé, serios de presentación, con falta de fondo a destacar el 5º y movilidad del 6º para:

Juan José Padilla, ovación tras aviso y saluda ovación tras leve petición

Iván Fandiño, silencio tras aviso y saluda ovación

José Garrido, silencio tras aviso y silencio

 

Así se lo contamos TORO A TORO

FOTOGALERÍA

DETALLES del 26 de Mayo

  Votar:  
Resultado: 4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos   2 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.