inicio
El torero vasco se fue de vacío y se mostró conformista antes las adversidades de sus rivales
Rafa Navarro.- Vídeo: Taurodelta - 29/03/2015
ALCOLEA
ALCOLEA

Iván Fandiño triunfó. Triunfó en llenar la plaza de Las Ventas un Domingo de Ramos y colgar el cartel de “no hay billetes”. Triunfó en elegir la cuadrilla que le acompañaría en una tarde especial. Triunfó su departamento de publicidad y marketing que supieron vender la gesta y crear una expectación como hacía tiempo que no se veía en Madrid. Hasta que salió el primer toro, todo impecable pero donde tenía que venir el triunfo, no llegó.

Se le hizo largo el compromiso a Fandiño y el resultado del mismo da señas de lo que fue la tarde, cinco silencios y una faena pitada. Los rivales que tuvo enfrente de diferentes hierros, salvo el quinto bis que también fue de Adolfo Martín, no dieron opciones de triunfo. Ante esas adversidades, echamos en falta que Fandiño dejara patentes otras dotes que ya ha demostrado en Madrid y que en parte lo han aupado al puesto del que goza. Le faltó al de Orduña ideas, variedad, templar y tirar de la tarde.

Tenía una ventaja y un impulso para ello que fue la disposición total de las veinticuatromil almas que llenaban Las Ventas. Los madrileños tenían ganas de toros y su actitud fue positiva hasta última hora. Comenzó pitando a los cinco antitaurinos que se sentaron en barrera, por lo menos se dejaron los cuartos. Siguió ovacionando cuando Fandiño pisó el albero y al romper el paseíllo. Tres de los toros fueron ovacionados de salida. La plaza se caía en el lucido tercio de varas de Israel de Pedro al cuarto de Escolar. Ovacionados también Jarocho, Víctor Martínez y Javier Ambel. Ovación para Florito, para el espontáneo que saltó al ruedo y hasta para el de la corneta, pero quien tuvo que ser ovacionado, salió de la plaza entre división de opiniones. Fandiño desaprovechó esa entrega del público que agradeció su apuesta pero no su ejecución.

Abrió la tarde un precioso cárdeno ovacionado de salida de Partido de Resina. No logró pararlo Fandiño en el capote y flojeó desde el comienzo. Quite por delantales pero no estaba el de Partido de Resina para muchos trotes. Elaboró faena en las líneas del tercio pero el animal embestía sin ninguna gracia, salía con la cara arriba y lo poco que tenía tuvo que hacérselo de uno en uno. Mejoró en la segunda tanda arrimándoselo y ligando derechazos de corto recorrido. Ahí se quedó y pinchó antes de una entera que hizo guardia. Primer silencio.

El segundo de Adolfo fue otro impecable en presentación y le pegó el vasco seis verónicas pulcras pegado a tablas, rematando con media aplaudida. Galleando lo llevó al caballo y brindó al público y parecía que sí. Lo esperó en el centro del ruedo y arrancó andando el de Adolfo desde tablas a la muleta del vasco. Tanda ligada por el derecho y la gente quería pero se vino pronto a menos y mató de media y dos descabellos antes de escuchar su segundo silencio.

El de Cebada Gago hizo extraños de salida y ya con la muleta arrancó con más fuerza en los primeros compases pero fue un espejismo. Sosa la embestida del animal y Fandiño empezó a no encontrarse cómodo en una tarde que le habrá quitado el sueño muchas noches. Ninguna transmisión del de Cebada y esta vez sí dejó una estocada entera aunque requirió del descabello, tercer silencio.

En el cuarto llegó el mayor espectáculo de la tarde. Aplaudido el de José Escolar de salida y lo paró con seis verónicas limpias y una media pegado a tablas. Metió con fuerza los riñones en el caballo y lo dejó en los medios para lucirlo en el segundo puyazo. Gran parte del público en pie para ovacionar al de José Escolar seguido de un quite de Fandiño por chicuelinas. Faena en alto tras desmonterarse la cuadrilla y tocaba coger la muleta. El de Escolar resulto brusco de comportamiento y levantaba la cara a medio pase pero Fandiño no consiguió templarlo. Le pegó un derrote en la cara al entrar a matar para dejar un pinchazo hondo y complicarse con el descabello. Tras la ovación al de Escolar, Fandiño escuchó pitos y en ese momento el vasco dio la tarde por perdida.

Tiró la toalla y se encerró en tablas con el capote costándole salir del embrollo. El quinto bis de Adolfo no tuvo ni un pase. O no entraba, o salía rápido o doblaba. Abrevió faena y de nuevo, fallo con los aceros en una tarde mala con la espada. Faena silenciada.

El público, repito que impecable, dio palmas de aliento a Fandiño ante de que saliera su último cartucho. De rodillas le pegó una larga y le molestó el aire en el capote. Un Fandiño desesperado no encontró la fórmula de enfrentarse a un manso de manual que se fue pronto a tablas. Ni lo intentó con todo en contra y abrevió. Dejó dos pinchazos entre los pitos del respetable. Quinto y último silencio en una tarde eterna para Fandiño.

Mañana toca levantarse, asimilar fallos, valorar aciertos y enfrentarse a una temporada que no comienza con buen pie. Los que han llenado la plaza fueron los mismos que lo sacaron a hombros en San Isidro y los mismos que estarán para disfrutar de nuevo del toreo de Fandiño en tiempos venideros. Quien no apuesta no gana y es de valorar la gesta del vasco que tuvo un resultado ingrato para todos.



Ficha del festejo

Plaza de toros de Las Ventas. Lleno de no hay billetes. Toros de Partido de Resina, serio y flojo; Adolfo Martín se vino pronto a menos, 5º bis, deslucido; Cebada Gago, sin raza ; José Escolar, el de mayor opciones de la tarde, de embestida brusca y Palha, manso. Para:

Iván Fandiño, silencio, silencio, silencio, pitos tras aviso, silencio y silencio

 

ASÍ SE LO CONTAMOS TORO A TORO

FOTOGALERÍA

FOTOGALERÍA: DETALLES DEL DOMINGO DE RAMOS

  Votar:  
Resultado: 4,3 puntos4,3 puntos4,3 puntos4,3 puntos4,3 puntos   9 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.