inicio
Corridón de Juan Pedro que pudo encumbrar a un Talavante imaginativo e innovador y a un Luque firme y con mucha verdad. La espada, el talón de Aquiles de ambos
Rafa Navarro.- Vídeo: Canal + - 29/05/2015
Jesús Camacho
Jesús Camacho

 

Imagínense un San Isidro con treinta y un tardes como la de hoy. Nos emborracharíamos de felicidad, alegría y sería un tío vivo de emociones. Tardes como la de hoy son las que hacen afición y en las que el abonado renueva sus ilusiones por un largo tiempo. Son muchos petardos y tardes de bostezos pero por vivir una corrida así merece la pena el sufrimiento. Corridón de Juan Pedro Domecq, la corrida más completa de lo que llevamos de Feria. Toros con emoción, encastados, con raza, clase, humillación y ese punto de genio que provoca la emoción en el espectador. Talavante se ha propuesto reinventar el toreo con una imaginación que se nos escapa al ciudadano de a pie. Se le fueron tres orejas con los aceros pero ahí queda lo mostrado en el ruedo. Luque cortó una que pudieron ser hasta tres si no llega a ser por la espada. Demostró el nuevo momento que vive de madurez, de firmeza, de templanza, de tener las cosas muy claras y aptitudes para ello. Hasta Finito de Córdoba estuvo bien en su primero dejando detalles muy toreros, una disposición que hacía años que no veíamos en Madrid y teniendo huevos para recriminar las faltas de respeto de dos o tres hooligans que pronto se camuflaron en el siete.

Comenzamos desgranando las faenas de Talavante. Si me repito lo siento pero desde que lo vi a primeros de año aposté porque iba a ser su año. Después se han unido varios toreros a esa lista pero es que soy muy chaquetero. Llega con una renovación en su toreo que va más allá de lo aprendido en las escuelas o de los vídeos de antaño. Una personalidad fuera de lo común que hoy demostró en una faena al quinto de pura magia. El mago que saca el conejo de la chistera y uno se pregunta, ¿cómo ha hecho este tío eso?, pues hoy consiguió hechizarnos. Variado saludo capotero con verónicas de mano baja y tafalleras. Increíble comienzo de faena de rodillas aguantando y se sacó una arrucina de rodillas que levantó al público de sus asientos. Repito, arrucina de rodillas ante el quinto escastado. Serie de derechazos, cambio de mano, se quedó corto por la izquierda, aguantó el parón y cambió de pitón por la espalda, firmeza intachable. El de Juan Pedro no tenía un largo recorrido y se inventó totalmente la faena un Talavante innovador, inspirado y con mucho valor. Rectitud en el remate por manoletinas, cambio de manos y se lo sacó por la espalda haciendo con el astado lo que quería. Qué cabeza más bien amueblada, asombroso. Suertes que no están en los libros en una faena de un loco con los pies en la tierra. ¡Bendita locura!. Ahora llega el final triste del cuento con dos pinchazos y una entera que le valieron dar la vuelta al ruedo mientras veía como el de Juan Pedro era arrastrado al desolladero con dos orejas que tuvo en la mano. El segundo de la tarde apuntaba maneras, de nombre Embestido. Tremendo los pares de Trujillo, buenos puyazos de Manuel Cid, brindis al público y run run del bueno. Comenzó en terrenos del medio con el de Juan Pedro viniéndose de lejos y primera serie de naturales con largura y mucha intensidad, gran ovación de Madrid. Otra con la zurda con un pelin menos de intensidad antes de coger la diestra y arrastrar la muleta. Embestido embistió y humilló con cierta distancia. Se pegó buen arrimón de nuevo al natural en faena notable de Talavante que le hubiera valido una oreja de peso si llega a entrar la espada. Mucho carretón pero a seguir con esa cabeza distinta a los demás, distinta a todos. Todo genio está lleno de locura, por eso son genios, porque se salen de lo normal.

Otro nombre que deja este San Isidro es el de Daniel Luque que no ha podido repetir el triunfo del pasado año pero que sale catapultado de Madrid para ocupar un digno lugar en las ferias. Mira que es serio el tío pero tiene hasta gracia y sobre todo mucho arte manejando la capa. Aunque su primero salió suelto del capote, logró dejar constancia del buen gusto que tiene con una media, quite por chicuelinas y dejándolo con torería en el caballo. Destacar a su buena terna de banderillos, los hermanos Neiro y Antonio Chacón que se desmonteraron en ambas faenas. Estatuario viniéndose de lejos y al segundo fue el de Juan Pedro directo hacia Luque y lo volteó feisimamente lanzándolo por los aires. Milagrosamente no la llevaba y a por el toro encastado que tuvo peligro. Está en un momento de confianza que puede con todo. Una serie ceñida y ligando por el derecho. Otra por el mismo pitón de seis y siete muletazos de mucha intensidad y fortísima ovación. Firmeza de Luque probándolo por el izquierdo, donde tenía mayor peligro. Lo exprimió por el pitón bueno con mucha verdad y cuajando una más que digna faena. El remate fue atronador con las luquecinas finales de perfecta ejecución y la plaza en pie. Entera caída y necesitó dos descabellos. Todos los días tenemos el mismo debate, que si Madrid ha perdido mucho, que esto no es lo que era, que cómo se da una oreja con dos descabellos…señores, las pide el público y el Presidente tiene la obligación de dar la primera si hay petición mayoritaria, la hubo y fin de debate. Si mata bien caen las dos sin dudarlo. El sexto titular se lesionó de la mano nada más salir y salió un sobrero de Parladé, todos tranquilos que venía de buenas manos. Buen tranco del de Parladé al que esperó Luque en el centro del ruedo para ligar por el derecho y llevarlo con largura. Lo hizo todo fácil el sevillano poniendo mucho temple, toreando despacio y exprimiendo ese pitón. Tiró dos con la mano relajada y le dio sus tiempos antes de probarlo por el izquierdo donde tuvo una condición más bruta y a partir de ahí fue a menos la faena. Con una oreja en el bolsillo si mata bien le hubieran pedido otra del sexto pero hoy era día negro. Notable alto de Luque en esta feria. Nos ha demostrado que es un torero que va a más y que no se ha estancado en la posición cómoda de la que gozaba.

Por los antecedentes y porque las obras de Finito cada vez vienen más tardías, confieso que estaba reticente de salida y eso nunca es bueno. Finito hoy calló bocas, la mía y sobre todo las de tres energúmenos que gritaban cuál pava adolescente en un concierto de Justin Bieber, desbocados y sin argumentos. El cordobés llegó a Madrid más dispuesto que en otras ocasiones, no echando la pata para atrás y dejando una faena al primero con muchos detalles artistas de toreo con poso. Noble el primero de Juan Pedro y metiendo la cara. Dos derechazos gustosos en faena intermitente. Faltó rotundidad y emoción pero dejó esas pinceladas finas que remató con trincherillas de mucho arte. Alargó faena y mató de una entera algo tendida y trasera que requirió de dos descabellos. Saludó ovación y con una chulería justificada mandó calma al sector del siete que seguía gritando en bucle cuando veían al cordobés. En el cuarto dio otra dimensión más simple y en tramos aburrida ante otro noble de Juan Pedro que se dejó y no molestó. Acabó aburriéndose de los tiempos que le dio el torero y le falto a Finito faltó empujar y tirar del astado.

Mañana más y mejor. Toros de Benítez Cubero para Joao Moura, Andrés Romero y Luis Valdenebro.


Ficha del festejo

22ª de SAN ISIDRO. Plaza de toros de Las Ventas. Lleno de “no hay billetes”. Toros de Juan Pedro Domecq y 6º bis de Parladé. Buena presentación, con juego, raza, casta y fondo. Aplaudidos en el arrastre 2º,3º,5º y 6º bis.

Finito de Córdoba, ovación tras aviso y silencio

Talavante, leves palmas y vuelta al ruedo tras aviso

Daniel Luque, oreja tras aviso y saludos tras aviso

 

Así se lo contamos, TORO A TORO

FOTOGALERÍA

Secuencia del percance de Daniel Luque

 

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   1 Voto

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.