inicio
A Rafaelillo le pidieron la segunda oreja después de una emocionante lidia a una alimaña. También Paco Ureña se llevó un apéndice tras dejar una grata impresión, mientras que Escribano se fue de vacío a pesar de su disposición y empeño. La corrida de Aldolfo Martín no acabó de emplearse.
Carlos Bueno.- Vídeo: Movistar + - 13/03/2016
Jesús Camacho
Jesús Camacho

No salió el toro encastado de albaserrada que se come la muleta por abajo. Sí la alimaña que no se deja torear según las directrices modernas. Y también saltaron al albero demasiado ejemplares complicados, de los que no aparentan el peligro que en realidad tienen, toros exigentes a los que hay que consentir mucho para sacar algo en claro. Y eso es lo que hizo la terna. Cada cual en su estilo y sin perder su personalidad se la jugaron sin trampa ni cartón, y gracias a eso hubo emoción en el ruedo y nadie apartó la vista de la arena ni por un segundo.

No podía haber más verdad en la faena que Rafaelillo le planteó al cuarto del festejo, una auténtica alimaña de Albaserrada. Sabía el toro lo que se dejaba detrás en todo momento. Buscaba el astado las zapatillas del murciano en cada pase, le exigía, le ponía a prueba. Y don Rafael no se amilanó, todo lo contrario, le plantó cara con determinación, cruzándose a pitón contrario para robarle los muletazos uno a uno. Cara a cara, mano a mano, un pulso entre dos voluntades contrapuestas. Una lidia auténtica, emocionante. En el toreo no todo pueden ser estéticos derechazos y naturales, y en este caso fue cuestión de épica, heroicidad, autenticidad. Hubo pases sueltos imprevisibles y desplantes de torero macho. Se volcó en la estocada y el pueblo pidió la segunda oreja, pero la autoridad se la negó, como si la emoción fuese algo cuantitativo.

A ese toro lo había recibido con un manojo de vibrantes verónicas con una rodilla en tierra, y al que abrió festejo con dos largas cambiadas de hinojos, pero éste tenía las fuerzas tan al límite que apenas podía desplazar su anatomía en busca de las telas que le ofrecía Rafaelillo.

Directamente al natural, muy de verdad, con el pecho por delante; así inicio su quehacer Paco Ureña. Muletazos por abajo, encajado de riñones, entregado, roto… la faena iba subiendo enteros. Se echó entonces la franela a la mano derecha para llevar a cabo una tanda profunda. Pero en el último muletazo se revolvió el astado y le prendió de muy mala manera. Afortunadamente todo quedó en un susto y el de Lorca pudo entrar a matar para recetar una estocada un tanto trasera y caída que fue suficiente para acabar con el de Adolfo y cortar una oreja.

Salió muy decidido a redondear su actuación frente al que cerraba festejo, pero éste no dio apenas opciones. Su escaso recorrido imposibilitó que la faena de Ureña tuviese el ritmo y la intensidad necesarias a pesar de su empeño.

No se empleó en ningún momento el primero del lote de Manuel Escribano, que embistió al paso de forma cansina y con la cara a media altura. Se empeñó el sevillano en sacar agua de un pozo seco y, finalmente, consiguió robarle una tanda estimable por el pitón derecho después de aguantar parones y miradas intranquilizadoras.

No tuvo mayor suerte con que hizo quinto, muy deslucido por la falta de ritmo en sus embestidas. Escribano intentó llevar a cabo una labor presidida por el buen gusto pero que no acabó de llegar al tendido.

Ficha del festejo:

13 de marzo, 3ª de la Feria de Fallas. Casi lleno. Toros de Adolfo Martín bien presentados y complicados en líneas generales, sobre todo el 4º.  

Rafaelillo: silencio y oreja con petición de la segunda tras aviso.

Manuel Escribano: silencio tras aviso y saludos.

Paco Ureña: oreja y silencio.

Así se lo contamos TORO A TORO

FOTOGALERÍA 

SECUENCIA de la cogida de Paco Ureña

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   2 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.