inicio
El desacierto en la suerte suprema provocó que Tomás Úbeda, Juan Antonio Navas y el rejoneador Vicente García se fueran de vacío en el segundo y último festejo del certamen “Naranja de Plata” para novilleros sin caballos.
Carlos Bueno - 23/09/2014
Jesús Camacho
Jesús Camacho

Hubo más toreo de lo que la fría ficha pueda desprender. Se entregaron los chavales, que lo pusieron todo de su parte. Tuvieron ante sí buenos ejemplares para expresarse. Dieron motivo para la ilusión. Pero ninguno ejerció de buen matador. Es decir, que ni el estoque, ni el descabello ni tampoco el rejón de muerte fue su fuerte.

Era día especial para ellos, seguro. Encontrarse una plaza repleta a favor de obra no es habitual en estos tiempos, y menos cuando se trata de una novillada sin picadores. En este caso se trataba del segundo y último festejo del certamen “Naranja de Plata” en el que se propuso, además, el debut oficial del rejoneador local, Vicente García, que después de años de esfuerzo y trabajo tenía ante sí la oportunidad añorada.

El rectángulo de Algemesí no es el mejor escenario para torear a caballo. Además se puso a llover justo en el momento en el que García se hacía presente en el albero. Pero al jinete se le vio sereno y seguro en los primeros compases de su labor. Intentó siempre citar con pureza y dar el pecho de los equinos para batir a pitón contrario. Logró reunir las banderillas arriba a pesar de que el eral de Valdemoro embestía a arreones, pero la suerte final se le resistió. Para más desgracia, en uno de los intentos de clavar el caballo se resbaló cayendo sobre la rodilla del rejoneador, que acabó su quehacer visiblemente mermado.

También se fueron de vacío los alumnos de las escuelas de Nimes y Valencia. Tomás Úbeda, cuya faena al primero tuvo expresión, temple y desparpajo, echó mano del toreo más populista con el segundo de su lote. Adornos, desplantes y hasta saltos de la rana fue el muestrario que desplegó de cara a la galería en una faena de poco asentamiento pero mucha conexión.

El valenciano Juan Antonio Navas se mostró muy firme y seguro en todo momento. Tuvo ligazón su primera labor en la que sobresalió su toreo en redondo, con varios derechazos cadenciosos y desmayados, y brilló especialmente al natural con el que cerraba festejo, al que pulseó muy bien para conseguir llevarlo muy toreado en pases largos y ceñidos. Pero lo dicho, el mal uso de los aceros le dejó sin premio como había sucedido con sus compañeros.


Ficha del festejo:

Algemesí, 4ª de Feria y 2ª del Certamen “Naranja de Plata”. Casi lleno. Dos erales de Jandilla (1º y 5º) y dos de Vegahermosa (2º y 4º) para lidia a pie de buen juego en general, y uno de Valdemoro (3º) para rejones, deslucido.

Tomás Úbeda (escuela de Nimes), silencio y vuelta al ruedo

Juan Antonio Navas (escuela de Valencia), silencio tras dos avisos en ambos

El rejoneador Vicente García, que debutaba, saludos tras dos avisos

 

FOTOGALERÍA

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.