inicio
Sólo Salvador Vega cortó una oreja al cuarto de la tarde
J.A. Romera Fadón.- Vídeo: Antonio Pastor - 17/08/2015
Hugo Cortés
Hugo Cortés


La segunda de abono comenzaba con la expectación propia de aquellos aficionados que buscaban ver y encontrar el toreo de sus paisanos. Abría la terna Salvador Vega, seguido del fuengiroleño David Galán y el joven diestro Fernando Rey; ante ellos la mansa y descastada corrida de Martín Lorca y en los tendidos casi tres cuartos de entrada.

El primero de la tarde para Salvador Vega, de pelaje castaño, embistió con fijeza y humillando mientras que el diestro lo recibía genoflexo y echando una rodilla en tierra, a este bello saludo capotero le siguió un ceñido y elegante quite por chicuelinas. Tras brindar al público y colocarse la montera sobre los pies recibió al burel con muletazos por alto en la diestra. Conforme avanzaba la faena el torero le cogía los vuelos al toro que tan solo pegaba medias embestidas y buscando en todo momento él estar cruzado con el animal, desarrollando un más que correcto trasteo a los sones de “Ópera flamenca”. Leve petición de oreja tras una estocada tendida y que acabó con vuelta al ruedo. El cuarto de la tarde fue el toro de más peso de la tarde y posiblemente el mejor del encierro; lo recibió de salida con lentas verónicas (cada una con más regusto que la anterior) y finalizó el saludo capotero con cuatro medias de manos bajas. Durante toda la lidia se le vio con el control de la situación propia de un torero que alcanza su momento de madurez. En la faena de su segundo vimos a un Vega más clásico, alcanzando momentos de torería al coger la zurda antes de que cantara el animal y buscara la huida hacia tablas. Un artístico cierre de faena con rodilla en tierra precedió a una gran estocada con la que logró una oreja y quien sabe si la sustitución del día veintiuno.

Galán volvía a la Malagueta tras siete años sin pisar su albero; a su primero de la tarde lo recibió a la verónica con temple, dejando ver el toro su condición de tardío que manifestaría en el último tercio. Dos pares (asomándose al balcón) de Javier Ambel pusieron la plaza en pie mientras recogía una fuerte ovación. Las ganas con las que venía el diestro fueron tales que no se compungió ante las escasas posibilidades del animal (corto de recorrido y tardo) llegando a resultar excesiva incluso la última tanda. Lubricó el final de faena con una estocada caída a la que le acompañó una vuelta al ruedo. En el recibo del quinto vimos al Galán al que estamos acostumbrados: larga cambiada, seguida de delantales y chicuelinas mientras que el toro acometía humillando. Ambel volvió a lucirse bregando al toro hasta el punto de escucharse algunos aplausos entre capotazo y capotazo. Durante la faena el diestro optó por expresar su toreo (pata adelante, cintura encajada y desprendiendo en todo momento la ambición con la que llegó a la plaza). Inteligente a la hora de darle el tiempo antes de tocar para arrancarle los muletazos y evitar que se amontonara. Tras varias tandas exigentes por la derecha, cogió la muleta para torear al natural pero la faena perdió intensidad y no pudo ser recuperada al volver a la mano diestra. La estocada desprendida y la tardanza al caer enfriaron al público y el fuengiroleño recibió la ovación en el tercio.

Rey era el diestro con menos bagaje (apenas hacía unas semanas que había tomado la alternativa). No pudo estirarse con el capote por la sosa acometida del burel y pese a que embistió con fuerza en ningún momento pudimos apreciar la fijeza del animal. Muy destacable el quite por navarras de Vega finalizado con una vistosa revolera. Con la muleta no logró el de Torremolinos que el toro cogiera la inercia que necesitaba para ligar las tandas y tras varios enganchones y puntazos encontró su defensa en las cercanías y enseñando el pecho. La entrega y desparpajo fueron piezas claves en la faena que se vieron difuminadas al fallo con los aceros acabando todo en silencio. El último castaño fue falto de fondo desde que salió por chiqueros y eso que no mostró mala condición. Llevó al caballo galleando por chicuelinas antes de que en el último tercio se desplomara finalmente y acabara con otro silencio debido al fallo con los aceros.

 

Ficha del festejo

Plaza de toros de La Malagueta. Segunda de abono de la feria de Málaga. Algo más de media plaza. Toros de Martín Lorca para los diestros Salvador Vega, David Galán y Fernando Rey. 

Salvador Vega, vuelta al ruedo tras aviso y oreja 

David Galán, vuelta al ruedo y ovación 

 Fernando Rey, silencio tras aviso y silencio

 

Así se lo contamos TORO A TORO

FOTOGALERÍA

 

  Votar:  
Resultado: 4,2 puntos4,2 puntos4,2 puntos4,2 puntos4,2 puntos   5 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.