inicio
Pablo Belando y El Gallo se van de vacío
Antonio José Candel - 06/09/2015
SURESTE
SURESTE

 

Llegaban a Calasparra los Veragüas de Don Tomás Prieto de la Cal para demostrar, una vez más, que otra Tauromaquia es posible. Esa Tauromaquia de la emoción, la bravura y la entrega. De la conjunción inteligente toro-torero. No fue una corrida completa. Por supuesto que no. Eso es algo inimaginable para quien reseña seis astados con el ánimo inquebrantable de alcanzar el triunfo y, con él, el justo reconocimiento a su labor que se proyecta en el tiempo durante tres o cuatro años únicamente con el objetivo de criar al animal más bello que pasta en el mundo: el Toro.

Remendaba la preciosa novillada de jaboneros un ejemplar (también jabonero) de “Toros de la Plata”. Le tocó en suerte a Pablo Belando. El espada murciano exhibió una entrega sincera ante el rajado y soso animal, aquerenciado desde el principio. Lo intentó, porfió, pero no pudo conquistar el lucimiento. Al cuarto de la tarde, de nombre “Lucero”, lo recibió con un farol de rodillas. Con la franela en la mano diestra y desde el mismo centro del ruedo citó al novillo para firmar una serie emocionante. Después, sus propias dudas y la brusquedad de su antagonista le hicieron pasar algún apuro. Con el arrimón final consiguió captar el cariño y el reconocimiento de la afición de la ciudad arrocera.

Manolo Vanegas supo ofrecer a la afición de Calasparra lo que exige tarde tras tarde: disfrutar de la suerte de varas (aunque fuera en un puyazo). Colocó bien a “Hocicón” para que peleara con bravura en el peto del varilarguero que a la postre abandonaría el albero entre los aplausos del respetable. En la muleta terminó por destapar las cualidades de un gran novillo. Prontitud, bravura, ritmo, largura y profundidad. Todo ello con calidad y nobleza. Un veragüa de veinticinco muletazos apasionantes. Como es natural, terminó orientándose y prendió a su matador, afortunadamente sin consecuencias. La muerte de “Farolero”, que hizo quinto, la brindó al matador de toros murciano Rafael Rubio “Rafaelillo”. Sufrió un duro castigo en el caballo. Sin afligirse, dejó que Vanegas le echara los vuelos por delante en los naturales. Algunos de buen cuajo. Se tiró a matar para rubricar de esta manera la puerta grande.

En tercer lugar actuaría A. Darío “El Gallo” ante “Aguardentero”. El novillo, que salió de toriles fiel a su consanguineidad, se estrelló en una de las pilastras de hormigón que apuntalan las barreras. Un choque tremendo. Llegó brusco al último tercio y al joven espada le fue imposible acompasar esa embestida. El cierre a una tarde interesante de toros la puso “Pajarraco”, un novillo bautizado con un nombre con solera en el hierro de Don Tomás. El novillo, de bella estampa, parecía mermado de salida. Igual mereció el moquero verde. No lo estimó así la autoridad y se mantuvo en el ruedo. “El Gallo” basaría una faena discontinua por el pitón izquierdo. Nos quedamos con la miel en los labios.

Plaza de Toros de “La Caverina” (Calasparra)

Cuarta novillada con picadores de abono de la XXVI Feria Taurina del Arroz. Un tercio de entrada.

Cinco novillos-toros de Prieto de la Cal y uno de “Toros de la Plata”, lidiado en primer lugar. El segundo y el cuarto ovacionados en el arrastre.

Pablo Belando: saludos tras petición y ovación con saludos.

Manolo Vanegas: oreja y oreja.

A. Darío “El Gallo”: silencio y silencio.

Incidencias: Lluvias intermitentes durante toda la tarde. Saludaron al banderillear al tercero de la tarde los hombres de plata de A. Darío “El Gallo”.

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.