inicio
Juan Romera.- Vídeo: Antonio Pastor - 21/08/2015
Hugo Cortés
Hugo Cortés


El cartel de hoy había levantado espectacción entre la afición malagueña, y esto se hizo notar de manera notable en los tendidos de la Malagueta donde se rozó el lleno.

 
Encabezaba la terna el sevillano Morante de la Puebla, seguido del malagueño Salvador Vega que cogía la sustitución por la grave cornada de Jiménez Fortes en Vitigudino; cerraba Jose María Manzanares, de catafalco y azabache.

No estuvo Morante con el primer jabonero de la tarde, lo pinchó varias veces y se oyeron pitos; ahí quedó la cosa, y no sería de buen aficionado centrarse en ello, especialmente viendo lo que ocurrió con el cuarto. Salió el negro listón de Cuvillo y el de la Puebla lo vió, lo vimos todos: cogió la capa con esa sensibilidad especial con la que los artistas cogen su instrumento de trabajo; se encajó de cintura, se puso erguido y toreó. Casi una docena de verónicas con temple, profundidad y sentimiento, sacando el toro al centro del ruedo y poniendo la plaza en pie con el remate. Después el toro recibió un puyazo
trasero y caído, cogió Morante el capote y volvió a poner a la plaza en pie tras cinco chicuelinas enganchando al toro con los vuelos y rematando con una media a pies juntos que recordó a la mítica de la Maestranza. Volvía a caer trasero el segundo puyazo y realizaba Salvador Vega un templado quite por delantales que tambíen levantó los “¡olés!” del público. Le brindó el toro a Fortes, cuya pancarta con el #FUERZAFORTES se encontraba en los terrenos del 4, y al momento se fue para el
tendido 8, se sentó en el estribo y comenzó con ayudados con alto para finalizar con un barroco molinete y un natural ayudado por bajo. Los derechazos fueron largos y profundos, aguantando las complicaciones del Cuvillo, referidas especialmente al cabeceo del que pecaba durante el muletazo. Bajó de intensidad por el izquierdo, pitón por el que era mucho más difícil pero tomó nuevamente la diestra y volvió el arte: ayudados por alto, trincherazos y cambios de mano fueron algunos de los detalles que nutrió a la faena, al igual que lo hizo el juego de terrenos con el que contó Morante (siempre a favor del toro). Mató de estocada desprendida y cortó una oreja; en un gesto de sinceridad indicó al púlico que su premio hacía recompensa a lo realizado.

Salvador Vega con el primero mostró la gran dimensión y el buen sabor de boca dejado en su pasada actuación; manejando con soltura y gusto el capote en ambos toros y logrando ganarle los terrenos al toro. Los dos puyazos cayeron traseros y el toro salió suelto. Tras dos grandes pares de Victor Nieto el torero de plata se desmonteró y saludó. Brindó al público su primero e inició faena desde el centro del ruedo alternando pases de las flores y derechazos por alto para, en la tanda siguiente, cuajarlo en redondo por el derecho mientras le bajaba la mano al de Cuvillo. Perdió intensidad por el izquierdo, que apretaba, al poderle ganándole el paso el pitón contrario. Su firmeza y la estocada le valieron una oreja con petición de la segunda. El quinto de la tarde fue un toro pegajoso de salida y manso en el caballo, muy difícil en la muleta sobretodo por el pitón izquierdo por donde el toro derrotaba con brusquedad y echaba la cara arriba. Le aguantó con firmeza el diestro, le pudo e incluso se sintió con el cierre de faena por bajo muy en torero. Pinchó varias veces y recogió la ovación desde el tercio.

 

El alicantino, que no se encuentra en el mejor momento de su carrera, se topó con el peor lote. Recibía Manzanares a su primero a la verónica, sin romper demasiado hacia delante el toro, para cantar su comportamiento de manso en el caballo. Lo sacó a los medios sin exigirle, pero el toro exigió: mirón, con embestidas inciertas, sin clase, y cabeceando. En varias ocasiones le dudó, tomó la espada, pinchó una vez. Tras finalizar la lidia se escuchó una ovación dirigida para Jiménez Fortes. Tambíen brindó a Fortes y a los compañeros heridos en el ruedo; más firme estuvo con el último del festejo con el que Curro Javier se desmonteró. Tardo al toque pero mirón y sin clase al igual que su primero. Buscó estar cruzado y sacarle algunos muletazos sueltos con cierto empaque. La  ransmisión de la faena la puso el diestro, que pese a escuchar silencio en este toro se llevó una cálida ovación al despedirse de la plaza.

Ficha del festejo:

"Morante de la Puebla" , pitos y oreja con petición de la segunda

Salvador Vega, oreja con petición de la segunda y ovación con saludos

José María Manzanares, silencio y silencio

 

Así lo contamos en Toro a Toro

FOTOGALERÍA

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   1 Voto

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.